La salud en el Valle del Cauca sigue enferma de 'tutelitis'

Agosto 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La salud en el Valle del Cauca sigue enferma de 'tutelitis'

El Valle participó con el 10,7% de las 115.147 tutelas en salud que hubo en Colombia en el 2013

En total, según la Defensoría del Pueblo se entablaron 12.389 tutelas, aunque la cifra fue inferior en 2,5% a la del 2012.

Aunque muchos vallecaucanos siguen acudiendo a la tutela para buscar su acceso a servicios y medicamentos ante las EPS, las solicitudes a través de ese mecanismo constitucional bajaron 2,05 % durante el 2013. Lea aquí: los retos de la salud en Colombia. En total, el año pasado 12.389 personas se vieron forzadas a acudir a la tutela para que fueran amparados sus derechos a la salud, es decir, 318 menos que en los registros del 2012, según lo consignó la Defensoría del Pueblo en su informe anual.En total, el Valle participó el año pasado con el 10,76% de las 115.147 tutelas en salud a las que acudieron los colombianos. Antioquia concentró el 25% de las tutelas. Raúl Ospina, presidente de la Alianza de Usuarios de la Salud del Valle, recalca que “esas cifras no reflejan la realidad, dado que las tutelas por salud fácilmente pueden sumar más de 40.000 en un año en el departamento. Solo en los juzgados de Cali y Palmira más del 50 % de las tutelas que se tramitan tienen que ver con el tema de salud”.Subrayó que ello sucede porque “los usuarios son manejados al amaño de las EPS, y como éstas no le pagan a las clínicas y hospitales, los servicios vienen perdiendo calidad”. Y lo peor, recalca, es que “se sigue presentando falta de oportunidad para las citas médicas, ya que las mismas se demoran hasta 15 días en algunas EPS, mientras una consulta con un especialista tarda unos seis meses”.De acuerdo con el informe presentado por el defensor del Pueblo, Jorge Armando Otálora, “en 41 municipios (del Valle), se interpuso al menos una tutela que invocaba al derecho a la salud, siendo Cali con el 56,8%, la ciudad con mayor participación, seguida por Palmira (13,3%), Tuluá (7,5%), Buga (5,1%) y Cartago (3,8%)”.Responden las EPSFrente a tal comportamiento, Jaime Arias Ramirez, presidente de Acemi, el gremio nacional de las EPS, le dijo a El País que “el número de tutelas sigue siendo el mismo, es decir, unas 100.000 al año en todo el país. E igual en el Valle. Eso no ha variado mucho”.Explicó que “la cifra (de tutelas) no baja porque el sistema es cada vez más amplio, y hay que atender a más población afiliada y de beneficiarios”.“La cifra de que cada cuatro minutos se acude a una tutela escandaliza, pero si se compara con las 150 millones de consultas y 400 servicios diferentes al año, ello arroja que las tutelas son realmente pocas, y deberían ser más”, dijo. Por su parte, Ramiro Guerrero, director del Centro de Estudios de Protección y Economía de la Salud, explicó que en este campo deben diferenciarse las tutelas para servicios del Plan Obligatorio, POS, y los no POS.“Los reclamos en servicios no POS pueden deberse a problemas de oportunidad, ya que falta más orientación sobre las listas de espera, algo que opera en muchos países del mundo. Es bueno que la gente sepa a qué atenerse frente a sus expectativas, excepto en casos muy urgentes o graves”.Un drama diarioApolinar Castro, un jubilado de 76 años, tuvo que acudir a dos tutelas en los últimos dos años para lograr una cirugía de cataratas, lo mismo que para obtener varios medicamentos para un padecimiento cardiovascular. “Me aconsejaron que fuera a un juzgado y pusiera una tutela, ya que durante ocho meses esperé la cirugía, pues estaba a punto de quedar ciego. Por fortuna me operaron”, señala don Apolinar, quien reside en el barrio Los Alamos en Cali. Igual le ocurrió a Melba González, una ama de casa, cuyo hijo de siete años de edad, nació con una anomalía congénita cardíaca. Ella ha interpuesto tres tutelas en los últimos cuatro años para que su pequeño fuera sometido a una cirugía y a un posterior tratamiento. Cada mes debe acudir a la EPS a recibir un medicamento, pero siempre está escaso, o no le entregan la dosis prescrita. Según Raúl Ospina, presidente de la Alianza de Usuarios de la Salud del Valle, “hay EPS que todavía se tardan entre seis meses y dos años en autorizar la cirugía de un paciente, lo cual en un verdadero drama no solo para el usuario, sino para su familia”.En su concepto, “los problemas de salud no dan tiempo de espera, y por ello la gente debe acudir a la tutela contra las EPS para resolverlos”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad