Las nueve claves para bajar la fiebre

Marzo 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Las nueve claves para bajar la fiebre

Conozca la manera más fácil y efectiva de controlar la fiebre de su hijo en casa. Cuándo acudir a Urgencias.

Un 70% de la consulta pediátrica por urgencias en Colombia corresponde a casos de fiebre. En su mayoría se trata de casos de menores entre 0 y 2 años, quienes suelen presentar este síntoma a consecuencia de infecciones virales, de las cuales se presentan entre siete y ocho episodios al año durante la etapa de lactancia. De ahí, que la presencia de una temperatura superior a 37,5 grados sea motivo permanente de preocupación en los padres de familia, quienes no tienen el conocimiento necesario para atender a sus pequeños y terminan por alarmarse, a veces sin necesidad. Lo cierto es que los especialistas afirman que esto conduce a que en la mayoría de casos la fiebre sea mal manejada, porque no se entiende su significado e importancia. De hecho, aclaran que no es una enfermedad, sino un signo de que el organismo y en particular el sistema inmunológico se está protegiendo de una agresión.Por lo tanto, los galenos insisten en que el fin primordial no debe ser quitarla o bloquearla, porque si se trata de una infección puede llevar a que los gérmenes continúen proliferando porque el sistema inmune recibe una señal equivocada. Lo que se debe hacer entonces es lograr que el menor se sienta mejor y buscar la causa de la alteración en la temperatura.Conozca las pautas a seguir en caso de que su hijo presente fiebre.Cómo tomar la temperaturaLo mejor es usar un termómetro digital y esperar un minuto más después de que suene la alarma para retirarlo. En cambio, los de mercurio, las bandas o tiras plásticas y los termómetros de oído no son tan precisos. El mejor lugar para tomar la temperatura son las axilas, pues la boca es una zona que expone al menor a contaminarse de infecciones, y el recto, aunque sí es preciso, no se puede usar en pacientes con enfermedades como el cáncer.Medidas de urgenciaAbanicar al pequeño, ponerle una bolsa helada en la frente, envolverlo en una toalla húmeda o ponérsela en la espalda son algunas de las recomendaciones que hacen los especialistas.¿Bañarlo o no? No se recomienda bañarlos con agua fría, pues esto puede bajar la temperatura exterior mientras la fiebre interna persiste. Además, ocasiona cambios bruscos de temperatura y mayor malestar. Lo ideal es usar agua tibia.La necesidad de abrigo El exceso de ropa o abrigo puede hacer el efecto contrario y subir aún más la temperatura corporal. Por eso es preferible vestir al pequeño con ropa ligera y arroparlo con una manta delgada. La habitación debe permanecer fresca.La alimentación Si el niño no quiere comer no lo obligue. Lo importante es hidratarlo con suero, agua, jugos naturales, soluciones a base de electrolitos y caldos. Evite darle café, té y bebidas cola, que pueden favorecer la deshidratación.AislamientoLo mejor es que si hay otros enfermos en casa no estén en contacto con el pequeño pues pueden contagiarlo de otras infecciones agravando su estado. Y a su vez, si hay más niños en casa hay que aislar al que tiene fiebre.Dejar que paseCuando la fiebre es leve, es decir, que se registra una temperatura entre 38 y 38,3 grados, y el niño continúa realizando sus actividades normalmente, no luce decaído ni llora con frecuencia, es mejor esperar a que pase sola, dado que en estos casos la fiebre simplemente es una señal de que el sistema inmunológico está defendiendo al cuerpo de un virus que lo ataca.La importancia de la medicaciónLos fármacos más indicados son el acetaminofén, del cual deben administrarse entre 10 y 15 miligramos por kilo de peso. Sin embargo, hay que tener en cuenta la rapidez con que ceda la fiebre, la frecuencia con que se presente y el estado del paciente. El ibuprofeno, cuyo efecto dura entre seis y ocho horas, sólo pueden recibirlo los mayores de 6 meses. Sólo con indicación médica se pueden emplear fármacos que contengan dipirona, ketoprofeno y nimesulida. Los que son a base de ácido acetilsalicílico no se les deben administrar a los menores, a riesgo de causarles una complicación conocida como Síndrome de Reye, en la que se inflaman el cerebro y el hígado. Los antibióticos tampoco están indicados, a no ser que el médico los prescriba, pues se puede enmascar un problema más grave.Cuándo consultarSi el niño es menor de 3 meses consulte tan pronto como pueda, dado que los lactantes no tienen su sistema inmunológico maduro. En los mayores la recomendación es consultar si la fiebre se mantiene a más de 38,5°C por más de 24 horas.También si hay decaimiento, irritabilidad, molestias al orinar, dificultad para respirar, dolor de oído y/o sangre en la deposición, pues puede tratarse de infecciones bacterianas graves como meningitis, septicemia o neumonía.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad