"La reforma pensional no está para este año": Clara López, ministra de Trabajo

Junio 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros | Colprensa

Clara López, ministra de Trabajo.

La ministra de Trabajo, Clara López, dice que el proyecto de retornar las horas extras sigue en discusión.

Clara López tiene nuevo look. Desde hace poco más de un mes, cuando fue designada como ministra de Trabajo, su vestuario empezó a variar notoriamente y ya no usa solo el color amarillo, que la distinguió por años como presidenta y candidata del Polo Democrático. En lo que no ha cambiado es en mantener la posición política que la ha identificado. Asegura que su compromiso en esa cartera será con el diálogo social, que considera clave para el posconflicto y para hacer más equitativo al Estado con la gente. López, sin temores, dice que asumirá la discusión de temas en los cuales el presidente Juan Manuel Santos se ha comprometido y que por el momento no están cumplidos. De la reforma pensional sostiene que no la ve en el inmediato futuro; sobre el regreso al anterior esquema de horas extras, explica que empezó a dar la discusión, tanto al interior del Gobierno, como con las empresas.    El país está en un momento de paros, ¿qué le corresponde a usted hacer al respecto? Tenemos que aclarar que el Ministerio del Trabajo no es un apagador de incendios y que la movilización campesina que se está dando no es competencia de este Ministerio, tiene que ver con un pliego nacional que se presentó ya hace dos años y que está siendo manejado por el alto Gobierno con los ministerios del Interior y de Agricultura.  Estamos pendientes de una declaratoria de huelga en Cerro Matoso, donde el Ministerio ha venido intermediando con el sindicato y la empresa, hasta ahora sin acuerdos. En términos generales, debemos defender el derecho de asociación y de negociación colectiva. ¿La protesta social si está siendo respetada por el Gobierno de Juan Manuel Santos? Todos son procesos, el diálogo social es algo que tenemos que aclimatar mucho en nuestro país. Estoy segura de que con la firma de los acuerdos de La Habana se va a dar un salto gigantesco en la dirección de reemplazar el manejo de la conflictividad por las vías de hecho hacia las de mesas de diálogo, que es lo que se ha venido imponiendo durante los últimos tiempos, con las mesas formales que ha instaurado el Gobierno y procesos de negociación en todos los campos.  El conflicto social no va a desaparecer con la firma de los acuerdos de paz, lo que se tiene que transformar es la manera como se gestiona ese conflicto y como, con el diálogo social, se buscan puntos de encuentro. ¿Pero sí funciona ese diálogo social o es hablar y hablar, sin nada concreto? Tiene muchos niveles, desde el institucional de la mesa nacional de concertación, que trata temas salariales y laborales, y el más amplio del diálogo social con todos los sectores sociales y políticos. ¿Cuál es mi papel en el posconflicto? Precisamente ese, generar los espacios y las condiciones en un diálogo social amplio, que permita reemplazar esa polarización tan grande que ha venido caracterizando al país. Al completar un mes en el cargo, ¿cómo ha visto el sector y el Ministerio? Este es el nuevo Ministerio del Trabajo, creado después de que se separó del de Salud y que se limitaba mucho a labores de inspección, vigilancia y control. Hoy tiene  nuevas tareas y una misión muy amplia. El reto más grande de estos tiempos es la formalización laboral, por cuanto en Colombia, como en la mayoría de países, la informalidad está sustrayendo a la gente, no solo de la garantía del salario mínimo legal, sino que en muchos casos va más allá del salario, al tema de la cotización en seguridad social. No estar protegido ante las contingencias y los riesgos de salud, vejez, incapacidad e invalidez, es algo que la sociedad no tolera y el Estado Social de Derecho no ampara. Lo de la formalización siempre parece ‘muchos dichos y pocos hechos’ de parte del Gobierno… Se ha logrado reducir en los últimos tres años dos puntos la informalidad en Colombia y estamos en el 47 % de la ocupación, lo cual es un guarismo bastante alto. Tenemos que generar las bases para pactos de formalización en distintas áreas de ocupación, hay varios en curso que vienen del ministerio de Lucho Garzón; por ejemplo, se trabajó muy fuerte en el gremio de las manicuristas, también en sectores del puerto en Cartagena. Me he reunido con la Cámara Colombiana de Confecciones, que es un sector que tiene un millón y medio de empleos, pero solo 100.000 formales. Hay un espacio grande para la formalización, en especial para las mujeres. ¿Se compromete con una cifra de formalización? Es muy difícil, porque depende de muchos factores que no están en manos de este Ministerio, depende de la actividad económica general y de la población económicamente activa, entonces es complejo comprometerse con una cifra de reducción en ese indicador, pero sí buscamos una meta objetivo, que se maneja por número de acuerdos, que para el cuatrienio son de 150 y va en 75. Para el 2016 son 43 acuerdos. ¿Le preocupa que el desempleo pueda crecer en lo que queda del resto del año? Ha habido una desaceleración en el ritmo del crecimiento de la economía, pero no quiere decir que estamos en recesión ni mucho menos; estamos creciendo más lentamente y eso resiente la creación de empleo, pero la buena noticia de abril es que se logró un nivel de ocupación suficientemente alto para reducir la tasa de desempleo, en comparación con ese mes del año pasado: pasamos de 9,5 % a 9 %, porque se crearon 109.000 empleos adicionales. Aspiramos a que se pueda mantener esa cifra, pero, sin lugar a dudas, la desaceleración acaba en algún momento afectando las cifras de desempleo. ¿Cómo espera el segundo semestre? Somos cautos y nos acogemos a las proyecciones del Ministerio de Hacienda y Planeación Nacional, que ubican el crecimiento económico en guarismos inferiores al año pasado, pero con crecimiento positivo del 3 %, que nos permite mantener unos niveles de empleo adecuados. ¿Qué va a hacer con el tema de retornar al esquema de las horas extras, que fue una promesa de campaña del presidente Santos? En ese tema tenemos ya un diálogo concertado con el presidente de la Comisión VII de la Cámara, porque allí se encuentra el proyecto de ley que busca restablecer el horario de 6:00 de la mañana a 6:00 de la tarde. Vamos a enfrentar el diálogo social al interior del Gobierno y con todos los sectores políticos para buscar un acuerdo, puede que no se logre todo lo que se quiere, pero vamos a encontrar el camino para restablecer una jornada laboral razonable, porque la de las 10:00 de la noche es injusta. Entonces, se dará la pela al interior del Gobierno… Vamos a dar la discusión y la negociación, me parece muy importante avanzar en el cumplimiento de los compromisos del señor Presidente, que son justos, y una reivindicación de la clase trabajadora colombiana, pero el criterio de los empresarios también se tiene que considerar. ¿Qué pasará con la reforma pensional? El sistema pensional colombiano está lleno de injusticias, cargado de desigualdad y se tiene que corregir. Soy partidaria de estructurar un sistema pensional de cobertura universal con equidad; desde luego, se debe hacer por etapas, pero el tema no está en el cronograma de presentación de proyectos concretos al Congreso de la República. ¿Cuándo espera que se presente? La reforma pensional este año no está en el pronóstico.  ¿Hoy tiene el respaldo de todos los sectores de su partido? Los mismos que no me acompañaron en el voto por el presidente Juan Manuel Santos, en función del proceso de paz, en la segunda vuelta presidencial, son los mismos que se oponen a que yo entre a jugar un papel a favor de la paz en esta última etapa del Gobierno, pero el grueso del Polo y esa gran cantidad de los dos millones de votos de la primera vuelta, tengo la seguridad de que me están acompañando en este difícil desafío.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad