Las victorias y los pendientes de la comunidad LGTBI en Colombia

Agosto 31, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alejandra Bonilla Mora | Colprensa
Las victorias y los pendientes de la comunidad LGTBI en Colombia

Un mes completará esta semana el escándalo que rodea a la Corte Constitucional, tras los señalamientos de presunto soborno al suspendido magistrado y presidente Jorge Pretelt Chaljub.

Por todos los medios estas personas buscan el reconocimiento de sus derechos, la Corte ha validado varios. Pero algunos no se cumplen.

A punta de tutelas, demandas, marchas, horas de espera y tesón, la comunidad LGBTI ha logrado en Tribunales el reconocimiento de sus derechos. Como dice la senadora Claudia López, “a la comunidad LGBTI le ha tocado venir a las escalinatas del Congreso y de la Corte Constitucional a ganarse derecho por derecho, uno por uno”. Y en efecto, lo ha tendido que hacer para reconocer derechos patrimoniales, económicos, la unión libre y el matrimonio, entre otros. La semana que pasa, la comunidad gay celebra un avance: la posibilidad de adoptar. Aunque tiene que pasar por el mismo proceso que una pareja heterosexual, ya se abrió camino para que la pareja del mismo sexo pueda adoptar a los hijos biológicos de uno de sus integrantes, pues ya no será posible negar esto por el hecho de ser homosexual. Lo explicó muy bien el presidente de la Corte Constitucional, magistrado Luis Ernesto Vargas, al indicar que el hecho de que el Icbf dijera que ‘No’ a una pareja que cumple todos los requisitos de ley para adoptar, solo por ser homosexuales, es discriminación.Pero, ¿qué avances se han logrado a favor de la comunidad gay y qué problemas de implementación tienen? Según el director Ejecutivo de Colombia Diversa, Mauricio Albarracín, “hace 15 años las parejas del mismo sexo no tenían ningún derecho”. Hoy el panorama es distinto. Son familia y patrimonioLa Corte Constitucional en el fallo de tutela T-716 de 2011, determinó que las parejas del mismo sexo sí son familia, porque la condición sexual no es un aspecto que defina esa institución. Luego, en el fallo C-577 de 2011, la Corte dio un plazo de dos años al Congreso para que legislara integralmente sobre derechos y señaló que si eso no pasaba, dichas parejas podían acudir a juez o notario para formalizar su unión. Actualmente, jueces han celebrado matrimonios y notarios, contratos.Igualdad, libre opción sexualDe acuerdo con varios pronunciamientos de la Corte, la homosexualidad es una opción de vida “tan respetable y válida como cualquiera”, por lo que no puede ser objeto de discriminación social.“La homosexualidad es una condición de la persona humana que implica la elección de una opción de vida tan respetable y válida como cualquiera, en la cual el sujeto que la adopta es titular, como cualquier persona, de intereses que están jurídicamente protegidos, y que no pueden ser objeto de restricción por el hecho de que otra persona no comparta su específico estilo de vida”, señaló la Corte en la Sentencia T-101/98.Unión marital de hechoEn febrero de 2007, la Corte señaló que la Unión Marital de Hecho, dictada en la Ley 54 de 1990 para hombres y mujeres, también se aplica para parejas homosexuales. En ese momento se dijo: “La ausencia de protección en el ámbito patrimonial para la pareja homosexual resulta lesiva de la dignidad de la persona, es contraria al derecho al libre desarrollo de la personalidad y comporta una forma de discriminación proscrita por la Constitución”. Como consecuencia, la Corte avaló los derechos patrimoniales de las uniones maritales de hecho para las parejas del mismo sexo. Esto es por ejemplo, que todo el patrimonio que se adquiera conjuntamente pertenece a ambas partes hasta la separación o la muerte.Pensión y saludEn 2008 la Corte Constitucional estableció que si una de las personas que conforman la unión fallece, la otra puede pedir la pensión de sobrevivencia. Aquí, primó el derecho a la igualdad. Y, en 2007 se permitió que una pareja del mismo sexo afilie a su compañero (a) desde el primer día de convivencia. Es decir, eliminó el requisito de dos años para integrar el grupo familiar del POS. Libreta militarEn fallo de agosto pasado, la Corte señaló que las autoridades no le pueden pedir libreta militar a personas transgénero, ya que exigirle que nació hombre, pero construyó su identidad como mujer, desconoce el derecho a desarrollar su identidad de género. En el fallo, la Corte consideró que el Congreso debe tramitar un proyecto de ley “que regule de forma integral y sistemática los derechos de las personas transgénero”. Visita conyugal en cárcelesEn 2003, en el fallo de tutela T-499, la Corte trató el tema y señaló que si las personas pueden elegir libremente su sexuali- dad, esto no puede coartarse al negar, como se venía haciendo, la visita íntima de reclusos gais. Esto porque la visita íntima es un ejercicio de libre desarrollo de la personalidad. No ser retirados, libre accesoEn 2003 la Corte dispuso que reservarse el derecho de admisión a una empresa, club, entidad pública o colegio, a una persona por ser homosexual es discrimi- natorio y un abuso de posición dominan- te. En el caso de los colegios, la Corte dijo que las directivas no pueden usar un trato desobligante. Además, no se puede echar a un docente por ser gay.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad