La Sociedad del Semáforo se estrena en medio de la polémica

La Sociedad del Semáforo se estrena en medio de la polémica

Septiembre 24, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Alberto Posso | Especial para El País

Desafiante. Así es la ópera prima del novel cineasta Rubén Mendoza: ‘La sociedad del semáforo’, en la que describe el descarnado mundo de los habitantes de las calles capitalinas.Este filme ganó el premio al mejor guión y producción de largometrajes del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico de Colombia. También fue galardonado internacionalmente con el Estímulo del World Cinema Fund, del Festival de Cine de Berlín, y del Visions Sud Est de Suiza.Como si fuera poco, fue premiado en el Festival de Amiens para Desarrollo de Proyecto, en Francia. No obstante, la película se estrena este viernes en la cartelera nacional con críticas muy fuertes de la prensa colombiana. Su brutal descripción del submundo en que viven los más pobres en las calles de una gran ciudad, no alcanza su evidente ánimo de reivindicación y solidaridad. Por el contrario, se convierte en un paseo fantasmal por vericuetos de degradación, cuya construcción cinematográfica por momentos carece de fluidez narrativa e histriónica.“Causa impresión que el guión haya ganado premios porque es una historia totalmente inconexa, no hay conflicto identificable, personajes con sentido ni resultado objetivo, la violencia es gratuita. Se desperdició un buen tema”, opina Sergio Ramírez, editor cultural de la revista Gente.Es reconocida la labor de cineastas que se han enfocado en actores naturales con óptimos resultados, como Víctor Gaviria, que ha hecho de su recorrido por la triste vida de muchos poemas fílmicos (‘Rodrigo D’ y ‘La vendedora de Rosas’).Pero el matiz adquirido por ‘La sociedad del semáforo’ causa una sensación contraria. Pareciera que con su cámara se hubiera entrometido a la infeliz vida de sus ‘actores’ con un simple afán morboso, sin que redunde en ninguna mejora para ellos. De hecho, el protagonista del filme, el chocoano Alexis Zúñiga, anda perdido en zonas marginales de Tunja y se desconoce su paradero.“Aunque es una película importante, creo que a Rubén se le embolató la historia en el guión. La crudeza de algunas escenas es terrible. Y se equivocó con los actores. La actuación hubiera podido ser más conmovedora con actores profesionales. Los naturales funcionan cuando se representan a sí mismos, pero cuando tienen altos momentos dramáticos, fallan”, opina el actor Andrés Parra, protagonista de la película ‘La pasión de Gabriel’.En cuanto a la pretensión temática de la película, algunos son más concretos y radicales. “Esto es lo que motiva al público a decir que nuestro cine es pornomiseria. No le encuentro ningún valor estético, técnico y mucho menos dramatúrgico”, concluye Adolfo Ayala, director del Cine Club El Muro.Sin embargo, un sector de la prensa colombiana ha salido en defensa del filme por su retrato de la insólita realidad colombiana, como Luis Carlos Rueda (Canal 13) y Sandra Ríos (Cine Vista), quienes la ven como una obra sólida y apreciable del cine colombiano… Ahora le corresponde al público juzgar.Vea el trailer de 'La Sociedad del Semáforo'

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad