"Las bandas criminales quieren apoderarse de las elecciones"

Marzo 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

Una estrategia que permita hacerle frente al fraude electoral que significaría la influencia de las Bacrim, la proyección de que sean inscritas más de 2 millones y medio de nuevas cédulas de colombianos son los frentes en los que está trabajando el registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez.

Una estrategia que permita hacerle frente al fraude electoral que significaría la influencia de las Bacrim (bandas criminales), la proyección de que sean inscritas más de 2 millones y medio de nuevas cédulas de colombianos y preparar la entidad para las consultas internas de los partidos, son los frentes en los que está trabajando el registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez.El funcionario teme que, así como elecciones anteriores fueron intervenidas por los paramilitares, en esta oportunidad pretendan hacer algo similar las bandas criminales.Sánchez estima que los comicios regionales de octubre podrán tener una participación de más de 17 millones de colombianos, casi tres millones más de los que votaron en el 2007. ¿Cómo va el proceso de inscripción de cédulas?Hay bastante inquietud y movimiento. Es prematuro decir cuántos podrán ser los inscritos, pero creemos que va a haber más de los estimados, debido a la expectativa que crea la reforma política (la depuración del censo). Muchas personas estarán motivadas a inscribirse.¿Entonces habrá más inscritos que de los acostumbrados?Tenemos presupuestada la inscripción de 2,5 millones de personas, pero la cifra puede ser superior. Lo que se debe tener en cuenta es que el censo, de aprobarse la depuración que plantea la reforma política, sería de 15 millones, pero nosotros tenemos capacidad hasta para tener a 17 millones y medio de personas habilitadas para votar.¿Frente al 2007 cómo sería el comportamiento de los votantes?Lo que se debe tener en cuenta es que en las elecciones de hace cuatro años, con un censo de 3 millones de personas menos, votaron 13,7 millones de personas, eso quiere decir que esta vez van a votar entre 16 y 17 millones.De ser positivo el concepto de la Corte Constitucional sobre la reforma política en junio, ¿el censo si se podría depurar en poco tiempo?Usualmente tenemos cuatro meses. Las inscripciones se acaban en mayo y en septiembre se publica el censo. Hoy el censo está muy depurado.¿Es necesario castigar al que no vote, como se pidió en la reforma política?No, con los medios técnicos que se tiene ahora no es necesario. Si avanzamos más técnicamente, podríamos llegar a que una persona pueda votar en cualquier parte.Es lo que pretende la huella digital, ¿pero sí la podrán aplicar en octubre?Ya la hemos probado. El tema es básicamente económico, pero sabemos que de usarla evitaría mucho las suplantaciones, que es una de las causas del fraude, además sería fácil controlar la trashumancia porque usted sabría de dónde venía ese huella antes.¿En qué partes se podría votar así?Hicimos tres escenarios para el Gobierno. Aplicarla en un 100 % vale como $60.000 millones, cubriendo el 80% vale como $45.000 millones y metiendo los sitios más significativos debe valer $35.000 millones. Lo que decimos es que hay una brecha entre una identificación que es toda digital y electrónica y unas elecciones de papel.¿Ese presupuesto está disponible?Lo que preguntamos es: qué sacamos con haber invertido US$200 millones para cambiar las cédulas y $40.000 millones para depurar el censo de muertos si no se tiene la manera de aplicarlo porque seguimos con inscripciones de papel, llenando formatos que después hay que desgrabar y digitalizar y otra vez vuelven los errores.¿Cuándo estima que se podrá aplicar en su totalidad esa modalidad?No creo que antes del 2014, pero tendría que haber recursos y voluntad.¿Cómo va la preparación de las consultas internas de los partidos?Los partidos tienen plazo hasta el lunes (ayer) para manifestar su voluntad de hacer una consulta y hasta el 28 de abril para enviar los candidatos.¿Ya está todo el presupuesto para realizarlas?Todavía no, hasta que no sepa la intención de los partidos no se puede hacer un cálculo.¿Vale la pena hacer estas consultas, cuando tradicionalmente se ha demostrado que son muy pocos quienes votan en ellas?Lo que pasa es que hasta que no haya un censo de los partidos siempre será así. Sin embargo, las consultas han sido positivas porque facilitan los procesos internos de los partidos y también los mismos procesos de la Registraduría Nacional.¿Le preocupa la advertencia del Gobierno sobre la infiltración de las bacrim en las elecciones?Lo que pienso es que ellas, más que sabotear el proceso electoral, lo que hacen es apoderarse de él y cooptarlo. Es decir, buscar de alguna manera que quienes voten lo hagan por ellas, de hacer todo un montaje electoral que las pueda favorecer. El impacto es como cuando el paramilitarismo, en pasadas elecciones, coaccionó al ciudadano y a los jurados.¿Qué hacer para evitarlo?Desde el punto de vista de la Registraduría, si el interés de esas bandas no es sabotear las elecciones sino cooptarlas para que favorezcan a sus simpatizantes, lo que debemos es afinar todas las medidas antifraude, como vigilar las inscripciones de cédulas, vigilar los nombramientos que se hacen de delegados, vigilar el día de las elecciones las movilizaciones de dinero, tomar todas las medidas para evitar la corrupción electoral.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad