Le contamos qué hacer si tiene niños hiperactivos

Septiembre 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Le contamos qué hacer si tiene niños hiperactivos

El libro ‘Mi hijo es hiperactivo’, fue escrito por los doctores Martha Navarrete y Alcides Caicedo.

La hiperactividad ha llegado a constituirse en una de las primeras causas de consulta psicológica, psiquiátrica y de orientación escolar para niños.

Que su hijo no pueda permanecer quieto ni cinco minutos mientras come o hace tareas, no es 100% culpa de los chocolates, tampoco de los programas infantiles ni de la poca paciencia de quienes lo cuidan. Su pequeño retoño, a quien sus amigos fácilmente identifican como “el terror de las visitas” o “el diablillo” sufre de TDAH, es decir, Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad. Que en palabras más claras quiere decir: niño con una marcada dificultad para controlar sus impulsos, lo que se traduce en falta de atención, hiperactividad e impulsividad. Sin ser alarmista, este trastorno neurobiológico se ha convertido en la primera causa de consulta en los servicios de psicología psiquiatría y orientación escolar. Tanta es la preocupación por el tema que los psiquiatras infantiles Alcides Caicedo y Martha Navarrete decidieron publicar ‘Mi hijo es hiperactivo’, un completo manual para que los padres y profesores puedan relacionarse con niños y adolescentes que presentan hiperactividad.“Aunque es común que todos los niños tengan problemas para portarse bien y en la edad escolar les cueste adaptarse a las exigencias pedagógicas y disciplinarias, en los niños que sufren de TDAH esas conductas son más frecuentes, intensas y persistentes. El niño siente que no puede controlarlas”, explica la doctora Navarrete.Los pequeños que padecen este trastorno se destacan por ser más impulsivos, más distraídos y más activos que el resto de los integrantes del grupo. También tiende a ser más bruscos con sus compañeros, pretenden que los juegos se desarrollen a su gusto y les puede molestar que tomen sus objetos de manera repentina. “Además de los problemas de inatención, hiperactividad e impulsividad, en los niños con TDAH es frecuente que se presenten problemas en el aprendizaje de las nociones básicas de matemáticas y lectoescritura”, añade la especialista.Varias investigaciones han mostrado que el cuadro de TDAH se presenta entre un 3% y un 5% de la población en edad escolar, con un predominio de tres a uno en niños comparados con niñas. Esto quiere decir que en un salón de 20 alumnos, uno podría presentar el trastorno.“En los niños es más frecuente la hiperactividad. Las niñas, por su parte, tiende a sufrir más de falta de atención, se las ve muy juiciosas pero son muy distraidas en clase”, explica el médico Caicedo.¿Desde el vientre?De acuerdo con las investigaciones realizadas por los doctores Navarrete y Caicedo, las madres de niños con TDAH coinciden en que cuando estos pequeños estaban en el vientre se movían mucho más que sus hermanos. Luego, cuando se evoca la época en que eran bebés, los recuerdan con un temperamento difícil, es decir que eran irritables, no se adaptaban fácilmente a los cambios y tenían dificultades para establecer rutinas para comer y dormir.Otro de los factores que determinan en parte si el niño padece o no el TDAH es la edad. De acuerdo con Martha, los niños pequeños aprenden a controlarse a medida que maduran, pero aquellos que presentan el trastorno no desarrollan rápidamente el suficiente autocontrol. “Después de los 6 años es más evidente el trastorno, pues a esa edad por lo general aprenden a controlar sus impulsos y logran concentrarse en una actividad por mucho tiempo”, asegura la especialista. Sin embargo, es necesario que los padres estén atentos a los comportamientos de otros niños de la misma edad y en las mismas circunstancias de su hijo. Si encuentra diferencias abismales entre su hijo y los demás niños, es importante que conteste estas tres preguntas honestamente: ¿Esos comportamientos se vienen presentando desde hace más de seis meses? ¿Se repiten en más de un escenario (casa, colegio, visitas)? ¿Su hijo es buen estudiante?Si sus respuestas son positivas en su mayoría, lo mejor es que consulte con un especialista.Autocontrol: Sí es posibleAl igual que muchos otros trastornos el TDAH no se desaparece, lo que hay que hacer es aprender a controlarlo. Gran parte del éxito que hoy han alcanzado personas que padecieron este trastorno en la niñez, se debe al tratamiento oportuno y a la ayuda de sus padres y profesores.Algunas recomendaciones para el colegio y para la casa:• Procure que se siente al lado de un compañero que sirva de buen ejemplo.• Ayúdelo a fijarse metas a corto plazo.• Reduzca la cantidad de tareas a realizar en casa.• Dé instrucciones claras y precisas.• Estimule la conducta positiva del niño con elogios.• Ignore la conducta inadecuada que sea más leve y focalícese en la que considera más grave.• Evite dar sermones o criticar.• Permítale trabajar de vez en cuando de pie.• Elabore una lista de premios que le gustaría hacer o conseguir a su hijo y póngale a cada cosa un valor.Existen medicamentos para controlar la TDAH y son muy útiles. Sin embargo, el médico Caicedo asegura que no es necesario darles medicinas a todos los niños que sufren el trastorno.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad