Las 10 mil horas de vuelo de la única avioneta ensamblada en Colombia

Las 10 mil horas de vuelo de la única aeronave ensamblada en Colombia

Mayo 02, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción El País
Aeronave T-90 Calima.

La Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez celebra las 10.000 horas de vuelo de la aeronave T-90 Calima. Un avión fabricado en Colombia, utilizado para entrenamiento básico.

Jorge Orozco / El País

La aeronave denominada T-90 Calima ha sido la única que se ha ensamblado en Colombia. Y está de celebración, pues ya cumplió sus 10.000 horas de vuelo. Actualmente 24 de este tipo sobrevuelan el cielo caleño.

El sueño de reemplazar las aeronaves de instrucción que operaban en la Base Aérea Marco Fidel Suárez se hizo realidad en el 2011. Estas venían formando por más de 50 años a los pilotos de la Fuerza Aérea Colombiana.

Para hacerlo realidad, se creó una alianza estratégica entre la FAC, la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana, Ciac, y la empresa norteamericana de fabricación de aeronaves deportivas Lancaire.

Su objetivo era crear una aeronave que se adaptara a las condiciones que tienen los aviones de instrucción de la Escuela Militar de Avión: buena operación y rendimiento; pero sobre todo, facilidad para el aprendizaje, pues su público serían los alumnos que nunca habían piloteado.


El teniente coronel Camilo Andrés Perdomo dice que “ya existía una aeronave deportiva, pero era muy rápida para clonarla. Por eso se le hizo una serie de modificaciones y se creó la T-90 Calima”.

Se le llamó así, ya que viene de ‘training’, que significa entrenamiento en español, y fue construida en los 90 años de la Fuerza Aérea Colombiana. “La tribu que predominó en este territorio fue la Calima, por eso la segunda parte de su nombre”, cuenta el Teniente.

Perdomo tiene aproximadamente 6.000 horas de vuelo en toda su carrera y 1.600 manejando este tipo de aeronave, hasta ahora es considerado el piloto con más horas de vuelo. Cuando el avión sale por primera vez en septiembre del 2012, este Teniente Coronel fue la única persona que recibió el curso de instrucción en la Base Aérea de Palanquero, en Cundinamarca.

A partir de esta fecha, se empezaron a construir las otras aeronaves en serie. Existen 25 de ese tipo en Colombia. 24 están en Cali y la otra está en manos de la Corporación de la Industria Aeronáutica Colombiana, en Bogotá. Es utilizada para muestras comerciales.

“Lo único que no se fabricó en Colombia fue el motor y las pantallas. El resto fue ensamblado por personal técnico de la FAC”, cuenta Perdomo.
La función de esta aeronave es entrenar a los pilotos que apenas inician su proceso en la Fuerza Aérea Colombiana y están en su fase ‘primaria’.

El entrenamiento dura cuatro meses para los pilotos novatos. 15 días que son teóricos y el resto en la práctica. Los alumnos terminan con un total de 50 horas de vuelo. “La aeronave por ahora seguirá siendo elemental para el aprendizaje y las muestras. Por ejemplo ésta fue la que voló mientras se hacía la firma de la paz en Cartagena”, expresa el teniente coronel Andrés Felipe Botero, comandante del grupo de Entrenamiento de Vuelos de Emavi.

La mayor Sandra Gaitán es la única instructora mujer que pilotea la T-90 Calima. Lleva tres años haciéndolo y cuenta que ha sido una experiencia inigualable. “Ver cómo las personas controlan un avión es gratificante para mí, pues mi función es estar en todo el proceso cuando inician y no saben nada de aviación”, dice la Mayor.

Gaitán es la única mujer de los 12 instructores que hay para esta aeronave en la Fuerza Aérea. También es del primer curso de mujeres pilotos. Es por eso que su antigüedad la llevó a desempeñar este cargo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad