Las ventajas y desventajas que tiene un candidato presidente

Las ventajas y desventajas que tiene un candidato presidente

Mayo 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Las ventajas y  desventajas que tiene  un candidato presidente

Juan Manuel Santos, presidente candidato para las elecciones a la Presidencia de 2014.

Analistas consideran que la aprobación de la reelección le entregó enormes ventajas al mandatario en ejercicio, pero que también puede pagar caro el desgaste, las promesas incumplidas y los respaldos políticos.

El Acto Legislativo 002 del 2004, que introdujo en Colombia la figura de la reelección presidencial inmediata “por una sola vez”, propició también enormes desventajas para los candidatos que deban enfrentar en unas elecciones a un mandatario en ejercicio.Entre las principales razones, dicen los analistas consultados, esta la poca claridad en materia de reglamentación para que los organismos de control puedan diferenciar los actos propios de una campaña política de las actividades a las que asiste un candidato presidente como parte de sus funciones constitucionales.También juega en favor de cualquier mandatario que busca su reelección la disponibilidad que tiene de todo el aparato del Estado, del poder de la contratación, de la enorme exposición mediática y de las actividades públicas en todas las regiones del país que contribuyen a afianzar su imagen.A estas prerrogativas, dicen los expertos, se suma la enorme simpatía que tiene la clase política por el poder, lo que garantizaría que las grandes maquinarias electorales en todo el país querrán estar de lado del único candidato que puede ofrecerles prebendas y respaldos mucho antes de las elecciones.Ante semejante desequilibrio, dicen, una consecuencia directa de la reelección presidencial es el incremento de la guerra sucia y del juego del desprestigio en el que ha caído esta campaña en las últimas semanas porque no existe manera de que un candidato luche de igual a igual con quien ostente el poder.Sin embargo, no todo no son ventajas para un candidato presidente. Advierten los especialistas que un gobernante que sale por la reelección tiene en contra cuatro años de desgaste político, en los que seguramente le pasarán factura por las promesas incumplidas y por los componentes del Plan de Desarrollo que no llegó a ejecutar.Otras desventajas para un candidato presidente es que muchos sectores intentarán cobrarle muy caro el respaldo que puedan ofrecerle en la campaña y que al ser para todos el principal rival a vencer, será siempre objeto de críticas y señalamientos.No obstante, hay quienes creen que un candidato presidente resulta positivo para el país porque siempre se esforzarán por hacer un buen primer mandato y ejecutar grandes obras para garantizar el respaldo para un segundo periodo.Estos son, de acuerdo con los analistas consultados, las ventajas y las desventajas con la que llega el candidato presidente, Juan Manuel Santos, a intentar mantenerse cuatro años más en la Casa de Nariño.Ventajas que tiene un presidente a la hora de buscar la reelección* Para León Valencia, analista e investigador, el mandatario en ejercicio tiene, como primera gran ventaja “que si hace un buen primer gobierno, puede proclamarlo y reivindicarlo ante la opinión pública para buscar el respaldo a su reelección”.* Por ser quien maneja el poder de todo el Estado en materia de obras y contratación, siempre tendrá a su lado al sector mayoritario de congresistas porque es a través de estos cupos que pueden aceitar sus maquinarias en las regiones. Esta situación, según el analista Diego Luis Sánchez, ofrece una ventaja para el candidato presidente, pero no así para el Estado “porque ese respaldo electoral que ofrecen lo van a cobran muy caro y eso se paga con los recursos de todos los colombianos”.* El Presidente goza siempre de una inmensa exposición mediática porque es difícil separar los actos propios de su actividad como presidente y sus actos como candidato. El exprocurador general Jaime Bernal Cuéllar asegura que por el hecho de ser candidato no se deja de ser presidente y esto siempre ofrece ventajas. “El Presidente siempre tiene una mayor capacidad de convocatoria y todo el mundo quiere estar a su lado y reclamando beneficios para sus regiones y él tiene la posibilidad de otorgarlos, pese a que hay unas restricciones y una ley de Garantías”. * Aprovecha los desplazamientos que como Presidente realiza por todo el país para sostener reuniones propias de campaña con los diversos sectores políticos en las regiones. “Pese a que al aprobarse la reelección se creó una norma estatutaria para contener los eventuales abusos en que pudiera incurrir el Presidente candidato, siempre habrá muchísimas situaciones qué discutir en cuanto a la indebida utilización de recursos del mandatario en ejercicio”, indicó el exmagistrado Alfredo Beltrán.* Estando en plena campaña es difícil que una inauguración de obras en cualquier región del país no contribuya a favorecer su imagen como candidato. Así lo aseguró el exministro Camilo González Posso, quien agregó que “el presidente candidato tiene la ventaja de contar con los instrumentos de poder y eso le permite la posibilidad de mostrar las realizaciones y hacerlas valer como cuota inicial para un segundo periodo. En adelante, lo que va a ocurrir durante los primeros gobiernos de los presidentes es que todo se seguirá moviendo en función de la reelección presidencial”.* Coinciden también los analistas en que el presidente que busca desde el gobierno su reelección, no tiene la necesidad de gastar las cifras que deben invertir los demás aspirantes al primer cargo del Estado en costos de publicidad y de campaña porque muchos de sus actos como Primer Mandatario los capitaliza como candidato.Juan Carlos Gómez, politólogo de la Universidad de la Sabana, aseguró que en favor del presidente juega que es él quien maneja la agenda informativa y pública.Desventajas de un mandatario que busca su segundo periodo* Una de las principales desventajas con las que se encuentra un candidato-presidente, según el exministro Camilo González Posso, es que llega a la campaña con el sol a las espaldas porque debe hacerle frente al desgaste de cuatro años de gobierno y promesas en la mayoría de los casos inconclusas, lo que terminan cobrándole en las urnas buena parte de sus antiguos electores.* En el caso específico de Juan Manuel Santos, asegura el analista Enrique Serrano, va a jugar en su contra el hecho de haberse arriesgado a una serie de prerrogativas que no fueron bien vistas por el gobierno anterior, que fue el que lo ayudó a elegir, y sus promesas a estas alturas de su gobierno no representan nada nuevo, mientras sus adversarios siempre tendrán la ventaja de explotar la indignación y ofrecer una renovación.* Todo el tiempo tiene señalamientos de estar haciendo campaña con sus actividades propias como Presidente de la República porque es casi imposible separar un acto de otro. El exmagistrado Alfredo Beltrán dijo que esos señalamientos siempre van a estar pero “la reelección alteró la estructura constitucional del Estado y el presidente en campaña sigue siendo el Jefe de Estado, el Jefe del Gobierno, el supremo de las Fuerzas Armadas, el titular de la Administración Pública y con relaciones muy fuertes con el Congreso, la Rama Judicial y el Banco de la República, entre otros”.* Debe vender caro, y con recursos del Estado, aseguran los especialistas consultados, el apoyo que le ofrezcan los diversos sectores y partidos políticos en todas las regiones del país, sobre todo los que hacen parte de la Mesa de Unidad Nacional.* Los pendientes de su gobierno en los primeros cuatro años van a ser explotados como debilidades del presidente candidato y como una falta de compromiso con temas sociales y ese será el caballito de batalla de los demás aspirantes que lo ven como el rival a vencer. “Sus propuestas las van a unir con las críticas por las obras que no ha ejecutado, siempre dirán que ha faltado inversión social y que no ha combatido la corrupción; es decir, le van a pasar el inventario por los actos propios de su gobierno, cosa que no ocurre con los demás aspirantes”, indicó el exprocurador Jaime Bernal Cuéllar. *A diferencia de los demás candidatos, consideran los expertos en materia política, el mandatario que busca su continuidad por un periodo mas deberá cumplir muchos acuerdos y promesas antes de la jornada electoral del 25 de mayo, mientras los demás aspirantes al primer cargo del Estado solo tendrán que cumplir con esos acuerdos en la eventualidad de que ganen las elecciones presidenciales.* Como le ha ocurrido al presidente Juan Manuel Santos, los grupos de presión como los gremios aprovechan el interés por la reelección para tratar de obtener prebendas del Gobierno. Y entre más se acercan los comicios, más presionan porque saben que un paro en esas instancias puede ser fatal para las aspiraciones y el futuro político del candidato presidente.Encuentre aquí toda la información sobre las Elecciones Presidenciales

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad