Los desconcertantes vaivenes de Angelino Garzón

Los desconcertantes vaivenes de Angelino Garzón

Enero 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los desconcertantes vaivenes de Angelino Garzón

Angelino Garzón, Vicepresidente de Colombia.

Nadie se explica qué pudo haberlo llevado a aliarse con los amigos del ex senador Juan Carlos Martínez.

Poco a poco su afán de protagonismo y apetito burocrático parecen ir bajando al vicepresidente de la República, Angelino Garzón, del lugar privilegiado que lo referenciaba como uno de los hombres más poderosos del país y el dirigente vallecaucano con mayor proyección a nivel nacional.En opinión de analistas consultados por este diario, en menos de un año Angelino, quien tuvo un papel importante al inicio del gobierno de Juan Manuel Santos, ha ido tirando por la borda lo logrado y se convirtió en una persona incómoda dentro del Ejecutivo por sus críticas a los ministros. Y a nivel regional, en una actitud “desconcertante” terminó aliado con el polémico gobernador, Héctor Fabio Useche.El politólogo Fernando Giraldo aseguró que los liberales, conservadores y la gente de Cambio Radical y la U sabían, desde antes de llegar Angelino a la Vicepresidencia “que él podía convertirse en una amenaza electoral en el Valle para los sectores tradicionales tras el proceso de debilitamiento de Juan Carlos Martínez y que quien podía convertirse en sustituto no eran ellos, sino Angelino”. “El debilitamiento de Angelino a nivel nacional tiene nombre propio: la Unidad Nacional, que hizo todo lo posible porque él no creciera en la burocracia del Estado. En la medida que fue perdiendo poder no tuvo más que replegarse en el Valle, lo que es penoso porque se asoció con el sector de peor presentación en la región”, dijo Giraldo.A todo esto se suma el esfuerzo de realizó Angelino por posicionar su movimiento político, Centro Independiente, que no logró el resultado esperado y, por el contrario, obtuvo una pobre votación el pasado 30 de octubre. El excontralor general Manuel Francisco Becerra aseguró que Angelino con su actitud “se está bajando de su pedestal de vicepresidente para convertirse simplemente en un jefe regional con un gran apetito burocrático”.“Angelino ha mostrado un apetito burocrático voraz. Lo demostró durante la administración de Francisco Lourido, donde se tomó todos los cargos, y ahora que llega Useche a la Gobernación, precisamente en contra de Lourido, lo que es incomprensible, muestra una actitud como si lo único que le interesa es ubicar a sus amigos”, dijo Becerra.Es claro para los analistas que la alianza Garzón-Useche no es más que un acuerdo de beneficio mutuo porque mientras Useche busca afanosamente alcanzar algo de legitimidad ante el Gobierno Nacional, Angelino trata de alcanzar espacios burocráticos para ubicar sus alfiles y no desaparecer de la política regional ni nacional. Becerra cree que hay una percepción equivocada en el Valle de que Angelino influye ante el Procurador General de la Nación y que Useche y sus amigos lo que pretenden es que el Vicepresidente interceda en los casos pendientes contra el hoy Gobernador del Valle.En contraprestación, Angelino tendría la cuota burocrática más grande del Valle, después de la de Juan Carlos Abadía y el ex senador Martínez.Lo cierto es que entre los funcionarios de primer nivel que ubicó Angelino en el gabinete de Useche están: José Lorduy, jefe de Control Interno; Orlando Riascos, asesor del despacho; Diego Luis Hurtado, secretario General, y Carlos Calderón, quien seguiría al frente de Vallecaucana de Aguas, por pedido expreso de Angelino.Puerta estrecha en BogotáAunque el Gobierno ha tratado de bajarle el tono a la incomodidad que ha suscitado Garzón con sus posiciones, la situación del Vicepresidente no es la mejor y persisten las tirantes relaciones con varios compañeros de gabinete.Tanto así, que muchos creen que la alternativa más sana que buscó el Gobierno para finiquitar este problema fue postulándolo a la Dirección General de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, para mantenerlo alejado del país.Así lo manifestó el analista Alfredo Rangel, quien considera que Angelino está “bastante opacado en el Gobierno Nacional” y su postulación a la Dirección de la OIT es la ruta de salida que le marcó el Ejecutivo.“Los enfrentamientos con el Presidente y algunos de sus ministros lo tienen aislado y eso explica que en los últimos días haya tenido menos presencia en los medios”, indicó Rangel.Y es que han sido varias la ocasiones en las que Angelino ofició más como opositor que como un alto representante del Gobierno, al referirse a temas de interés nacional y al contradecir al presidente Santos y ministros clave como Germán Vargas, Juan Carlos Echeverry y Juan Camilo Restrepo. Pero ante el llamado de atención del Mandatario, todo lo que dijo Angelino es que no se va a callar. Quizá el último y más contundente mensaje que le envió el presidente Santos a Angelino fue el nombramiento de Rafael Pardo como ministro de Trabajo, cargo que Garzón reclamaba para su amigo Julio Roberto Gómez.León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris, cree que no es nueva esta actitud de Angelino, “a quien le ha ido muy bien” acomodándose en la forma que cree que más le conviene.“Angelino tiene una buena aceptación a nivel nacional por sus posiciones críticas con algunos puntos de la agenda del Gobierno y eso lo ha distanciado de algunos ministros, pero ya en el plano regional, creo que asumió una actitud pragmática de garantizar espacios de poder en el Valle, sacrificando, eso sí, su imagen”, opinó Valencia.Que entre en alianza con Juan Carlos Martínez no debe sorprender a nadie, dado que en el 2003 el exsenador fue uno de los mayores soportes de la candidatura de Angelino a la Gobernación.Más extraño es que haga causa común con Abadía de quien fue acérrimo enemigo.Pero como dijo un analista, que prefirió omitir su nombre, “si Garzón dio el triple salto mortal de aceptar ser la fórmula presidencial de una persona tan opuesta a él, desde todo punto de vista, como Juan Manuel Santos, por qué le va a hacer el ‘fo’ a un pacto de conveniencia con Abadía”.Aún es incierta la elección de Angelino Garzón al frente de la OITPese a que en una gira reciente pro Europa el vicepresidente de la República, Angelino Garzón, obtuvo el respaldo de 17 países para su postulación como Director General de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, esta probabilidad no está tan clara como hace algunos meses.El propio Garzón reconoció esta semana a medios nacionales que su llegada al seno de ese organismo, con sede en Ginebra, Suiza, es aún una posibilidad poco clara.“Debo reconocer que hoy es muy difícil lograr ser el director de la OIT porque ya hay unos candidatos muy fuertes de Francia, Holanda, Niger y Sudáfrica”, aseguró el Vicepresidente.El presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció la postulación de Garzón para llegar a la OIT desde el pasado 21 de octubre. No obstante, a mediados de diciembre Garzón sorprendió al anunciar a través de su cuenta en Twitter que estaba analizando la conveniencia o no de su candidatura para la OIT.“Conviene o no a empresari@s, trabajador@s mi postulación a Director de la OIT como noblemente propone el presidente Santos con apoyo otros Gobiernos?”, escribió el vicepresidente Garzón en su trino.Angelino Garzón deberá presentar ante el pleno de la Organización Internacional del Trabajo su hoja de vida y su candidatura en una reunión programada para el mes de marzo y para ser elegido deberá contar con un mínimo de 29 votos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad