La rápida acción de la comunidad evitó una tragedia mayor en Cundinamarca

Abril 19, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

El gobernador de Cundinamarca Andrés González manifestó que gracias a la rápida evacuación del municipio, luego de que sonaran las campanas de la Iglesia, se evitó una tragedia de grandes dimensiones en Útica, noroccidente de Cundinamarca.

La comunidad del municipio de Útica, Cundinamarca informó a la cadena radial Caracol que el desbordamiento del Río Negro y la quebrada Negra en la noche del lunes amenazan con desaparecer la zona urbana de ese municipio.Según versiones de los afectados, las aguas se están llevando camas, cilindros de gas, enceres y animales. Precisaron además, que por causa de la emergencia el municipio no tiene fluido eléctrico, ni telefonía móvil.El director de emergencia de Cundinamarca, Jaime Matiz, dijo a la cadena radial que los organismos de socorro se están desplazando a Útica para atender la emergencia y ayudar a los damnificados.Rápida evacuaciónEl gobernador de Cundinamarca Andrés González manifestó que gracias a la rápida evacuación del municipio, luego de que sonaran las campanas de la Iglesia, se evitó una tragedia de grandes dimensiones en Útica, noroccidente de Cundinamarca.“La ciudadanía obró con prudencia y desalojaron rápidamente los puntos más peligrosos, sólo se reporta la pérdida de una vida”, dijo González Díaz.El mandatario local aseguró que el 80 por ciento del municipio está inundado y que por lo menos 80 viviendas quedaron totalmente destruidas. Organismos de emergencia, dijeron que todas las entradas al municipio están obstruidas, por lo que no ha podido entrar la maquinaria para comenzar a construir los muros de contención en los huecos por donde se está desbordando la quebrada Negra, ni tampoco ha podido llegar la ayuda humanitaria.Por su parte, el comandante de Policía de Útica hizo un llamado para que los colombianos envíen ayudas a los habitantes del municipio.Invierno en el resto del paísAl menos dos personas murieron, otras tres desaparecieron y 600 más resultaron damnificadas en nuevas emergencias causadas por el intenso período de lluvias que azota a Colombia, informaron hoy fuentes gubernamentales y humanitarias.600 personas resultaron damnificadas por las aguas del río Negro y la Quebrada Negra, que anegaron el 85 por ciento de la zona urbana de la población, precisó a Efe el director del Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana (CRC), César Urueña.En Bojacá, un deslizamiento causó la muerte de una persona, mientras que en Cartago un niño desapareció en las aguas crecidas de un riachuelo.Con estos casos se elevó a 89 el número de personas que han perdido la vida este año en Colombia en emergencias causadas por las lluvias, a 21 el de desaparecidos y a 40 el de heridos.Las inundaciones, deslizamientos de tierras y otros fenómenos asociados a la temporada lluviosa también dejan en lo que va de 2011 más de 66.600 damnificados, señaló Urueña, e indicó que los afectados son 24 de los 32 departamentos del país.Colombia afronta desde comienzos de 2010 los efectos de La Niña, fenómeno meteorológico que se ha sumado a las temporadas de lluvias del paÍs, que son dos anuales.El año pasado, los períodos lluviosos dejaron 319 muertos y 54 desaparecidos, además de 447 heridos y más de 2,3 millones de damnificados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad