Los ganadores y perdedores de esta contienda electoral

Los ganadores y perdedores de esta contienda electoral

Junio 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
Los ganadores y perdedores de esta contienda electoral

En la sede de campaña del Centro Democrático, los seguidores de Óscar Iván Zuluaga no ocultaron su tristeza tras conocer los resultados electorales.

Mientras que la paz y la izquierda se consolidaron en estas elecciones, la guerra sucia empañó la campaña presidencial.

Una campaña presidencial de la que hace cuatro meses se decía era la más aburrida de la historia, terminó siendo reñida, angustiosa por el afianzamiento de la guerra sucia como estrategia política y, quizá, la causante de que cambien de manera profunda algunas formas de hacer política en Colombia. El siguiente es un listado de comportamientos y actores políticos que resultaron ganando o perdiendo en esta contienda presidencial: Los que ganaron1. El proceso de paz. La continuación de la mesa de diálogo con las Farc y el inicio de un proceso similar con el ELN fueron los motivos que permitieron la alianza de fuerzas políticas naturalmente adversarias. Con la votación, el proceso recibe oxígeno y respaldo y queda con todo el tiempo necesario para que concluya bien. 2. Gaviria, Vargas Lleras y López. De todos los dirigentes que respaldaron a Santos, ellos tres obtuvieron los mejores réditos.César Gaviria queda posicionado como un expresidente que convoca, muy por encima de Belisario Betancur (quien hace tiempo está retirado de la política), Ernesto Samper y Andrés Pastrana (quienes cada vez que hablan dividen más de lo que suman); y se equipara a Álvaro Uribe, de quien se volvió contradictor directo. Germán Vargas Lleras, más allá de prometer una Vicepresidencia activa, queda en el primer puesto del partidor para la candidatura presidencial de 2018. Clara López le ganó el pulso interno a Jorge Robledo, con lo que será la voz decisoria en el futuro del Polo Democrático. 3. La izquierda democrática. Como en ninguna elección pasada, el apoyo de distintos sectores de la izquierda inclinó la balanza en la disputa presidencial. Aunque este sector no consolida aún un partido con la fuerza necesaria para ser mayoritario, sí puede estar empezando una nueva etapa, justamente marcada por el fin de la influencia de las guerrillas.4. Las maquinarias electorales. No ha habido reforma política que consiga mermar la influencia que tienen las organizaciones que mueven votantes y le dé más espacio al voto de opinión. En zonas enteras del país, aceitar la maquinaria sigue siendo el camino a la victoria. 5. Las redes sociales. Vídeos, mensajes e invitaciones por medios electrónicos alternativos también fueron definitivos, como el famoso mensaje de doña Ana Mercedes Plata. Tanta importancia tuvieron las redes en esta campaña, que urge pensar en una reglamentación para ellas, pues también fueron el escenario principal de la guerra sucia. 6. La organización electoral. La rapidez y la transparencia con que fueron entregados los resultados de las dos vueltas electorales cerraron cualquier duda sobre supuesto fraude. Los perdedores1. Las soluciones guerreristas. De todos los que apostaron durante la campaña, los que sufrieron la peor derrota fueron los que lo hicieron por el regreso de la salida militar para solucionar el conflicto armado. Si el proceso de paz se termina de llevar con inteligencia, esa será una opción desterrada de la política colombiana. 2. Ramírez, Santos y Peñalosa. Dos apoyos que llegaron a última hora para la aspiración de Juan Manuel Santos no le sumaron y quedaron con futuro oscuro. Marta Lucía Ramírez lo tendrá muy difícil para liderar el Partido Conservador, cuando la mayoría de sus congresistas estarán al lado del Presidente, y Francisco Santos perdió la batalla por los votos bogotanos, así que no parece tener buena opción para ganar la Alcaldía de la ciudad. Enrique Peñalosa fue, de todos los presidenciables, el único que no tomó partido, con lo que terminó desapareciendo del panorama. 3. Las opciones de tercería. Aunque hace meses era claro que habría una opción presidencial real para una candidatura distinta a la del presidente Santos y a la del Uribismo, ninguna agrupación fue capaz de liderar una tercería que recogiera el inconformismo mayoritario entre los colombianos.4. Los partidos políticos. Las casas políticas tradicionales parecen disminuir una tras otra elección. Más que instituciones sólidas, las campañas colombianas las siguen impulsando los caudillismos individuales. 5. Las campañas tradicionales. Si algo quedó claro en el proceso electoral que terminó es que en el futuro las campañas se moverán más con fórmulas novedosas para comunicarse con los electores que con manifestaciones y caravanas que poco convocan. 6. Los augurios de fraude. Pese a las invocaciones de sectores sobre un "fraude monumental", la transparencia de los comicios quedó demostrada con el trabajo de la organización electoral, las declaraciones de observadores internacionales, la cantidad y el tipo de denuncias recibidas y el reporte de los organismos de control. Encuentre aquí toda la información sobre las Elecciones Presidenciales 2014

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad