Los ‘refuerzos’ que quieren fichar los partidos de cara a las elecciones

Junio 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Los ‘refuerzos’ que quieren fichar los partidos de cara a las elecciones

El gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, y el vicepresidente de la República, angelino Garzón, entre los más sonados.

Entre los personajes más apetecidos están el vicepresidente Angelino Garzón, el exalcalde Enrique Peñalosa y el general (r) Óscar Naranjo.

A pocos meses de que empiece la campaña, con miras a las elecciones del 2014, los distintos partidos políticos andan buscando los nombres que les permitan abrirse espacio en la opinión pública; el problema es que casi todos han salido a tratar de ‘contratar’ los mismos ‘pesos pesados’. Entre las figuras más pretendidas están el vicepresidente Angelino Garzón; el exalcalde de Medellín Alonso Salazar; el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo y el exalcalde de Bogotá, Enrique Peñaloza, quienes gozan de una amplia aceptación en distintos sectores de la población.El vicepresidente Garzón ha dicho en varias ocasiones que no volverá a la Presidencia y que prefiere ser candidato a la Gobernación del Valle, la Alcaldía de Cali o la Alcaldía de Bogotá. Con su caudal electoral y su popularidad, Garzón ha despertado el interés de varias colectividades. Incluso en el Partido de la U, aunque algunos sectores cuestionaron y presionaron su renuncia a la Vicepresidencia durante su recuperación del accidente cardiovascular que lo afectó a mediados del año pasado.El Partido Liberal aceptó en sus toldas a la hija del vicepresidente Garzón, Ángela Garzón, lo que para muchos ha significado un guiño al alto funcionario. Sin embargo, él mismo ha pedido independencia para terminar con tranquilidad su papel como Vicepresidente.No obstante, todo indica que el futuro de Garzón estaría en el movimiento Progresistas, donde ya ha sido invitado a discutir sobre diversos temas nacionales.Fajardo y Naranjo, en remojoOtro que empezó a figurar en la arena política es el general (r) Óscar Naranjo, luego de que el Presidente lo nombrara como negociador en el proceso de paz y como miembro de la Fundación Buen Gobierno. Analistas creen que podría ser una de las fichas de Santos a futuro. Pese a que el negociador no ha asegurado que tal posibilidad se dé, tampoco la ha descartado. Naranjo es una de las figuras más reconocidas por su lucha contra la delincuencia en la Policía, fue director General de la institución y también elegido como ‘El mejor Policía del mundo’ en el año 2011. El oficial ha tomado relevancia en el escenario político luego de que rechazara la invitación del uribismo a hacer parte del proyecto político del expresidente Álvaro Uribe, el Centro Democrático. Ya el jefe único del Partido Liberal, Simón Gaviria, había expresado que “a Naranjo se le vería bien la camisa roja”, lo que sugiere un guiño para que se vincule a la colectividad.Otro peso pesado en la política nacional es el gobernador de Antioquia Sergio Fajardo, quien pese a las diversas invitaciones tanto del Partido Verde como de otras colectividades ha asegurado que su proyecto está con la Gobernación y que su único propósito es continuar con “Antioquia la más educada”. Fajardo goza de una excelente imagen pública y de la aceptación y popularidad que lo destacan como muy buen ejecutor. Sin embargo, su futuro escenario parece estar en las elecciones del 2018.Exalcaldes en el radarEn el listado de posibles candidatos está también el exalcalde de Medellín Alonso Salazar. Su partido, el Verde, lo ha buscado para que asuma la Presidencia de la colectividad. Sin embargo, él declinó porque cree que “quienes hoy gobiernan el Partido Verde tienen el deber con la ciudadanía de construir un acuerdo, saltando intereses particulares”. Esto convierte a Salazar en un posible candidato fuerte en otra colectividad como la U o los liberales, de donde ya ha recibido propuestas. Lo único claro, de momento, es que Salazar está interesado en regresar a la arena política. El problema para el exalcalde es que antes de cualquier decisión, debe resolver un lío con la Procuraduría, que lo destituyó e inhabilitó por 12 años por participar en política mientras ejerció la Alcaldía de la capital paisa. El fallo fue apelado y está en revisión. Otro personaje cotizado es el exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa. El exmandatario ha sido reconocido por una buena gestión durante su administración (1998) y ha sido invitado a formar parte del uribismo. Incluso, el expresidente Álvaro Uribe apoyó su última campaña por la Alcaldía de Bogotá. En los corrillos políticos se considera que podría entrar a jugar un papel importante en la lista del Centro Democrático para el Senado o la Cámara. Sin embargo su respaldo al proceso de paz parece alejarlo de las toldas uribistas. Por ahora, Peñalosa ha reiterado que su partido es el Verde y asegura que de momento no se moverá de allí y esta semana expresó su deseo de aspirar a la Presidencia por esa colectividad. Hablan los analistasArmando Estrada Villa, exministro del Interior, cree que los partidos necesitan llamar a figuras de gran calado en la opinión pública, que no tienen en su interior. “La situación de Óscar Naranjo es casi que vergonzosa porque no se sabe si es liberal, conservador o cuáles son sus ideas políticas; todos le invitan a hacer parte de ellos cuando un partido debe fijarse en la ideología y en los programas. Los partidos tratan de buscar dirigentes en vez de formarlos”, asegura el académico. Según Estrada, la democracia Colombiana es débil y está conformada por partidos que no gozan de gran aceptación, “en las encuestas se puede ver que el 50 % de la población no tiene apego en los partidos, por eso estos buscan dirigentes que cautiven la opinión”.A su turno, el constitucionalista Carlos Gaviria dice que en Colombia hay escasez profunda de líderes. “Lamentable esta reacción de los partidos porque deben ser una organización social, justificada por una propuesta ideológica, no aparatos electorales apelando a personas ambiguas ideológicamente”. Según Gaviria, cualquiera de los ‘pesos pesados’ puede hacer parte de cualquier colectividad, lo que convierte a la política en máquinas electorales sin propuestas de fondo que pueden llegar al poder sin una ruta programática definida. “La democracia colombiana está por construirse, a los partidos se les debe exigir que sean promotores de programas políticos y propuestas diferentes y no que busquen llegar a la Presidencia sin programa o con un programa muy débil”, indicó el exmagistrado. El constitucionalista Juan Manuel Charry opina que las personas suelen confundir el escenario público con el político. “Antes los actores y personajes relevantes de la vida nacional saltaban a la política porque tenían credibilidad y reconocimiento. Esa confusión se sigue dando en el país y aún los partidos buscan reclutar personas que tienen visibilidad para pasar al escenario político”. Charry concluyó que el país aún no conoce las figuras que aparecerán en la política, pues “como es costumbre , los interesados en jugar aparecen seis meses antes de la elección”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad