La Reforma al Estado no termina de convencer

Diciembre 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa
La Reforma  al Estado no termina de convencer

El presidente Juan Manuel Santos oficializó el pasado 31 de octubre la liquidación del DAS, que durante 58 años prestó sus servicios como entidad del Estado.

Durante el 2011 se transformaron varias entidades y se separaron ministerios. Reparos y ventajas.

Para el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, el 2011 fue el año de los cambios al interior del Estado. Con la creación de nuevas entidades, la supresión de otras y los cambios en la nómina, el Mandatario espera hacer del Estado un aparato moderno, eficiente y transparente, pero las dudas sobre si esto mejorará su capacidad de gestión no se han hecho esperar.Para el analista Enrique Serrano, el intento de sofisticar el aparato estatal ha implicado su ampliación, lo que podría ser peligroso porque en un “Estado más grande siempre resulta más riesgoso salirse de curso, es decir, reformar una inmensa burocracia más o menos parásita”.Por su parte, el ex zar Anticorrupción Óscar Ortiz aseguró que está claro el propósito que tiene el Gobierno con esta reforma, sin embargo, esto podría tener problemas de coordinación por la cantidad de entidades que hay y el incremento de personal.“Al haber tantas entidades puede que haya un efecto de dificultades a la hora de coordinar, ese es el riesgo que hay en la reforma, eso puede impactar la transparencia y la eficacia”, precisó.El experto también dijo que es evidente que hay un crecimiento en el gasto público y en la nómina estatal “que se podrían ver compensados si se logra el objetivo de eficiencia y eficacia, eso lo darán los resultados, lo que se quiere es mejorar el Estado al servicio del ciudadano”.Mientras que para el director del Programa Presidencial de Lucha Contra la Corrupción, Óscar Prado, “no hay incremento de la burocracia porque se ha trabajado con la misma planta de cargos y no hay un incremento sustancial del recurso humano” y, por tanto, “no se va a perjudicar el erario con nuevos cargos en el desarrollo administrativo”.Para los expertos, este proceso debe ir acompañado de una supervisión “minuciosa, una especie de veeduría ciudadana y politológica a las razones por las que Santos dice que es necesaria esta reforma”.El revolcónVarias preocupaciones surgieron del llamado revolcón del Estado desde que en marzo el Congreso le otorgó las facultades al Gobierno para realizar las reformas.También se habló de una posible ‘masacre fiscal’ que dejaría cientos de desempleados de las dos entidades liquidadas: el Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, y la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE. Pero, de inmediato, el Gobierno se comprometió a reintegrar laboralmente a quienes salieran de dichos lugares. No obstante, el Gobierno ha dicho que existirá un pequeño porcentaje de trabajadores que quedarán desempleados, a los cuales les garantizará el respeto a los derechos que tienen de ser liquidados como lo dicta la Ley.Fueron más de 80 decretos los que reformaron, desaparecieron y crearon entidades, los cuales quedaron firmados en una maratónica jornada por el Presidente de la República.En el caso del DAS, las funciones que cumplía fueron entregadas a otras dependencias del Estado, de tal manera que el tema de migraciones y extranjería, por ejemplo, pasó a ser una función de la Cancillería.En cuanto a la DNE, su función de hacer cumplir la política antidrogas quedó a cargo del Ministerio del Interior, mientras que la administración de bienes incautados a la mafia fue trasladada al Ministerio de Hacienda.Nuevas agenciasEste Gobierno decidió crear varias agencias encargadas de temas específicos en diferentes sectores, como el de la minería, la infraestructura y la defensa.La Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, reemplazará al Instituto Nacional de Concesiones, Inco, donde trabajarán unas 300 personas, y será dirigida por Luis Fernando Andrade Moreno.La Agencia Nacional de Minería será la encargada de otorgar los títulos de concesión minera y los fiscalizará, mientras que el Servicio Geológico Colombiano realizará labores de investigación geológica, reemplazando ambas entidades al Instituto Colombiano de Geología y Minería, Ingeominas.Asimismo, la Agencia de Inteligencia del Estado será una entidad perteneciente a la Presidencia de la República y estará a cargo del almirante Álvaro Echandía, ex comandante de la Armada. Esta agencia fue creada para asumir las funciones de inteligencia y contrainteligencia que tenía el DAS.La Agencia de Defensa Jurídica fue creada para defender al Estado de las billonarias demandas que enfrenta, pero no acogerá la totalidad de los casos adelantados sino que escogerá los de mayor importancia y aquellos adelantados por organismos internacionales.MinisteriosEl Ministerio del Interior y de Justicia se dividió. El primero de ellos ya está siendo dirigido por Germán Vargas Lleras y el segundo, por Juan Carlos Esquerra. El Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, se dividió en dos carteras: la de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que quedó a cargo de Frank Pearl, y el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, que continúa dirigiendo Beatriz Uribe.De igual manera, el Ministerio de la Protección Social se separó en dos carteras: la de Salud, al frente de la cual está Mauricio Santamaría, y la de Trabajo, con Rafael Pardo.¿Cuánto cuesta?La reforma al Estado tendrá un costo aproximado de 300 mil millones de pesos anuales.Según el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverri, “no es exagerada”, si se tiene en cuenta el tamaño y las problemáticas que enfrenta el país.El Ministro explicó que el crecimiento del Estado es inevitable en un país que es el único que “en América Latina, está librando una guerra, nadie tiene víctimas ni desplazados. Queremos cambiar eso y queremos acabar con la pobreza”.Echeverri dijo que, aunque se le tache de “fiscalista”, buscará que haya “ahorro y equilibrio, pero haciendo eso, hay que crear un estado eficaz y eficiente que priorice bien, que le llegue a la gente, que cueste poco y que produzca mucho”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad