Lo que debe saber antes de casarse

Abril 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Liliana Bedoya S., reportera de El País
Lo que debe saber antes de casarse

Cinco situaciones que debería vivir con su pareja antes de dar el 'Sí'. Reconozca si su amor es realmente a prueba de todo.

Si como novio usted fue fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, amó y respetó, ¡Felicitaciones! Usted ya tiene algo más que la cuota inicial para una vida armónica en pareja y que muy seguramente no se diluirá al primer conflicto o dificultad que llegue a la vida conyugal.“Lo principal antes de casarse o de comprometerse es conocerse: cómo soy yo, cómo me comporto con la otra persona, cómo actuó delante de ella, cómo respondo. Asimismo debemos conocer al otro en la mayoría de las situaciones, cómo es con su familia, con sus amigos, en el trabajo, cómo es cuando no tiene dinero, cuando sí lo tiene, cómo actúa cuando está estresado así como cuando está relajado”, explica Andrés Cano, especialista en desarrollo personal y familiar, docente del Instituto de la Familia de la U. de la Sabana.Si usted ya siente que está listo para ir al altar, dése el beneficio de la duda y verifique que si ya superó elas siguientes pruebas de amor.Los míos, los tuyos y los nuestrosConocer a la familia del otro y compartir con ella es fundamental, porque en ese ámbito veremos al otro en su real dimensión. “En la familia la gente tiende a comportarse de una forma muy abierta, sin ninguna presión. Y en la misma forma como esa persona trata a sus papás o a sus hermanos, es posible que me trate a mí”, explica Andrés Cano, especialista en desarrollo personal y familiar, docente del Instituto de la familia de la Universidad de la Sabana.El psicólogo clínico Luis Eduardo Peña sugiere que en caso de que la persona tenga hijos producto de una relación previa, “hay que conocerlos y ver el grado de aceptación que ellos tienen de la nueva pareja”. Ojos que sí ven...Observar y conocerse muy bien son palabras clave cuando se está en pleno noviazgo y con miras de casarse. “Hay que tener un buen conocimiento de su pareja, de sus gustos, de sus hobbies, de sus pasatiempos, así como de aquello que no le gusta”, dice el psicólogo clínico Luis Eduardo Peña. Para Gloria Cecilia Ramírez, psicóloga y facilitadora de Escuela de Vida, es importante no tomar decisiones en la etapa del enamoramiento porque “vemos al otro perfecto y las dificultades se minimizan, pero al atravesar ese periodo conocemos sus defectos, sus miedos, sus reacciones, su temperamento. Allí sabemos cuál es la luz y la sombra que cada persona trae”.Se sugiere además, ver bien cómo cada uno distribuye y maneja sus ingresos, hablar sobre si van a tener o no hijos y lo que quieren alcanzar como pareja, pero no de una manera idealistas sino realista.Entre sábanasLas relaciones sexuales antes del matrimonio son, en opinión de Peña, “determinantes para ver si son compatibles y ver cómo se sienten”. Andrés Cano, especialista en desarrollo familiar, dice que por sexo se toman decisiones erradas: “Si hay buen sexo, no se repara en los aspectos negativos del otro, se oscurece la realidad”. Sugiere, como prueba, notener intimidad un tiempo para ver qué pasa con la relación, si funciona o no.Pruebas de fuegoSituaciones como una enfermedad, la pérdida de un ser querido o estar desempleado ponen a prueba una relación y estas llegan para dejar ver los vacíos que hay o, por el contrario, para fortalecer la pareja. “En los momentos de crisis se puede ver qué tan apoyado me siento con el otro, qué tan presente está para mí. Ahí es donde vemos el compromiso y la disposición del otro. Estas circunstancias se deben atravesar para llegar a otros momentos de más alegría. Son pruebas, y hay personas que desde el miedo se asustan y se van; y otras se aislan emocionalmente”, explica Gloria Ramírez.Otra prueba es viajar y compartir fines de semana juntos que “dan una idea de cómo se puede llegar a convivir con el otro”, señala Andrés Cano. Para Ramírez esta es una oportunidad para ver cómo el otro “maneja sus espacios y cómo percibe las labores de la casa”. Sin embargo, “nunca se resuelven problemas como los de la vida diaria” indica Peña.Yo creo. ¿Y tú en qué crees?Andrés Cano, sugiere conocer “qué tipo de fe profesa su pareja, así como sus creencias, porque si no las acepto o comparto vamos a tener problemas”. Ramírez sugiere analizar en su pareja “cómo es su visión de la vida: si es positiva, negativa o rígida y cómo o cuál es su espiritualidad. En una pareja esto puede llevar al distanciamiento”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad