"Las personerías están al desborde de funciones": Director de Fenalper

"Las personerías están al desborde de funciones": Director de Fenalper

Diciembre 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Camilo Fonseca, director ejecutivo de la Federación Nacional de Personeros de Colombia.

Camilo Fonseca dijo que ellos jugarán un papel importante en la veeduría de la implementación del acuerdo de paz.

Camilo Fonseca, director de la Federación Nacional de Personeros, Fenalper, afirma que ellos jugarán un papel importante en la veeduría de la implementación del acuerdo de paz en los municipios vecinos a las 27 zonas veredales donde las Farc harán la dejación de las  armas. ¿Cuál será el papel de los personeros en esta etapa del posconflicto? Los personeros han tenido históricamente  unas funciones misionales que son garantizar y proteger los derechos humanos de todas las poblaciones. Ahorita, atender a las víctimas del conflicto armado, después de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras; y con la firma del acuerdo salen dos muy importantes: se crea el nuevo Sistema de Alertas Tempranas para identificar posibles vulneraciones de los derechos humanos en la etapa de implementación y los personeros, por estar presentes en todos los municipios, hacen parte de ese sistema. Y  otra función  es hacerle seguimiento a todo el proceso de desarme y desmovilización.  ¿Y qué implica eso? Un despliegue mucho más fuerte por parte de las personerías en los territorios, pero una de las cosas que nos preocupa es que todos estos municipios son de categoría sexta. Es decir, los presupuestos de sus personerías no son más de $90 millones al año, de lo cual el 90 % se va en el  salario del titular, entonces no tienen para contratar gente, ni para tener sede ni  cómo movilizarse a las zonas rurales, donde realmente se va a dar la implementación. ¿Cuál sería  la solución a la situación? Las personerías no pueden solas, el Estado necesita fortalecerlas, debe haber una mayor responsabilidad del Ministerio Público, un trabajo mucho más articulado  de la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación y las personerías locales. Debe haber una priorización de mayores recursos en los municipios donde se va implementar más rápido el acuerdo, porque así esté la Misión de Verificación, Naciones Unidas y las Fuerzas Militares, se desconocen otros contextos del proceso de paz y el incremento de nuevas conflictividades que se puedan presentar. ¿Y que respuesta se ha dado por parte del Gobierno? Estamos viendo como desde el Gobierno Nacional se crea una mesa técnica con participación de la Procuraduría General, el Ministerio de Hacienda y el Ministerio del Interior para entablar acciones muy concretas de fortalecimiento para las capacidades de las personerías municipales. Pero  mientras tanto, ¿cómo están laborando los personeros del país?Las personerías son las que han ayudado a detener conflictos en las regiones, han  interlocutado con grupos al margen de la ley y la sociedad civil para mitigar ciertos daños en las poblaciones y siguen actuando quizá de manera artesanal. Siguen trabajando, pero estamos a un desborde de funciones. Ya con la implementación encima, ¿no se les hizo tarde para fortalecer el Ministerio Público? Nosotros, desde la Federación, hemos hecho ese llamado desde hace más de dos años, diciendo: ‘Hay que preparar los territorios, hay que fortalecer las personerías, porque si no, en el momento de la implementación van a haber muchos riesgos de vulneraciones por lo que puede pasar en estas zonas’. Una cosa es lo que pasa en las zonas veredales, que tienen sus anillos de seguridad, y otra lo que pasa alrededor. ¿Qué es lo que más les preocupa de esos últimos territorios? Nos preocupa la interlocución entre sociedad civil y Fuerzas Militares. Históricamente se ha visto que cuando ha habido presencia de ellas en regiones del país ha aumentado la violencia sexual contra mujeres, lo que también nos han comentado las comunidades. ¿Qué otros temores  han señalado los pobladores de esas zonas? Nos han preguntado qué es lo que va a pasar en las jurisdicciones, como por ejemplo la de Arauca, que tiene dos zonas veredales y en medio han operado jurisdicciones Farc-ELN, que de alguna manera son reconocidas por la sociedad como buenas, porque solucionan sus problemas rápido. También nos han manifestado el temor de  que, cuando entre la justicia ordinaria -que toma tanto tiempo- no saben cómo se van a resolver los problemas si ellos ya tenían allá unas dinámicas, y ahí, de nuevo, entran a operar los personeros. ¿Cuántas personerías deben fortalecer ya por las zonas veredales? El Gobierno anuncia 27 zonas veredales, pero insistimos que ese no debe ser el universo, sino más amplio, porque una zona veredal está en jurisdicción de un municipio, pero tiene otros que la rodean, entonces el impacto  no va a ser en uno, sino alrededor de donde está operando. Por eso creemos que son unos 50 municipios. ¿Hay problemas de seguridad entre los personeros? Es grave el nivel de riesgo que tienen las personerías municipales en ejercicio de sus funciones. El 10 %  ha presentado algún tipo de amenaza o riesgo. Por eso esto no puede tomar más tiempo, tiene que solucionarse ya.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad