Los desafíos que Cali y el Valle del Cauca tienen para Juan Manuel Santos

Agosto 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García | El País.
Los desafíos que Cali y el Valle del Cauca tienen para Juan Manuel Santos

Presidente Juan Manuel Santos.

Invertir US$400 millones en Buenaventura, hacer la red vial, la segunda pista del aeropuerto y salvar el MÍO, algunas de las obligaciones.

El Valle del Cauca aportó 830.000 votos a la reelección del presidente Juan Manuel Santos y después de Bogotá fue la segunda votación. Por eso los vallecaucanos esperan que ese respaldo electoral se refleje en una mayor presencia del Gobierno Nacional en el desarrollo de la comarca, aprovechando la gran apuesta en este cuatrienio que consiste en poner al departamento como el corazón de la Alianza del Pacífico.A decir de los analistas, urge reactivar el bloque parlamentario vallecaucano para tramitar los recursos de la Nación, porque si el Pacífico es el eje del nuevo desarrollo del país la inversión nacional en el Valle deberá triplicarse para hacer las obras de infraestructura, servicios, logística y desarrollo económico y social que requiere la región. Aquí los principales retos.Emcali Pese a que Emcali fue devuelta a la ciudad hace un año, luego de más de una década de intervención por parte de la Nación, aún no parece despegar y ya se empiezan a escuchar voces de riesgo, sobre todo en el componente de energía y telecomunicaciones.Así lo advirtieron parlamentarios y concejales que acusan una falta de planeación por parte de la empresa para responder a la competencia del mercado.Emcali no ha resuelto su rezago en materia de telecomunicaciones y cada día pierde más valor frente a la competencia. En energía, tiene el desafío de meterse en el negocio de la generación para producir su propia energía y salir de las fluctuaciones del mercado de bolsa. Y en agua aún no aparece la solución alternativa al río Cauca para proveerse del vital líquido. Por todo ello, se ha pedido un mayor acompañamiento de la Nación a la empresa para sacarla adelante.Buenaventura Buenaventura, el principal puerto sobre el Pacífico colombiano, atraviesa por un momento crítico. Pobreza, alto desempleo, inseguridad, violencia generada por guerrilla, bandas criminales y narcotráfico, deficiencia en servicios básicos, entre otros, son males que la aquejan“A Buenaventura la ha tocado de manera abultada el impacto de la confrontación”, dijo el politólogo Libardo Orejuela, por lo cual esta ciudad tiene especial interés en que la paz que se está negociando con la guerrilla en La Habana se materialice. Ese acuerdo, sin duda, incidiría en una disminución de la criminalidad que padecen los bonaverenses. Ello no solo beneficiaría a Buenaventura, sino también a Cali, por cuanto esta capital está recibiendo el impacto del fenómeno de pandillas, microtráfico y violencia que se genera allá, anotó la socióloga Rosalía Correa. Para atender estos problemas y superar la crisis es fundamental que efectivamente el Gobierno Nacional invierta los US$400 millones que prometió el presidente Santos en Buenaventura y que no se disemine esa plata en otras zonas del Pacífico, aseguró el representante Heriberto Sanabria.Agroindustria y turismo Los empresarios sostienen que tenemos un departamento con unas particularidades socioeconómicas de subregiones q ue se deben aprovechar para impulsar el crecimiento y el bienestar.En ese sentido se propone un plan de apoyos y estímulos para tres frentes: El primero, la agroindustria. La Sociedad de Agricultores y los parlamentarios creen que Santos debe apoyar el desarrollo agrícola y frutícola en el norte del Valle que tiene uno de los mayores potenciales del país en exportación y generación de empleo. Dos, impulsar la vocación turística del centro del Valle, que ha definido su economía en estos aspectos y deben ser potenciados. Y, tres, apoyo a la vocación agroindustrial, logística y de servicios del sur del departamento con Cali como eje.Lo anterior se suma al apoyo que requieren los contratos Plan y los proyectos del G11 identificados por los municipios para complementar su desarrollo.Salvamento del MÍOEl presidente Santos debe estar mucho más presente en Cali para resolver grandes asuntos que tienen una dimensión nacional como el tema de movilidad, es decir, meterle mano a la crisis que hoy afronta el MÍO y que se sale de la órbita local, coincidieron en advertir los analistas.Rosalía Correa sostuvo que el alcalde Rodrigo Guerrero no puede sacar solo adelante el proyecto del Sistema de Transporte Masivo porque no está en sus manos. El Concejo tampoco parece ayudar con la aprobación de nuevos recursos. El experto en movilidad Luis Ricardo Gutiérrez dijo que es necesario que el Gobierno Nacional subsidie el sistema como lo hacen otros países porque está demostrado que estos sistemas no pueden autofinanciarse si quieren ser eficientes y competir con otros modos de transporte.El año pasado, la Nación aprobó $90.000 millones para sacar buses del colectivo que le hacen competencia al MÍO y apoyar a los operadores. Pero la sostenibilidad económica del sistema y el servicio eficiente aún no tienen solución.Infraestructura “El Presidente sabe que el motor de la alianza de cuatro países del Pacífico es el Valle del Cauca y eso significa un gran esfuerzo en infraestructura”, observó el senador Roy Barreras.Eso implica construir una segunda pista del aeropuerto Bonilla Aragón para convertir a Palmira en una aerópolis y tener un verdadero aeropuerto internacional en la ruta más cercana entre la Costa Pacífica y el Asia. “No es ni el aeropuerto de Perú, ni de Chile ni de México, sino el aeropuerto de Palmira el más cercano”, indicó Barreras.De igual manera, Santos deberá desarrollar todo el nodo portuario de Buenaventura. Así, además de concluir la doble calzada Buga-Buenaventura y la vía de Cali al Puerto por Mulaló, es necesario avanzar en la comunicación del Valle con la Orinoquía para abrirle caminos en el mediano plazo a Brasil y Venezuela hacia el Pacífico. Hacia el sur del continente se requiere una doble calzada que comunique Cali con Quito, Ecuador, el segundo socio comercial de la región para Colombia. Y Buenaventura, como ciudad, requiere una gran inversión en desarrollo urbano y social, servicios públicos y equipamiento para impulsar su economía y generar condiciones portuarias atractivas para el mundo.Desarollo socialBajar el alto desempleo que supera el 13 % y la tasa de homicidios que es una de las más altas del país, es uno de los principales desafíos que tiene Santos frente a Cali y el Valle. “La violencia de los barrios de la ciudad tiene que ver con la ausencia de opciones educativas y laborales. Si Santos no le pone atención a Cali para mejorar estas condiciones el fenómeno se va a agravar”, advirtió la coordinadora del programa Cali Visible, Rosalía Correa. Las oportunidades y la inversión social de la Nación en la región deben multiplicarse, indicó. Por otra parte, aunque aquí se han entregado más de 2000 viviendas gratis, el reparo que se le hace al gobierno es la falta de acompañamiento social para que no se afecte la convivencia en estas urbanizaciones, como ocurre hoy en Potrero Grande y Llano Verde.La seguridad urbana es una prioridad, dicen los analistas, y la Alcaldía y la Nación tienen el reto de bajar la criminalidad y los homicidios no solo con pie de fuerza sino con inversión social.Inclusión socialPor sectores, la partida más grande que recibe el Valle este año es para inclusión social. Eso significa recursos para atención a la infancia, el programa de Familias en Acción, la implementación de la Red Unidos, partidas para infraestructura del Icbf, seguridad alimentaria, proyectos de generación de ingresos y protección de los derechos de la niñez.El Gobierno destina al Valle por ley $2,1 billones del Sistema de Participaciones, para educación, salud y saneamiento.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad