Las reinas mostraron su rostro sin maquillaje

Noviembre 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Claudia L. Bedoya | Enviada Especial a Cartagena
Las reinas mostraron su rostro sin maquillaje

El segundo grupo de candidatas, integrado por Cartagena, Cauca, Cesar, Chocó y Córdoba, se caracterizó por la fluidez de todas para expresarse, excepto por Chocó. Córdoba, sin maquillaje dejó ver un defecto en su nariz.

Así fue la entrevista de las candidatas con el jurado. Huila bajó puntos, y las morenas subieron.

En traje de baño de dos piezas, con la cara lavada y una conversación de cinco minutos con cada uno de los jurados, las 24 candidatas ayer se jugaron sus cartas para el título de Señorita Colombia.Luego de la entrevista con los jueces, la prensa conoció los verdaderos rostros, y libres de tantas capas de maquillaje brillaron las representantes de Bogotá, Cauca, Cesar, Chocó, Cundinamarca, Magdalena y Santander. Entre tanto, la huilense Natalia Valenzuela, quien no tiene el rostro más impactante, dejó ver que es demasiado delgada.Quienes al parecer causaron una grata impresión en el jurado fueron las representantes negras. A Diana Mina, de Bogotá, le preguntaron sobre la polémica que generó su elección por ser la primera mujer negra en representar a la capital. Mientras que Chocó, Astrid Fernández, los dejó boquiabiertos, según relató la reina: “Dijeron: ‘Uy que mujer tan alta’. Creo que ya tengo media corona”. Pero sus palabras causan dudas, porque le falta fluidez al responder. Por algo tiene fama de ser la más callada del grupo. Entre tanto, a la caucana Violeta Bergonzi le preguntaron por su capacidad de liderazgo. “El jurado quería saber qué tenemos visionado para nuestro futuro” expresó. Su rostro gustó y algunos destacan su perfil internacional. A Cesar, Marisabella Mendoza, le preguntaron si renunciaría a ser reina y recordó que hace tres años ella dejó el Concurso ante la muerte de su padre. Habló sobre los proyectos que quería emprender como reina.Pese a su favoritismo, Huila, Natalia Valenzuela, mantiene un bajo perfil abrumador y no es tan abierta para responder. Con aplomo dijo que su mejor argumento para conquistar al jurado fue mostrarse “como una mujer sencilla y humilde, como la mujer colombiana”.Lució arrolladora Magdalena, Lizeth González, quien mostró un rostro armonioso, pero no tan angelical como el de Ana Santa, de Cundinamarca, cuyo talón de Aquiles es tener respuestas de cajón. Entre tanto Santander, Laura Patiño, aunque es segura al expresarse, no tiene ese convencimiento de reina que le sobra a la vallecaucana Catalina Robayo, quien dice que aún no tiene puesta la corona pero que está a un paso de ella.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad