Liberados intercambiaron regalos y presentaron a sus amigos de cautiverio

Liberados intercambiaron regalos y presentaron a sus amigos de cautiverio

Abril 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa - Elpaís.com.co
Liberados intercambiaron regalos y presentaron a sus amigos de cautiverio

Los liberados empezaron a compartir con sus familias, tras más de una década privados de la libertad son muchas historias y anécdotas las que tienen para contar.

Los liberados recuperan las horas perdidas con sus familias, a quienes les presentaron los amigos del cautiverio, mascotas que trajeron como obsequio.

Los familiares de los ex secuestrados coinciden en que están felices de volverlos a ver y poder hablar con ellos; cuentan con emoción los primeros abrazos que recibieron de sus familiares después de una década de ausencia, casi década y media en muchos casos; también hablan de los presentes que intercambiaron y el regocijo que los embarga por terminar la larga espera hasta su liberación, dando por culminado un oscuro capítulo en sus vidas.La liberación apenas comienza y las celebraciones serán las protagonistas en el regreso de estos héroes a sus lugares de nacimiento. Casi todas las familias tienen preparadas para ellos grandes comitivas de recibimiento. “En Cabuyaro, Meta, le tenemos preparada una cabalgata y mamona, lo vamos a invitar a jugar fútbol, que vaya y visite el pueblo, todo lo que él hacía cuando estaba en libertad, que haga todo eso y comparta con su familia”, dijo Natalia Duarte, hija del intendente de la policía Carlos Duarte.Por su parte, Nelfa Rojas, hermana del intendente de la policía Willson Rojas señaló la intención de “hacerle un recibimiento en Saldaña, Tolima”. Para éste ya se tiene prevista o por lo menos pensada, una papayera, “los colegios lo saldrán a recibir, se hará una misa en la que va a estar Monseñor. Le vamos a preparar un almuerzo bien especial, la demora es que salga para llevarlo”. Según la familia de Rojas, algunos vecinos del barrio Popular de la capital del Meta, donde el uniformado vivía antes de ser secuestrado, han ido a preguntarle cuándo es que va llegar para ir a saludarlo. “Me he comprometido con todos que cuando Wilson venga le vamos a hacer una reunión en la casa para que todos puedan venir a hablar con él. Poder prepararle sus tamales tolimenses que es la comida que más le gusta”, afirmó Nelly Llanos, esposa del hermano mayor de Wilson.Norma Trujillo, esposa del sargento segundo de la Policía José Libardo Forero, es una de las personas que más ha sufrido el dolor de la ausencia, debido a los 13 años de cautiverio de José. “Le tenemos preparada una sorpresa, un recibimiento bien chévere, acogedor, lleno de mucho amor, en Villavicencio”, dijo y claramente emocionada agregó que “la casa está adornada y arreglada con mensajes de amigos y familiares, palabras bonitas, un recibimiento enorme para que se sienta súper al regresar con quienes lo queremos y lo amamos”.A pesar de la inmensa felicidad, no todos los familiares tienen claro qué es lo que van a hacer para recibir a sus seres queridos cuando salgan de los cuidados médicos que les están prestando en los hospitales de la Policía y el Militar Central.Este es precisamente el caso de Juan Carlos Salcedo, hermano del sargento viceprimero del Ejército, Robinson Salcedo, quien confiesa que no tienen lista la celebración aún, por lo menos el lugar en el que ésta se celebrará, pues no tienen claro si Róbinson va para Ibagué o se queda en Bogotá. Lo cierto es que por ahora la intención está y la inventiva también.En la misma situación se encuentra la familia de Jorge Humberto Romero, quienes no saben qué prepararle a este intendente de la Policía en su natal Pasto. De lo que sí están convencidos es de que su alegría no es sólo de ellos y desde ya cuentan con alegrar el regreso a casa de Jorge Humberto en compañía de todo el pueblo que lo quiere saludar y compartir con él. Compañeros de cautiverio Llamó la atención la historia que se repite, y en la cual se ve reflejada la cercanía que quienes han padecido el trauma del secuestro tiene con distintos animales.Algunos de los recién liberados trajeron con consigo una mascota que los acompañó durante el cautiverio, Salcedo traía sobre hombro dos loritos que obsequió a su hijo Jhonatan.Con el agente Wilson Rojas viajó una mascota que puede caber perfectamente en una mano. Se trataba de un pequeño ratoncito de monte que fue bautizado como Rango, el cual se alimenta de frutas. El compañero del subintendente no se quería separar de su amo cuando él ingresó a los chequeos médicos.Otro de los protagonistas de esta historia con final feliz fue Josefo, un saino que trajo consigo el sargento José Libardo Forero. El cerdo salvaje, como también se conoce a este animalito fue compañero de secuestro del uniformado durante el tiempo en poder de las Farc. Este amigo fiel fue precisamente el regalo que José Libardo le obsequió a Alan Jara con un completo manual de instrucciones para que lo cuidara.Ya bajo el cuidado de los especialistas en centros médicos de primera categoría, los familiares esperan ansiosos que sus seres queridos sean dados de alta para poder hablar con ellos durante largo tiempo y contarles lo que ha pasado en esta muy larga década, y en muchos casos, cercana a los tres lustros.En los próximos días, más relajados y habiendo comprendido la magnitud de esta buena nueva, muchos de los familiares quienes se han abstenido de dialogar con los medios, esperan poder dar a conocer en detalle las miles de historias que esperan sus familiares les cuenten.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad