Liberales y uribistas se disputarán la supremacía en el Congreso en 2014

Diciembre 08, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogotá
Liberales y uribistas se disputarán la supremacía en el Congreso en 2014

Así podría quedar el Senado en el 2014.

Analistas consideran que el Legislativo que se elegirá el 9 de marzo del 2014 quedará liderado por las bancadas roja y del expresidente Álvaro Uribe.

El camino está trazado. Los partidos ya conocen las reglas que van a imperar en las elecciones del 2014: el presidente Juan Manuel Santos jugado con la reelección; el exmandatario Álvaro Uribe manejando sus listas y encabezando la oposición; el liberalismo apostándole a la tradición y el resto construyendo planchas para competir, incluso, para poder superar el nuevo umbral del 3% que impone la ley.Con estos escenarios y adportas que se venza el plazo para la inscripción de las listas de los partidos al Congreso (mañana lunes), ya se comienzan a hacer los cálculos políticos para determinar qué grupos van a lograr las mayorías en el Legislativo y cómo quedará conformado el nuevo parlamento de cara al mandato presidencial, que –eventualmente- podría mantener por un cuatrienio más a Santos en la Casa de Nariño.Las cábalas se soportan bajo diferentes escenarios. El primero, los respaldos a las opciones presidenciales que existen en el momento; el segundo, la hipótesis que los partidos en contienda superen el umbral; la tercera, la purga por cuenta del tope de votación que se implementará y sus consecuencias.Analistas consultados por este diario tienen su óptica sobre lo que serán las elecciones, más cuando hay una campaña adelantada (mañana vence el plazo para la inscripción), debido a que el trabajo proselitista viene de meses atrás.Una primera mirada al tema la dio la directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), Alejandra Barrios, que no duda en afirmar que “las elecciones al Congreso están atadas a la Presidencia”.Este argumento de Barrios tiene su base en que “por lo menos el Partido Conservador tiene mucho en juego, porque hasta que no defina cuál va a ser su destino político, en lo que se refiere a si tienen candidato propio a la Presidencia o apoyan la reelección, no podrá definir estrategias electorales”.Coincide con esta hipótesis el analista Vicente Torrijos, quien considera que la variable presidencial marcará una tendencia en las elecciones del Congreso. “El Presidente, en campaña, tiene que reconocer que el Congreso de hoy no será igual en 2014. Se acaba la homogeneidad que existe en la actualidad, lo que obliga a comenzar a hacer una ejercicio de responsabilidad, porque los tiempos de la corresponsabilidad quedarán atrás”.Mientras tanto, uno de los que tiene claro el camino que va a seguir del Presidente-candidato fue el analista Fernando Giraldo, quien pronostica que Juan Manuel Santos “le meterá más aceite a los liberales porque sabe de la fuerza electoral que tienen y, con esto, pretenderá contener al Centro Democrático”.Las cábalasSobre la base de las listas que se han anunciado, ya hay quienes se atreven a proyectar lo que será la composición del Congreso que se posesionará el 20 de julio del año entrante.Los analistas coinciden en un triunfo del Partido Liberal, seguido por el Centro Democrático en detrimento de las curules que tenía la U y el conservatismo que bajarían representación. También saldrán damnificadas otras colectividades, ya que muchas de ellas tendrán que enfrentar el nuevo umbral electoral. Alejandra Barrios, de la MOE, dice que “la presencia del Centro Democrático afectará a los conservadores y a la U”, pero pronostica que el triunfo solo será en el Senado, porque “las proyecciones que tiene el uribismo en la Cámara no se les van a dar”.Comenta que el liberalismo podrá subir en el número de curules, porque cuentan con “un Horacio Serpa, que es un hombre que sabe de campañas”.La proyección que da Barrios es apoyada por el analista Fernando Giraldo, quien pronostica –cifras en manos- lo que será el próximo Congreso. “Los liberales lograrán entre 22 y 23 curules en Senado; Uribe llegará a 16 y la tercera fuerza se la disputarán los conservadores con 12 y la U, siendo optimistas, con igual número”.Esta tendencia, según Giraldo, se debe a que el uribismo terminará restándole fuerzas a la U y a los conservadores, que serán los mayores “damnificados en las elecciones del 2014”.Para el exministro de Gobierno, Armando Estrada las cifras no son tan lejanas a lo planteado por Giraldo. “Los liberales sin duda repuntarán. Tendrán entre 22 y 25 curules; el Uribe Centro Democrático estará muy cerca de las 20 curules” y coincide en que los damnificados de estos resultados serán los conservadores y la U.En contraste, el analista Vicente Torrijos ve al uribismo encabezando las mayorías del Congreso. “La primera fuerza será la del expresidente Uribe, que sabe hacer campañas; le seguirán los liberales y, creo, que el tercer puesto serán los conservadores por encima de la U, ya que ese partido (la colectividad azul) tiene mucha fuerza regional de antaño, maquinaria”.El umbral y sus sinsaboresDos tesis se manejan en torno a las cifras electorales. Uno, que son diferentes unas elecciones en que los partidos superen el umbral del 3% (450.000 votos) y, otra, que no lo logren.Aquí, las opiniones están divididas, ya que mientras algunos piensan que hay partidos que lograrán superar este lindero, otros advierten que podrían quedar muchas cosas políticas en juego si algunas colectividades no llegan a este ‘techo’.En este punto los partidos Alianza Verde, Mira, Opción Ciudadana (antes PIN), Cambio Radical, Unión Patriótica y el Polo Democrático juegan un papel preponderante en el futuro del nuevo Congreso.Para Alejandra Barrios es indispensable que estas colectividades superen el umbral y “si lo logran no tendrán mayor representación en el Congreso, lo que obliga a conformar alianzas”.El analista Giraldo observa el fenómeno que ocurre en estas colectividades. “Los verdes están divididos y si logran consolidar a Antanas Mockus pueden lograr algo; el Polo tiene el problema del esposo de la candidata presidencial Clara López, que si llega a ser capturado la afecta a ella y a la lista; y en Cambio Radical el lío es que su jefe, Germán Vargas Lleras está en el tema de la reelección y no le está parando bolas al partido”.Un capítulo especial merece el partido Opción Ciudadana, antes PIN, del que, se dice, siempre da sorpresas en las elecciones. Incluso una hipótesis ya está planteada: “El presidente Santos, suponiendo, logra 48 curules. Le faltan, por lo menos 3, para tener mayorías. El llamado a aportar esos cupos es Cambio Radical, pero si no logra el umbral, Opción Ciudadana podría suplir esa necesidad y entrar a la coalición, pero en las mismas condiciones en las que ha estado en la Unidad Nacional hasta hoy: en la clandestinidad”, dijo Giraldo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad