Las encrucijadas 'post-electorales' del Polo y el Partido Verde

Las encrucijadas 'post-electorales' del Polo y el Partido Verde

Noviembre 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogotá
Las encrucijadas 'post-electorales' del Polo y el Partido Verde

El ex dirigente del Partido Verde, Antanas Mockus, dijo que sólo volvería a esa colectividad si dejan de recibir el respaldo del ex presidente Álvaro Uribe.

Los resultados del pasado debate electoral agravaron la crisis en el interior de estas colectividades, que perdieron espacios.

Los partidos Polo Democrático Alternativo (PDA) y el Verde fueron los mayores damnificados en las elecciones del 30 de octubre, debido a que cedieron terreno en cargos regionales clave que les significaron nuevas crisis internas que evidenciaron tras finalizar el proceso comicial.Algunos analistas consideraron que la situación más crítica está en las toldas del Polo, debido a que obtuvo sendas derrotas en sus dos principales fortines electorales: Bogotá y Nariño.El analista Fernando Giraldo aseguró que “el resurgimiento de Gustavo Petro y su triunfo en la Alcaldía de Bogotá lo coloca en una posición privilegiada para convertirse en el director político de la izquierda en Colombia” y sustentó esta hipótesis al argumentar que “el Polo quedó reducido a la mínima expresión, perdió el poder en Bogotá y Nariño, que eran los grandes poderes que tenía”.Para Giraldo es evidente que en la actualidad, el Polo tiene un reto muy fuerte de cara al 2014 para las elecciones al Congreso, toda vez que –a su juicio- esta colectividad no la va a tener fácil para lograr el umbral electoral y mantener su personería jurídica.“El umbral en 2014 va a ser más o menos de 400 mil votos y con lo sucedido el pasado domingo de elecciones, creo que mirando la situación de hoy, me parece que va a ser muy difícil su supervivencia”, anotó el analista.Otra visión la tiene el director del Polo, Jaime Dussán, quien aseguró que esta colectividad está “muy viva” y que va a continuar “muy activo en la política nacional”.Dussán reconoce –entre líneas- los resultados del Polo, en la medida en que anunció que “para 2014 lanzaremos una propuesta que se llama ‘no más la derecha popular en Colombia’ y buscaremos una coalición de varios sectores políticos para derrotar a la derecha”.Cuestionado sobre si en este nuevo proyecto cabe el Movimiento Progresistas de Gustavo Petro, Dussán dijo que “no hay la menor duda, con él y con todas las fuerzas de izquierda en Colombia”.Esta idea no es del todo descabellada para el senador Parmenio Cuéllar, quien consideró el movimiento de Petro como “un partido hermano”, por lo que acompañó, en cierta medida, la propuesta de Dussán al indicar que “se debe plantear desde ya una alianza para las elecciones presidenciales del 2014”.Sin embargo, Cuéllar habló de una consulta interpartidsta (ya autorizada por la Reforma Política), para que los Progresistas y el Polo “presente, cada uno, un precandidato y en las elecciones de marzo se defina a quién se apoya de manera conjunta”.No obstante a estas propuestas visionarias, hay quienes advierten que las directivas tienen que pagar por el costo de los resultados electorales. Uno de ellos, el senador Iván Cepeda reiteró que el presidente Dussán “tiene que renunciar”, cosa similar piensa el senador Mauricio Ospina, quien pidió la renovación en las directivas.Dussán le respondió a Cepeda que “no le queda bien pedir las cabezas de las directivas, más cuando él no obtuvo ningún edil ni concejal en Bogotá”, por lo que le envió un mensaje: “El representante Cepeda tiene que trabajar muy duro para poder ser reelegido en el Congreso”.Madura crisis verdeLa situación en el Partido Verde no dista mucho de la de los amarillos del Polo, debido a que su mayor elector, Sergio Fajardo, logró la Gobernación de Antioquia en medio del abandono –según dijo él- de la colectividad que lo avaló.Giraldo piensa que luego de los resultados, lo más natural es que Fajardo exija la dirección del Partido, pero “es muy difícil que se la otorguen, por lo que él puede irse de la colectividad sin poner en riesgo la legalidad de la Gobernación”.Pero, el analista cree que el resultado de las elecciones volvió a darle un sentido a una aspiración presidencial de Fajardo, por lo que no descartaría que se mantenga dentro de los Verdes, pero en una mecánica diferente. Es más Giraldo piensa que la propuesta de la representante Ángela María Robledo de que Antanas Mockus vuelva a las toldas verdes podría ser una exigencia de Fajardo y del mismo senador Jhon Sudarsky.Mockus respondió a finales de semana que él volvería al Partido Verde cuando en éste no haya alguna injerencia del ex presidente Álvaro Uribe. Esto, según voceros del Partido que prefirieron mantener reserva, es una exigencia que sobra, ya que al interior del partido es evidente que luego de los resultados de Enrique Peñalosa en las elecciones, de Uribe no se volverá a saber nada en los verdes.Hace poco el vocero y codirector del Verde, Luis Eduardo Garzón, puso a disposición de la colectividad su posición en el interior del Partido. Hasta ahora se guardan silencios, pero se dijo que antes que acabe este año habrá un ‘revolcón’ en estas toldas.La posible partida de las directivas de Garzón y el retorno de Mockus, tienen al Partido dividido, ya que mientras sectores como Sudarsky y Robledo apoyan el regreso de Mockus; la senadora Gilma Jiménez y el representante Alfonso Prada no son partidarios del reintegro, porque consideran que eso ‘enrarecerᒠaún más el ambiente del partido.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad