La vanidad llevó a la muerte a travesti del sur del Tolima

Enero 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa y El Nuevo Día
La vanidad llevó a la muerte a travesti del sur del Tolima

Diana Princes Cortés murió al parecer por una infección en su busto, tras practicarse una operación en Venezuela.

Su deceso produjo indignación porque la comunidad Lgtbi cree sentirse presionada por la iglesia, debido a cambio en horario para honras fúnebres.

La vanidad e ilusión por convertirse en una mujer llevó a la muerte a Félix Daniel Cortés, un hombre de 21 años, quien hacía parte de la comunidad Lgtbi de Saldaña, sur del Tolima.Su deceso produjo, además de tristeza entre sus compañeros, indignación porque esta comunidad cree sentirse presionada por la iglesia, pues a la hora de la ceremonia para las honras fúnebres se presentaron varios cambios. Diana Princes Cortés, como también era conocida, residía en el barrio El Palmar de Saldaña y luego de haberse sometido a una cirugía de aumento de busto, decidió a finales del año pasado practicarse otros procedimientos en el exterior. Esta emoción de poder operarse la papada, aumentar más sus senos, practicarse la liposucción e intervenir sus nalgas, la llevaron a trasladarse hasta Venezuela donde el 8 de diciembre le practicaron los mencionados procedimientos, al parecer, a bajos costos. Se conoció que luego de retornar a Colombia, Diana Princes comenzó a sentirse mal por lo que fue llevada al hospital San Juan de Dios de Espinal, donde murió el primero de enero, al parecer por una infección en el pecho. IndignaciónEl pasado viernes, cuando todo estaba listo para las honras fúnebres, el sacerdote de la iglesia de Saldaña modificó el horario de la ceremonia que estaba establecida para las 2 de la tarde, y la estableció a las 4, según él, porque tenía diligencias por hacer. Según informaron, a la hora establecida el párroco no llegó y mientras esperaban con el féretro en la calle arribó el sacerdote, pasada media hora de la acordada. Esto generó molestia entre las compañeras de Diana, quienes se sintieron perseguidas por el cura y recordaron el caso de Andrea Quintero ocurrido en Italia. Se trató de un travesti asesinado en Roma y que luego de las palabras dichas por el papa Francisco: “¿Quién soy yo para juzgar?”, debido a esas palabras, una iglesia jesuita honró al travesti colombiano que buscaba una oportunidad en ese país.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad