Hoy:

Los temores frente a fallo de la Corte que protege a 'padres embarazados'

Febrero 21, 2017 - 12:10 a.m. Por:
Redacción de El País

Empresarios y algunos gremios como la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, y la Federación de Gestión Humana, Acrip, recibieron con reservas el fallo de la Corte Constitucional que prohibió el despido de  hombres cuyas esposas o compañeras estén embarazadas y dependan económicamente de ellos. Lea también: Padres no podrán ser despedidos durante licencia de maternidad de su esposa. Tras aclararse que, aunque se trata de un beneficio importante, no deja de preocupar, dado que podría profundizar  la informalidad, al igual que la contratación por prestación de servicios y el empleo temporal, además de presentarse posibles abusos con la medida. Dicho beneficio complementa el reciente aumento de 14 a 18 semanas de la licencia de maternidad. Ahora el mismo cobija a los hombres, pero por el lado de su estabilidad laboral.  El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, indicó, por ejemplo, “que aunque la norma se reglamente existirá siempre el empleado ‘paquete’ (perezoso) que no se puede despedir porque la esposa está en gestación y es protegido durante la licencia de maternidad y de lactancia del bebé”.  Y lo peor, anota, existe el riesgo de que se presenten otros embarazos casi inmediatos por cuenta de un empleado de baja productividad que se aprovecha de la norma constitucional. La propia ministra del Trabajo, Clara López, admitió esa situación al señalar que pese a que es seguro que se presentarán casos de abusos por parte de empleados, esa cartera no permitirá que los empleados abusen de la norma. “Hay que demostrar que en este caso el hombre está velando por la mujer porque es un beneficio no sólo de carácter económico sino para la madre gestante. Debe ser un acto responsable por parte del trabajador”, sostuvo. Medida de cuidado Iván Arenas, presidente de la Junta Directiva Nacional de Acrip, le dijo a El País que “la norma es riesgosa para las empresas porque, además del tema impositivo, ahora se le suma el hecho de que una persona no puede ser despedida por cuenta del embarazo de la cónyuge o compañera”. Preocupa, señaló, “por la cultura de ciertos trabajadores irresponsables que ahora serán intocables en las organizaciones”. En concepto del dirigente la medida promoverá más el índice de embarazos por lo que “es importante que ahora la autoridad le ponga más el ojo a la irresponsabilidad de estas personas, sobre todo entre quienes devengan el salario mínimo, lo que generará un mayor problema social en el país”. Por su parte, el gerente seccional de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi. Gabriel Velasco, opinó que “entendemos que con esta decisión la Corte quiera ser garantista y busque generar una protección adicional para las familias. Sin embargo, estás garantías siempre terminan estando a cargo de alguien. En este caso los responsables serán las compañías”.  Y añadió: “Nosotros invitamos a los organismos que tienen la facultad de tomar estas decisiones, que revisen también; si estás afectan o no la competitividad colombiana, y si esto nos pone en desventaja a nuestras empresas frente a otros países”. Entretanto, Alfonso Santacruz, miembro del Observatorio Laboral del Valle, señaló que “la norma es loable tiene cosas buenas, pues permite que la madre apoyada por su esposo le puedan dedicar más tiempo a su hijo”. Sin embargo, recalcó que “frente a la reacción empresarial esto tiene unas aristas negativas, porque habrá más restricciones a la hora de generar empleo” más estable.   Santacruz llamó, asimismo, la atención sobre la probabilidad de  que la informalidad  aumente —con estas y otras normas— pues hay mucha gente contratada por prestación de servicios y de forma temporal, lo que inclinaría más a los empresarios a acudir a este tipo de opciones para enfrentar sobrecostos laborales y protegerse. “Hay que reglamentar” “El beneficio de la estabilidad laboral es muy positivo, sobre todo si el padre es cabeza de hogar, y más si la futura madre no está trabajando para apoyar económicamente el hogar. Para ella es una tranquilidad que exista esa disposición. Pero creo que eso tiene sus restricciones, y veo la medida un poco en el aire.  Pienso que la norma  se debe reglamentar, pues el hombre como empleado no debe hacer lo que quiera en la empresa, y esta se vea limitada para rescindir su contrato de trabajo. Me parece que si una persona comete una falta grave en su empresa, que amerite un despido, el solo hecho de que será papá, limita a la empresa para actuar conforme a la ley en esos casos. Por eso no estoy totalmente de acuerdo con esa norma, que es muy buena siempre y cuando se aplique como debe ser. Es decir, como un  aporte a la tranquilidad económica,  de bienestar        y de seguridad  de una futura madre de que no tendrá dificultades frente a un recorte de personal —en la empresa donde labora su esposo o compañero— o porque se produzcan despidos sin justa causa.Otra cosa es cuando el trabajador es despedido e indemnizado por la respectiva compañía conforme a la ley. Mara Tamayo Abadía,sicóloga clínica Univalle

 

CONTINÚA LEYENDO
VER COMENTARIOS