Liberales dicen que Buen Gobierno no debe liderar posible reelección

Septiembre 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Nuevas voces contra la presencia de exministro Germán Vargas Lleras en la dirección de la Fundación Buen Gobierno, que tiene como principal objetivo la campaña reeleccionista del presidente Juan Manuel Santos.

Al debate que ambientó el Partido de la U por la coordinación de una eventual campaña reeleccionista del presidente Juan Manuel Santos se le sumaron los liberales. Los partidos más fuertes de la Unidad Nacional se niegan a estar comandados por el exministro Germán Vargas Lleras. Las dos corrientes defienden que la Fundación es un excelente 'tanque de pensamiento', pero esta no debe ejercer funciones políticas como la coordinación electoral de una campaña. En diálogo con Colprensa, el senador liberal Juan Fernando Velasco, dijo que a menos que se realicen cambios en la estructura donde los partidos políticos de la Unidad Nacional tengan participación, la Fundación Buen Gobierno debe continuar con su papel ideológico. ¿En qué consiste el debate sobre las funciones que debe tener la Fundación Buen Gobierno? El debate es cuál es el verdadero papel de la Fundación Buen Gobierno. Si el papel es de ser un tanque de pensamiento, un centro de estudio, que entregue insumos a quienes vamos a estar en el debate presidencial para defender el gobierno Santos y también corregir los errores que hemos tenido, me parece perfecto. Lo que no comparto es que termine ejerciendo la coordinación de una campaña política. Es evidente que en esa coordinación los intereses legítimos y muy respetables de la Fundación, van a cruzarse con los de otros partidos. Pongo un ejemplo claro para no irnos por las ramas. El doctor Vargas Lleras es uno de los líderes más interesantes del país y hoy es el líder indiscutible de Cambio Radical. Entonces si él es el líder de un Partido le queda muy difícil ser el líder de una campaña de la Unidad Nacional. ¿Tendría Germán Vargas Lleras que decidir qué banderas toma? Él tiene sus banderas muy claras. Él es uno de los bastones más importantes que tienen el Presidente Santos, es una persona que tienen respetabilidad, audiencia en la opinión pública y es muy importante para la campaña. Me parece que es un capital para sus amigos de su propio partido, que es Cambio Radical. Entre otras cosas porque Cambio Radical es la base de sus propias aspiraciones. Lo que pasa es que los otros partidos, por ejemplo, el liberal y el conservador, también tienen su propias agendas. Entonces esa agenda no puede estar políticamente coordinada por alguien de Cambio Radical. Que la Fundación Buen Gobierno sea el baluarte del pensamiento de la campaña pero que la coordinación política la pueda organizar una comisión de los presidentes de diversos partidos. Entonces, ¿se están cruzando intereses en la Fundación Buen Gobierno? Claro. Esta no es una crítica contra Germán Vargas Lleras, es contra la estructura que se está creando. No se sentiría cómodo que Cambio Radical coordine una campaña de la Unidad Nacional. El trabajo político, el trabajo electoral que de entrada en marzo vamos a competir con Cambio Radical, el partido Conservador con La U y con otros sectores que puedan estar con el Presidente Santos, pues evidentemente no lo puede coordinar uno de los jefes de esos partidos. No es una crítica a Vargas. Él merece la más alta consideración y respeto pero es el jefe de otro Partido que es Cambio Radical. ¿Pensaría usted que darle la coordinación a Vargas es darle excesivo poder o protagonismo dentro de la campaña reeleccionista? El protagonismo lo asume cada cual. Lo que yo veo claro es que la coordinación de la campaña la va a hacer cada partido y que en algún momento va a funcionar un escenario en el que diferentes partidos se coordinen, que no creo que sea en la Fundación Buen Gobierno, porque esta va a producir otro tipo de resultados básicamente en ideas y políticas. Como está actualmente diseñada la Fundación, la veo más como un muy buen apoyo a los distintos partidos en la producción de ideas, como un tanque de pensamiento, pero lo que está claro es que, por lo menos de aquí a marzo, la tarea de cada partido es que lleve a generar y a mantener las mayorías en el Congreso. Además cada partido dará su debate y cada dirigente estará pendiente de su colectividad. Yo no le puedo pedir al General Naranjo que esté pendiente del partido Conservador y del Partido Liberal. Eso no. ¿Cree usted que en caso de que se realicen modificaciones a la estructura de la Fundación Buen Gobierno, esta podría coordinar la campaña reeleccionista del presidente Santos? Si, perfectamente. Si hay una reingeniería de la Fundación con una coordinación y concertación de todos los partidos no rechazo que ese pueda ser el instrumento de coordinación político-electoral como hoy ya es un instrumento de coordinación de pensamiento. ¿Cómo serían esas modificaciones? De entrada debería tener una coordinación en la cual tengan participación los partidos es básicamente eso. Tampoco hay que ponerle tanto misterio al debate que se ha planteado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad