¿Llegó la hora de implementar el voto obligatorio en Colombia?

¿Llegó la hora de implementar el voto obligatorio en Colombia?

Junio 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López Reportero de El País
¿Llegó la hora de implementar  el voto obligatorio en Colombia?

Este es el tarjetón para la segunda vuelta presidencial, según publicó la Registraduría.

Aunque algunos analistas señalan que es necesario dar el debate en el país, otros creen que el tema es solo por coyuntura y que lo que falta es pedagogía.

Por más apatía que ha habido en Colombia en las últimas décadas frente a las elecciones para la Presidencia de la República, jamás las cifras del abstencionismo habían alcanzado niveles tan altos como los que se registraron el pasado domingo.Aunque eran 32.975.158 personas las que estaban habilitadas para votar en esta contienda, solo 13.216.402 ciudadanos participaron de la jornada electoral. Es decir, el 60% de quienes estaban habilitados, 19.758.756 personas, no encontró una razón de peso o un incentivo para salir a sufragar.Esta indiferencia frente a los procesos electorales ha disparado las alarmas no solo en los partidos políticos, sino en amplios sectores de la sociedad civil que ven con preocupación como una de las democracias más antiguas de América Latina, enfrenta una profundas crisis en materia de participación.Ante esta situación, han empezado a surgir propuestas como la de promocionar la importancia de la democracia desde la etapa escolar, aumentar los incentivos a los colombianos para que salgan a votar o, incluso, establecer de una vez por todas el voto obligatorio.Quienes defienden la obligatoriedad del sufragio aseguran que es este un elemento fundamental para fortalecer la institucionalidad y hacer que los electores cumplan esa función. Los que se oponen a la medida alegan que el voto obligatorio desdibuja el papel del ciudadano en la democracia.Así lo señala el internacionalista Enrique Serrano, quien aseguró que el voto obligatorio tiene una gran cantidad de problemas y riesgos y que no podemos empezar a discutir esta situación simplemente por un tema coyuntural. “En los países que implementaron el voto obligatorio ha habido complicaciones porque eso cambia la naturaleza de la política y la participación se vuelve un compromiso casi que por descarte; es decir, los partidos políticos se desgastan y entran en una especie de barrena. Yo creo que nosotros no estamos preparados todavía”, indicó Serrano.Por su parte el exfiscal general Francisco José Sintura considera que es hacia allá donde debería transitar el país, aunque reconoce que no es este el momento o el escenario propicio para discutir la obligatoriedad del voto.“El gran problema es que en Colombia no hay una cultura del cumplimiento de la ley; aquí tenemos un abstencionismo que muestra que la gente no tiene simpatía por ningún candidato. El 60% de las personas que están habilitadas para votar no lo hace es porque los partidos no son atrayentes, los programas tampoco y los candidatos muchísimo menos”, indicó el exfiscal general.La discusión no es nuevaSi bien el tema ha entrado en la agenda nacional a raíz de los resultados de la primera vuelta por la Presidencia de la República, no han sido pocas las horas de debate que se han dedicado al voto obligatorio en Colombia.Incluso, durante la Asamblea Constituyente de 1991 fue una de las tesis que más discusión generó entre quienes consideraban que el voto era un derecho y que por lo tanto debería ser voluntario, y los que insistieron en que sufragar era función del ciudadano y por eso era necesaria la obligatoriedad.El exmagistrado de la Corte Constitucional Alfredo Beltrán indicó que es un convencido de que “el ciudadano no solo tiene el derecho, sino que cumple con una función en la democracia cuando se le llama a la conformación de las autoridades públicas mediante el sufragio; el problema es que ese debate, que debería volverse a dar, siempre ha concluido en que el voto es solo un derecho y no es obligatorio”.Lo que algunos analistas se preguntan es cómo regular el voto obligatorio: ¿Metiendo a quienes no votan a la cárcel como los 20 millones que no fueron a votar el pasado domingo? ¿Imponiendo como requisito para salir del país la muestra del certificado electoral? ¿Aplicándole un descuento salarial?.“Yo lo que creo es que la falla es estructural. Los partidos no han sido capaces de cautivar a los ciudadanos para que voten y aún nos falta muchísima educación cívica, una educación que arranca desde la escuela”, consideró el exmagistrado Beltrán.El exministro del Interior Fabio Valencia Cossio aseguró que lo que hay que pedirle al país es que entienda la importancia de la participación en la democracia. “El voto es el único elemento que tiene un ciudadano en una democracia como la nuestra para premiar o para sancionar a un gobernante.“Ahora, los partidos han tenido mucho qué ver en esta crisis porque han dejado de interpretar muchas veces el sentimiento de la gente. Por eso creo que más que castigar, hay que generar unos incentivos al votante”, dijo el exministro.Encuentre aquí toda la información sobre las Elecciones Presidenciales 2014

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad