¿La Registraduría es un árbitro poco imparcial?

¿La Registraduría es un árbitro poco imparcial?

Septiembre 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País, Bogota y Cali
¿La Registraduría es un árbitro poco imparcial?

El Registrador Nacional Carlos Ariel Sánchez.

Denuncian la existencia de nepotismo y cuotas burocráticas.

Que la Registraduría esté politizada, es como si el árbitro de un partido de fútbol fuera socio de uno de los equipos que disputan un partido en el que este es el máximo juez. Pero lamentablemente eso es una realidad.Uno de los que reconoce en público la politización de la Registraduría es el codirector del Partido Verde, Luis Eduardo Garzón, quien asegura que “el país tiene que despolitizar a la Registraduría y al Consejo Nacional Electoral, porque el tema electoral en Colombia se maneja con criterio partidista”.Garzón tiene claro que el país requiere de una reforma profunda porque “el Registrador es a imagen del Consejo Electoral y éste, a su vez, a imagen de los partidos”, por lo que considera que “la autonomía de estos organismos es muy baja”.Por ello, anotó que “la Registraduría técnicamente no está preparada” para manejar unos comicios. Y agregó: “Si eso pasa en las grandes ciudades, ¿qué ocurrirá en el resto del país?”.Por su parte, el senador del Polo, Jorge Enrique Robledo dice: “La politización de la Registraduría todo el mundo la conoce”.Por ello y ante la supuesta intervención del presidente Juan Manuel Santos en el escándalo presentando con las firmas de dos aspirantes a la Alcaldía de Cali, el senador Robledo anota que “quedó demostrado que la Registraduría está sometida al Ejecutivo”.Y en algunos sectores también se recuerda que el actual registrador nacional, Carlos Ariel Sánchez, es muy cercano al ex presidente Ernesto Samper Pizano.El poder políticoOtro elemento que se denuncia es el poder de algunos políticos, especialmente congresistas y ex congresistas en la Registraduría Nacional y en las departamentales y municipales. Una fuente, que pidió reserva, asegura que la influencia en las regiones es alta.“Por ejemplo, el senador conservador Jorge Hernando Pedraza tiene al delegado de la Registraduría en Tunja; José David Name, de la U, cuenta con el registrador Orlando Caballero que estaba en Atlántico y fue trasladado a Cesar”, dice la fuente, la cual recuerda que incluso ex magistrados del Consejo Nacional Electoral, como Marco Emilio Hincapié, liberal, “tiene a Fernando Sánchez en el Huila”.Revela que “el senador Eduardo Enríquez (conservador) apoya en Nariño a Franco Bravo, quien fue trasladado”.“En Antioquia, el gobernador Luis Alfredo Ramos manejaba a Luz Helena Rivera, trasladada como registradora a Santander; y en Bogotá, el representante de Cambio Radical, Germán Varón Cotrino tenía en la Dirección Nacional de Registro Civil de la Registraduría a, Jim Anthony Cotrino, su primo hermano”, dice la fuente.Esta persona cuenta que existen ex congresistas que aún mantienen cuotas, como es el caso del “registrador especial de Arauca, Jorge Villamizar, quien es hermano del ex representante Basilio Villamizar (liberal)”.Revela que en la delegación de la Registraduría en Santander está “Marcela Tavera, quien es pariente de Didier Tavera, actual representante a la Cámara del PIN”.En Caldas, otra fuente comentó que el manejo de las cuotas en la Registraduría la tiene el senador conservador Luis Emilio Sierra Grajales, quien negó que esto sea verídico.“Eso no es cierto. Ojalá eso fuera cierto y que pudiéramos tener la garantía de que las elecciones van a ser para todo el mundo y que todos tienen las mismas posibilidades”, argumenta el Senador.Cuotas, nepotismo y sindicatoEn el manejo de las cuotas de la Registraduría existen señalamientos sobre los presuntos favorecimientos que han tenido miembros del sindicato de ese organismo, como es el caso del presidente Daniel Bohórquez, quien al ser cuestionado por El País sobre los hechos prefirió apagar su teléfono celular.Sobre él, las fuentes dicen que ha vinculado a su concuñado en la Registraduría de Funza (Cundinamarca) William Germán Gutiérrez, quien, según se denuncia “es el esposo de una hermana de la cónyuge de Bohórquez”.“En Junín tiene a Adriana Enciso, su prima; en Bogotá trabaja su sobrino Enrique Bohórquez”, según se revela.Pero también se denuncia que el vicepresidente del Sindicato, Enrique Berrío, tiene un “sobrino en la Registraduría de Usaquén en Bogotá y otra sobrina, Claudia Marcela González, en Santander”.Las fuentes comentan que la registradora delegada en Cundinamarca, María Lilia Ustariz, “está casada con el hermano de la esposa del candidato del PIN a la gobernación de Cundinamarca Carlos Alberto Delgado” y sobre este caso, las fuentes cuestionan que ella no se declaró impedida para adelantar todo el proceso electoral en este departamento.Ante estas denuncias, este diario trató de comunicarse con los señalados, pero en no obtuvo respuesta alguna.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad