Los reparos de Cambio Radical a la JEP que motivaron la separación de la Unidad Nacional

Los reparos de Cambio Radical a la JEP que motivaron la separación de la Unidad Nacional

Octubre 16, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeres - Colprensa
Germán Varon Cotrino

Germán Varon Cotrino, senador del partido Cambio Radical.

Colprensa

Fue quien lideró en las dos últimas semanas la estrategia de Cambio Radical para salirse del Gobierno, sin importar que haya tenido que recibir ‘palo’ de sus antiguos socios de la Unidad Nacional y hasta del ministro del Interior Guillermo Rivera.

Germán Varón Cotrino, el senador y político más cercano a Germán Vargas Lleras, no anda con rodeos. Ha casado peleas famosas como con Álvaro Uribe cuando era presidente de la República y Cambio Radical se salía de ese gobierno.

En esta ocasión asegura que además de la Justicia Especial de Paz (JEP), su partido tiene cuestionamientos a la reforma política, a las circunscripciones de paz, en concreto al resto de la agenda legislativa de paz de que asegura, únicamente acompañarán lo constructivo.

¿Era el momento para salirse del Gobierno?

No fue una intención de Cambio Radical salirse del Gobierno, yo vengo haciendo unas observaciones desde mayo cuando iba a ser coordinador ponente de la Justicia Especial de Paz, para esa fecha ya habíamos puesto de presente varias circunstancias. Una, las jurisdicciones especiales, que de modo alguno le van a llegar a los campesinos, a las víctimas, a los indígenas. Quién va a creer que unas personas en esas condiciones económicas, políticas, sociales, puedan ponerse a hacer campaña política en competencia con los partidos políticos tradicionales y con las mismas Farc, que van a tratar de copar esos espacios.

Dos, ese tema de las jurisdicciones se trató en junio y el Gobierno se comprometió a ver cómo lo enderezaba y se hizo la propuesta de que de las asociaciones de víctimas hubiera representantes y se pudiera nombrar cuando tuvieran más de 10 años de experiencia. Tercero, desde ese momento venimos diciendo que no nos parece lógico que entren a hacer política sin que se hayan sometido a la Justicia Especial para la Paz. El ciudadano del común no ve con buenos ojos esas circunstancias y siente que estamos generando un camino hacia Venezuela cuando -sin ningún tipo de medida- los señores pueden hacerle un homenaje al ‘Mono Jojoy’, ir al Congreso, ir a las universidades, hacen política y no han reparado ni han dicho la verdad, por lo menos iniciar ese sometimiento a la JEP.

¿Ustedes se salen de la Unidad Nacional porque sintieron que les estaban haciendo una encerrona?

No, había una serie de observaciones en la JEP y esto detona que el Gobierno le diera prioridad a una reforma política. Cuando los partidos pierden legitimidad no solo es el resultado de que han incurrido en errores monumentales, sino de que la agenda legislativa parece ser totalmente ajena al ciudadano. Hay una serie de problemas que analizan los ciudadanos, como la seguridad, el tema pensional, el tema de empleo, y nosotros hablando de una reforma política para ver cómo nos elegimos. Eso nos deja en una condición de ilegitimidad y de lejanía de la opinión pública que es absolutamente evidente y esto lo propicia el Gobierno. Y no se ocupa de los temas de la JEP, y tampoco de los temas electorales. Incluyen una reforma política, pero no una reforma electoral en la JEP.

¿No seguirán acompañando más agenda del ‘fast track’?

Lo que es constructivo y necesario para el país lo seguiremos acompañando, haremos reuniones de bancada, votaremos y acompañaremos los actos legislativos y proyectos de ley siempre y cuando le sirvan al Gobierno.

¿Constructivo serán las 16 circunscripciones de paz?

No, ni la forma en que se eligieron los magistrados de la JEP, ni tampoco que no se sometan a la Jurisdicción de Paz los actores del conflicto antes de participar en política. Hay que esperar a ver cuál fue el acuerdo al que llegó el fiscal Néstor Humberto Martínez con las Farc, quien tenía una serie de observaciones válidas sobre lo que es la JEP.

Lea también: Vargas Lleras dice que las Farc tienen un plan político para llegar al poder e "incendiar el país"

¿Arrancó muy rápido la campaña presidencial?

Se ha venido precipitando en la medida que los diferentes partidos han diseñado mecanismos para escoger a sus candidatos, pero me parece que es un poco precipitado. Es una campaña que si se anticipa mucho, lo que hace es perturbar el desarrollo administrativo de un periodo que va terminando. Yo nunca he estado en campañas largas.

¿Pero Germán Vargas –su jefe– con las firmas no lo está anticipando?

Claro, porque frente a 25 personas que lo están haciendo, es una presencia ciudadana evidente y recoger las firmas mantiene el movimiento político.

¿De qué sectores está sumando Vargas Lleras a su aspiración presidencial?

Ya lo han anunciado varios. Miembros del partido de la U que no tienen candidato a la Presidencia de la República y que no incurrirían en doble militancia por acompañarlo.

¿Una consulta interpartidista a la que vaya el exvicepresidente tendría sentido hoy o mejor que se vaya solo?

Esos cálculos políticos los tendrá que hacer él en su momento, ahora estamos pendientes de lograr una representación en el Congreso de la República que sea lo suficientemente fuerte para asegurarle su llegada a la Presidencia y que tiene en una de las ramas del poder público mayorías.

¿Cómo van a conformar las listas?

No he participado en el tema, estoy en mi propia campaña, las decisiones las ha tomado el director del partido. Vamos a tener, y ojalá lo logremos, un senador por cada departamento y las cámaras que corresponden igualmente.

¿Es decir doblarse a lo de hoy?

Sí, porque la simpatía que siente la gente con Germán Vargas se va a reflejar en el Congreso.

¿Una coalición de listas para el Congreso le afectaría a Cambio Radical?

Habría que mirar cuáles son las condiciones porque una lista de coalición puede ser de muchas maneras. Por ejemplo, cerrar una lista en este momento sería una cosa que a Cambio Radical no le sirve porque obviamente ha hecho una convocatoria y tiene unos candidatos que vamos, pero además no tiene sentido cambiar las reglas de juego a cinco meses de la elección.

¿Le gusta entonces la idea del transfuguismo?

Es más útil dejar que haya transfuguismo y no mezclar partidos que tienen diferente ideología porque el mensaje para la opinión pública es errado; es decirle que no importa lo que se piense porque aquí lo que nos importa es la credencial.

¿El transfuguismo les sirve?

En parte sí. Puede llegar gente de otros partidos, y no solo a Cambio, a más partidos también.

¿Con quién podría hacer una coalición Germán Vargas?

Falta mucho, falta que se termine el proceso de paz, que se empiece a evidenciar cómo se va a implementar, eso va a generar en la opinión pública una aceptación o un rechazo, y en ese momento los parlamentarios mirarán qué es lo que les conviene y si están interpretando a esa opinión y de acuerdo a esa valoración van a definir a qué partido van a acoger.

¿Con la posición fuerte en el tema de la JEP, Cambio Radical está más cerca del uribismo?

No, porque el doctor Uribe y el Centro Democrático hablan de deshacer el proceso. Nosotros no creemos en deshacer el proceso, sino en enderezarlo en su trayectoria.

¿El liberalismo, la U o los conservadores estarían cercanos a Vargas?

La verdad, varios de esos partidos y algunas de las personas que se han pronunciado consideran que hacer una observación o una reflexión sobre el proceso es casi que atacarlo, cosa que no es cierta, esa es la función del Congreso de la República, sino para qué lo llevan allá.
Cuando dice el Ministro del Interior que incurrimos en una contradicción no es cierto, una cosa es el marco jurídico, pero la extensión, los alcances y la distancia son determinados por la ley estatutaria de la JEP, es donde están los detalles.

¿Más allá de la JEP y la agenda de paz qué podrá hacer este Congreso en su último año?

Lo veo muy difícil, el Gobierno obviamente quiere dejar implementado la totalidad del acuerdo y por la forma, los tiempos y los contenidos, no creo que sea antes de junio del otro año. Desde el 10 de marzo de 2018 arranca una campaña que es de carácter presidencial, con una primera vuelta en mayo y la otra en junio.

¿Clara López podría llegar a hacer una coalición con Vargas?

Esto de anticiparse de cómo podrán ser las coaliciones no depende de quién quiere estar con quién, sino de la identidad ideológica que va a empezar a evidenciar fallas. Acuérdese de mí, cuando la gente vea que no están siendo juzgados sino que están haciendo política, se van a dar cuenta de que la opinión pública va a censurar esa circunstancia y eso va a generar el temor en la gente para votar en escenarios en donde se preserve el proceso de paz. Se equivoca el Gobierno cuando cree que al imponer un criterio va a lograr mantener el proceso. Recuerde lo que pasó en Argentina, en Chile, la estabilidad de un proceso depende de que los dos extremos queden satisfechos con la negociación. Acá no lo veo, siento que hay un sesgo y no se ha hecho la tarea de manera adecuada.

¿Las Farc son el gran enemigo a derrotar electoralmente, son tan fuertes?

No las vemos tan fuertes, pero es un enemigo a derrotar desde el punto de vista democrático, con las ideas y las urnas.

¿Ve a Colombia muy cercano a lo que pasó en Venezuela?

No cercano en el sentido de que la gente tiene mayor conciencia política, pero depende de sus dirigentes para dónde arranca un país. Acá hay buenos líderes, pero también hay tendencias que quieren coger hacia ese lado y hacer un ejercicio como el que se hizo allá, en donde aparentemente es democrático pero no, en realidad es autoritario.

¿Es riesgosa la coalición de centro-izquierda para Colombia?

No creo que sea de centro-izquierda, la veo totalmente de izquierda. Si ve los planteamientos del senador Jorge Robledo encuentra que hay una clara oposición a la propiedad privada, a desarrollo industrial, a inversión privada, y en ese sentido es que se ha venido moviendo Venezuela y otros países, y para ver si han sido exitosos no hay que ir muy lejos y ver sus economías.

Sobre la JEP

”Desde lo jurídico puede pasar que como no hay un tema electoral en la JEP, si se presenta a una elección política alguien del Estado Mayor de las Farc o que no ha terminado de resolver su situación como agente del Estado, y si demandan ante el Consejo de Estado, no hay ninguna reglamentación, absolutamente nada. Entonces, se debe entender que la Constitución sigue rigiendo y lo que reza en ese sentido es que no podrá ser elegido quien haya sido condenado en cualquier tiempo, a no ser por delitos políticos. Como aquí no hay juzgamiento, ese es un escollo de orden jurídico que podría surgir. Lo que hemos hecho es advertir después de que fue implementado el acuerdo, y el Gobierno pasa por encima”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad