¿Llegó la hora de legalizar la droga?

Octubre 31, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Por Andrea Barrero

El referendo que se votará este martes en California volvió a abrir el debate en Colombia y otros países.

La región sigue dividida. El punto de divergencia lo puso esta vez el Estado de California, luego de que se diera a conocer la Proposición 19 que pretende abrir la puerta hacia la legalización del consumo y distribución de la marihuana.Varios países de Latinoamérica se pronunciaron en contra de la medida por considerarla “nociva” para el orden de la comunidad internacional, toda vez que representaría un duro revés para los esfuerzos que se han hecho en contra de los carteles de la droga.El más enérgico rechazo surgió del mismo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al asegurar que este es un problema que no se podrá solucionar de la noche a la mañana y que hará valer las leyes federales que impiden la tenencia y comercialización de la droga.Pero otros sectores, menos conservadores, ven en la legalización la salida a la criminalidad, que tanto daño le ha hecho a la región.Y mientras los californianos se alistan para salir a votar a favor o en contra del referendo el próximo martes, en una jornada en la que también elegirán nuevo Gobernador, la discusión del tema no se agota. En Colombia, el presidente Juan Manuel Santos también indicó que “decisiones como ésta debilitan la lucha contra las drogas, un fenómeno que tanto daño ha causado a los colombianos”.Lo cierto es que la legalización de la marihuana en California no deja de ser contradictoria y representa un gran desafío en la región sobre cómo dirigir la estrategia de lucha contra el narcotráfico. “Los efectos son nefastos”José Gregorio Hernández, ex magistrado de la Corte Constitucional¿Qué opinión tiene sobre la legalización de las drogas?O todos en la cama o todos en el suelo. A mí la legalización de las drogas nunca me ha gustado porque es darle mayor impulso a la proliferación de la drogadicción. Si con la prohibición las cosas están como están y la juventud está orientada a la droga, con la legalización va a ser más evidente el influjo que ejerce la droga sobre los jóvenes. El caso de California lo que se hace es obligar a países como Colombia a que tengan que estar persiguiendo el narcotráfico, mientras allá consumen tranquilamente las mismas sustancias, sin ningún tipo de sanción.¿A qué se debe tanta reticencia con la legalización?Es la misma disputa que se ha presentado a lo largo de la historia con muchos usos y prácticas en el seno de la sociedad. La misma polémica se ha producido en algunos países con el consumo de bebidas alcohólicas y como la droga causa tanto daño y produce unos efectos tan nefastos, es natural que se dé la polémica de si se debe prohibir o permitir. ¿Legalizando la droga se resolvería el fenómeno del crimen organizado?Puede contribuir una legalización de la droga a que se deprima el mercado y se desestimule, en consecuencia, el tráfico de estupefacientes, pero lo que es propiamente el terrorismo que ponen en practica los narcotraficantes, de todas maneras continuará porque esa es una práctica que puede tener origen en el mismo tráfico de estupefacientes.¿Quiénes serían los beneficiados y quiénes los perjudicados? Si la legalización se produce únicamente en California y en los Estados Unidos, y no se adopta una medida similar en Colombia, hay un desequilibrio y los perjudicados somos los colombianos. Si por el contrario, la legalización se produce de manera uniforme en todos nuestros países y no solamente respecto a la marihuana, sino en relación con otras drogas, puede haber un mayor consumo; además vendrán nuevas formas de distribución y eso va a perjudicar a la juventud.¿Si llega a aprobarse el referendo en California, cambiaría el rumbo de la lucha contra las drogas en América Latina?Yo creo que sí. Si es aprobado, quiere decir que allá se legaliza la marihuana y tendríamos que revisar la política de estos países y en el caso colombiano habría que modificar las normas jurídicas que sancionan el consumo y el porte y la distribución de sustancias alucinógenas. ¿Qué tan lejos estaría la región de despenalizar otras drogas como la cocaína y la heroína?No está muy lejos porque estas decisiones generalmente se extienden. Si se legaliza la marihuana, por qué no legalizar también la cocaína y la heroína. Y con la legalización del consumo adquiere carta de ciudadanía la distribución. ¿Qué implicaría dar vía libre al porte legal de la dosis personal?En la medida en que las personas abusen del consumo y pierdan la noción de las cosas quedan sometidos a la droga, y al perder el control se constituyen en un peligro para la sociedad.¿Podría Colombia liderar ante el Consejo de Seguridad de la ONU una política global contra el narcotráfico?Podría ser uno de los puntos que planteara como una forma de prevenir muchos fenómenos que se presentan en las relaciones entre los países, porque el narcotráfico es un cáncer que se ha extendido a nivel internacional y ha causado mucho daño.PerfilJosé Gregorio HernándezNació el 22 de febrero de 1954 en Bogotá. Profesión: Abogado de la Universidad Javeriana de Bogotá y especializado en Derecho constitucional. Profesor universitario en Derecho constitucional general, teoría del Estado, Derecho constitucional colombiano y Derecho administrativo. Trayectoria: ex magistrado de la Corte Constitucional y actualmente director de la revista Elementos de Juicio. También es presidente de la Firma Consultores Abogados, en Bogotá.“Es la salida del crimen”Carlos Gaviria, ex magistrado y ex presidente del Polo Democrático¿Está de acuerdo con la legalización de las drogas?Soy partidario de que se adopten decisiones en la comunidad internacional que tiendan a que se legalice la producción, el comercio y el consumo de la droga. Desde hace mucho tiempo esa solución se ha detectado, pero los países se han demorado mucho en tomarla.¿Por qué hay tanta reticencia con la legalización?El tema es controvertido y mucha gente, de buena fe, piensa que esa no es la solución, pero también hay mucha gente que saca provecho del narcotráfico y sabe que despenalizándose la droga deja de existir ese negocio. Yo pienso que desde el punto de vista ético, científico y legal, no puede decirse que cualquier propuesta que se haga es concluyente y hay margen para la discusión. Aún hay mucha gente que piensa que la droga es mala en sí misma y que por eso hay que erradicarla y que la manera de erradicarla es persiguiendo con cárcel a las personas que la producen o que la consumen, pero esa solución es antidemocrática e ineficaz.¿Cree que al legalizarse se resolvería el problema del crimen organizado?Desde luego, todo lo que tiene que ver con el narcotráfico. Esto es muy simple, el narcotráfico existe porque vender droga reporta ganancias, porque es muy cara y es cara, entre otras cosas, porque la gente se expone a muchos riesgos para comercializarla por estar prohibida.¿Quiénes serían los beneficiados y quiénes los perjudicados? El beneficio es general porque un Estado, en el que no haya medidas represivas de la libertad, sino políticas de salud pública, está más a tono con la democracia. Los que se perjudican son los que en este momento derivan grandes ganancias del narcotráfico.¿De aprobarse el referendo en California, podría cambiar el rumbo de la estrategia contra las drogas en América Latina?Yo pienso que independientemente de qué ocurra, -no soy muy optimista con respecto a que se vaya a aprobar- ese resultado pondría en dificultades a Colombia, porque el país ha seguido literalmente las políticas dictadas desde los Estados Unidos y ahora es en allá donde se revierte la lucha contra las drogas de una manera muy drástica. Yo creo que es benéfico la sola convocatoria del referendo porque replantea el debate a nivel mundial.¿Qué tan lejos quedaría la región de despenalizar otras drogas como la cocaína y la heroína?No estaría muy lejos el momento en que también se pensara en despenalizar la cocaína, no sé la heroína cuánto tardaría, pero me parece que la cocaína podría luego ser despenalizada.¿No es riesgoso legalizar el porte de la dosis personal?Yo no lo creo, lo que creo es que las autoridades deben tomar medidas preventivas de acuerdo con la legislación que exista. Lo que hay que hacer es adoptar políticas de disminución de riesgos y educativas, más centradas en mostrar los peligros del consumo de drogas. Hacer más bien una política de salud pública y no una política criminal. Yo pienso que se ha ensayado durante muchos años el método represivo, coactivo, que no ha dado buenos resultados.¿Podría Colombia liderar ante el Consejo de Seguridad de la ONU una política global contra el narcotráfico?Yo pienso que Colombia, que ha sido víctima del narcotráfico, tiene autoridad moral para replantear ante la comunidad internacional el examen de las políticas de drogas, que hasta ahora se han mostrado ineficaces.ërfilCarlos Gaviria Díaz.Nació el 8 de mayo de 1937 en Sopetrán, Antioquia.Profesión: es abogado y doctor en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia.Trayectoria: Fue magistrado, también precandidato presidencial por el movimiento Alternativa Democrática. Venció en la consulta interna a Antonio Navarro Wolff, del Polo Democrático Independiente, en el 2006. Aunque perdió las elecciones de ese mismo año, convirtió al Polo Democrático Alternativo en la segunda fuerza política de Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad