Hoy:

    Más de 220 mil colombianos padecen de Párkinson

    Abril 11, 2017 - 12:00 a.m. Por:
    Redacción de El País 
    Párkinson

    De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 6,3 millones de personas en el mundo padecen de Párkinson. La mayoría de los pacientes son hombres.

    Foto: Archivo de El País

    A Miriam la vida le cambió hace un año. Los temblores en las manos, que la acompañaron durante buena parte de su vida adulta y a los que no les había prestado atención, se intensificaron de un momento a otro.

    Empezó a caerse sin saber porqué y sus pasos y postura comenzaron a inclinarse hacia la izquierda.

    Sin embargo, la caída en una piscina que estaba vacía y nunca percibió y un golpe fuerte en la cabeza, fueron señales que encendieron sus alarmas.

    Algo no andaba bien.

    Párkinson, fue el diagnóstico que le dio el neurólogo luego de practicarle exámenes y tomografías. El especialista le explicó que esta es una enfermedad degenerativa, incurable. Le explicó que su cerebro perdía de a poco una sustancia llamada dopamina, que ayuda a controlar los músculos. Y que la seguiría perdiendo el resto de su vida.

    “Fue muy duro enterarme de que tenía esta enfermedad, pensé que iba a morirme. Pero en lugar de quedarme quieta en la casa o en la cama, decidí buscar ayuda porque me enteré de casos en los que las personas pueden vivir bien con la enfermedad, que no es algo terminal sino crónico”, cuenta Miriam.

    Cuatro días después de ser diagnosticada, empezó un tratamiento para aplacar los temblores, la rigidez muscular, la inestabilidad en su postura y la pérdida de expresión facial, todos síntomas propios de esta enfermedad descubierta por James Parkinson un día como hoy, hace 200 años.

    Tres veces a la semana tiene terapias que comprenden estiramientos sencillos, actividades cognitivas y de concentración, de fonoaudiología. El viernes en la tarde es la tangoterapia, una técnica en la que a través del baile se recupera la motricidad, la memoria y la postura.

    Miriam es una de los 1600 pacientes que han pasado por la Fundación Párkinson de Colombia, una entidad creada por el neurólogo Gerardo Hernández hace trece años para atender a quienes tienen esta enfermedad y donde se busca que las personas aprendan a vivir bien y recuperen aspectos básicos de la cotidianidad, como bañarse, vestirse o, incluso, salir solos a la calle.

    Cuenta Beatriz García, directora de la Fundación Párkinson Colombia, que mediante programas de acondicionamiento integral se pueden mejorar y mantener procesos independientes y funcionales de los pacientes para evitar la dependencia o la postración.

    Según cálculos de la Asociación Colombiana de Neurología, en el país hay unas 220.000 personas que tienen Párkinson. Y aunque en los registros de la Secretaría de Salud Municipal no hay una cifra de cuántas personas están afectadas con este mal, García estima que el número de pacientes que tienen la enfermedad supera los 3500.

    “Este es un grupo importante de personas que no tienen el suficiente tratamiento. Esto se presenta porque las familias y el mismo paciente desconocen el diagnóstico y creen que con medicamentos van a manejar la enfermedad. Si bien no hay una cura para el Párkinson, hay que enfatizar en que este es un mal que se puede controlar y se puede retrasar el deterioro del paciente”, dijo García, quien indicó que una de las dificultades que más presentan quienes tienen la enfermedad, son daños emocionales pues consideran que el Párkinson es terminal y no crónico.

    El neurólogo de la Fundación Clínica Valle del Lili, Jorge Orozco, explica que la población más impactada por esta enfermedad son los mayores de 60 años, pero también se reportan casos de pacientes desde los 30 años.

    Por su parte, el neurocirujano Óscar Escobar indicó que la estimulación cerebral profunda es una operación por medio de la que se pueden recuperar y mejorar “sustancialmente la calidad de vida y la funcionalidad de los pacientes, pues con este procedimiento se presenta una reducción en los temblores, la lentitud y la rigidez de los pacientes. La cirugía mejora en un 53 % los síntomas, pero si se acompaña de un tratamiento con medicación, la mejora puede alcanzar el 80 %”.

    De acuerdo con Escobar, este año hay cuatro pacientes en lista de espera para este procedimiento en el HUV. El año pasado se realizó la primera cirugía de este tipo en esa casa de salud.

    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad
    VER COMENTARIOS
    Publicidad