Luis Carlos Restrepo y su oposición a Santos desde el exilio

Febrero 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogotá
Luis Carlos Restrepo y su oposición  a Santos desde el exilio

Luis Carlos Restrepo, ex comisionado de paz de Colombia.

Los ataques del ex comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, serían para lograr su asilo o una ‘cortina de humo’ para su proceso. El ex funcionario del gobierno saliente es investigado por falsas demovilizaciones.

La vida del excomisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, tuvo un giro de 180 grados, que lo llevó de ser un protagonista de la vida nacional a un ‘reo ausente’ en búsqueda de un asilo político desde la clandestinidad, por cuenta del proceso que le adelanta la Fiscalía General de la Nación por la presunta falsa desmovilización del frente ‘Cacica Gaitana’ de las Farc.La actual situación de Restrepo genera diversos puntos de vista y se hacen cábalas sobre cuáles son sus verdaderas intenciones frente a este escenario jurídico que enfrenta, ya que los dos comunicados que se han conocido en Internet manifiestan un claro ataque a la gobernabilidad del actual presidente, Juan Manuel Santos, quien sea dicho de paso, se ha abstenido de responder al excomisionado y al mismo ex presidente Álvaro Uribe. Esta decisión presidencial de guardar silencio -según se conoció- se extendió a todo el gabinete, que muy disciplinado, se mantiene al margen de los ataques.Para analistas y políticos la lectura de estos comunicados que invitan, incluso, a refundar la Patria, tienen una doble connotación: mientras hay sectores que aducen que puede ser una herramienta para mostrarse como víctima y lograr su objetivo del asilo, otros consideran que podría ser una ‘cortina de humo’ para desviar la atención del proceso judicial que afronta.En el primer comunicado de Restrepo desde la clandestinidad, el excomisionado atacó al gobierno Santos, de quien dijo que el uribismo “se equivocó al elegirlo como su candidato porque aunque se ganaron las elecciones se perdió el Gobierno” y paso seguido lanzó una campaña en contra de la reelección que calificó como de la “la mentira”.Ante ese planteamiento y la propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente, el senador de la U, Armando Benedetti dijo que Restrepo, desde la clandestinidad, “pide espacios que no le corresponden” y añadió que “él no tiene personería jurídica, no representa a nadie y solamente le ponen cuidado los medios de comunicación porque el resto del país no”.Para Benedetti es evidente que Restrepo “quiere desviar la atención y espera que le contesten” al hacer referencia a que está manejando una estrategia “de asilo en una clara jugada política”.En concordancia con lo anterior, el senador liberal, Luis Fernando Velasco, al indicar que Restrepo debe dar la cara, dijo que “a cambio de enfrentar el proceso trata de deslegitimar la institucionalidad y con esto lo único que está logrando es destruir su propia defensa”. Velasco comentó además que hablar de refundar la Patria lo tiene que hacer “una persona con autoridad política”, por lo que aseguró que “él pierde toda autoridad con ese tipo de afirmaciones”.Para el exmagistrado de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández, las manifestaciones de Restrepo dejaron en evidencia que “quiere tender una cortina de humo sobre su situación”, y sustentó esto al advertir que el ex comisionado hace acusaciones sin “verdaderas bases jurídicas, sin pruebas, al acusar al Presidente de interferir y manipular la justicia”.Al referirse al tema del asilo Hernández dijo que “desfigura este derecho y terminaría como el caso de María del Pilar Hurtado (ex directora del DAS refugiada en Panamá), que desdibujó toda la esencia de esta figura como está concebida en el derecho internacional”.El analista internacional Horacio Godoy desvirtuó las acusaciones de Restrepo y aseguró que pareciera que estos argumentos quisieran mostrar a Colombia como “una dictadura, desconociendo que hay poderes judiciales”.Al darle una mirada política a esta situación, Godoy manifestó que hay que determinar si se trata de la “agenda del expresidente Uribe Vélez o la de los uribistas”, o también la intención de “desviar totalmente la atención del proceso que se le adelanta”.Para Godoy no se descarta la posibilidad de que estos documentos emitidos puedan ser utilizados para argumentar una persecución política y con eso “reforzar la petición de asilo” para lo cual sentenció que el país que le otorgue este beneficio será “poco serio”. Uribismo y santismo Dentro de este nuevo episodio que afecta a uno de los alfiles del gobierno del ex presidente Uribe surge nuevamente la crisis de las relaciones del exmandatario con su sucesor, Juan Manuel Santos.De hecho, Uribe ya intervino y criticó a la Fiscalía por el proceso al argumentar en Twitter, que Restrepo “salvó (a la sociedad) de más de 45.000 personas dedicadas al crimen”.A su turno el senador liberal Juan Fernando Cristo, opositor al anterior gobierno, manifestó que pareciera que el excomisionado Restrepo quisiera montar un gobierno en el exilio y sumó a este comentario que detrás de esto podría estar el expresidente Uribe Vélez.Simón Gaviria, representante a la Cámara y director del Partido Liberal, dijo que las declaraciones de Restrepo “están rayando en la locura”.Por su parte, el representante a la Cámara y vocero del Partido Cambio Radical, Germán Varón Cotrino, aclaró que el enfrentamiento entre los uribistas y santistas lo único que va a generar es una afectación a la institucionalidad del país y al buen desempeño del actual Gobierno. Asilos vs. procesos judiciales en Colombia El asilo político comenzó a tomar matices de fuga cuando el entonces senador y primo del expresidente Ávaro Uribe, Mario Uribe, al conocer que la Corte Suprema de Justicia le dictó medida de aseguramiento por sus nexos con paramilitares, tomó la decisión de refugiarse en la Embajada de Costa Rica en Bogotá, donde solicitó protección. No obstante, ésta le fue negada y el congresista se tuvo que entregar a la justicia.El episodio de la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado, a quien le fue concedido el asilo en Panamá en 2010 abrió el debate sobre la responsabilidad penal y esta figura internacional, toda vez que la exfuncionaria se encuentra procesada y con medida de aseguramiento vigente por el escándalo de las interceptaciones telefónicas a miembros de la oposición, defensores de Derechos Humanos y periodistas en Colombia. Hasta el momento, el vecino país ha negado su extradición.Otro de quien se dijo buscó asilo en Costa Rica fue el exministro del Interior y Justicia, Sabas Pretelt, quien se encuentra investigado por la supuesta entrega de prebendas a congresistas para la aprobación de la reelección. Sin embargo, nunca se confirmaron estas versiones.En su momento, el expresidente Uribe fue cuestionado por diversos sectores, debido a que aseguró que él le había recomendado a sus funcionarios en problemas judiciales que buscaran asilo, porque consideró que en Colombia no hay garantías para ellos.Actualmente, el ex comisionado Restrepo busca el asilo, pero está pendiente la respuesta de la Interpol de la circular roja para su captura, la cual -según analistas- si se emite primero que el asilo se debe ejecutar, pero si sucede lo contrario se repetiría el episodio de Hurtado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad