“La política criminal ha estado al garete”: Jaime Arrubla

default: “La política criminal ha estado al garete”: Jaime Arrubla

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla, dice que el sistema judicial parece redactado por abogados litigantes y que se deben reformar la Fiscalía y la Procuraduría.

“La política criminal ha estado al garete”: Jaime Arrubla

Julio 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alejandra Bonilla Mora | Colprensa
“La política criminal ha estado al garete”:  Jaime Arrubla

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla.

El expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla, dice que el sistema judicial parece redactado por abogados litigantes y que se deben reformar la Fiscalía y la Procuraduría.

El inicio de un Gobierno es el momento perfecto para identificar y concretar las políticas públicas que son necesarias. Y en materia de justicia es mucho lo que hay que hacer, dice el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Jaime Arrubla. Siempre claro y polémico, el expresidente del alto tribunal indicó que la política criminal ha estado “al garete” y defendió la elección de Edgardo Maya por la Corte Constitucional para aspirar al cargo de contralor general.¿Qué debe contener la reforma a la justicia que se viene anunciando?La Rama Judicial siempre ha sido valerosa e independiente más allá de la coyuntura y ha sabido plantarse para ser la columna de hierro de la democracia colombiana. El hecho que haya circunstancias que han aumentado la crítica, indica que hay una reforma aplazada porque la Constitución del 91 dejó muchas brechas que es necesario ajustar. ¿Cómo qué? Hay que mirar el gobierno de la Rama y reestructurarlo porque el Consejo Superior de la Judicatura no ha tenido una aceptación, ni adentro, ni afuera. Debe haber un gobierno independiente, que sea más ágil y menos colegiado. Habrá que hacer algo para la función disciplinaria de jueces y abogados, porque un tribunal elegido por el Congreso dio pie para un carrusel de pensiones. Igualmente, las funciones electorales de las cortes se politizaron más en una política burocrática judicial muy negativa. ¿Cree que también esa politización ha tocado a la Fiscalía? Es hora de replantear qué queremos con la Fiscalía. ¿Por qué es un órgano jurisdiccional? Porque tenía esas funciones, pero ya no porque con el sistema acusatorio se acabaron. Ya la Fiscalía simplemente acusa, es un sujeto procesal y son los jueces de garantías y de conocimiento los que conocen de los casos. Ya es hora de pensar si la Fiscalía debe ser autónomo o dependiente del Ejecutivo. Es un debate que tiene que abrir Colombia a partir del sistema acusatorio y que implica mayor responsabilidad del Ejecutivo con la política criminal que ha estado al garete. ¿Dependiente del MinJusticia? No. En Estados Unidos no depende del ministro, depende del Presidente de la República y el Presidente asume la responsabilidad con él. Aquí no la asume nadie y así ya no lo tendría que elegir la Corte, que lo elija el propio Ejecutivo. Repito, es un debate, que tiene puntos a favor y en contra. Uno en contra es que se puede politizar. No sabemos si estamos preparados para eso pero, ¡más politizados para dónde los organismos de control nuestros!. ¿Y la Procuraduría? La Procuraduría no está a tono con la carta de Naciones Unidas. Mire el caso Petro; una cosa dice el Pacto de San José y otra la Constitución para funcionarios de elección popular. El Artículo 23 dice que solo un juez puede destituir y el Procurador no es juez. Otra reforma que llama a gritos es la reelección del Procurador porque es un absurdo que a uno lo reelijan sus vigilados. Qué tal un procurador que lo reeligen los congresistas que vigila.¿Se debe reformar la tutela? La tutela es un organismo precioso. Lo más democrático. Hay que preservarla y para eso hay que racionalizarla. En Suiza había un gran escándalo porque el año pasado hubo 20 tutelas. Imagínese que acá solo en el sector de la salud hubo más de 600 mil tutelas. Nosotros abusamos, estamos ‘tutelizando’ la justicia y eso no puede ser.¿Qué opina de la tutela contra decisiones judiciales? Debe volver a su tesis original, que se usa cuando es una vía de hecho, pero a la vía de hecho le abrieron 50 carriles y eso ya es una autopista. Ya incluso se pueden demandar sentencias de la Corte Constitucional… Parece que el sistema judicial nuestro hubiera sido redactado por los abogados litigantes. Yo no debería estar diciendo esto porque atento contra la subsistencia familiar; bienvenido los pleitos, pero los pleitos tienen que tener punto final. Donde ha intervenido el juez no se necesita más revisiones. Una tutela contra una decisión judicial tiene que ser una cosa muy excepcional, pero se ha ido abriendo la cuartilla por un problema de poderes, de quién puede más, la Corte, el Consejo de Estado o la Corte Constitucional. Ese un problema de vanidades. Para que este país sea competitivo no debe haber altos costos, los conflictos deben ser resueltos de forma rápida, ágil y eficaz. ¿Cree que en el país se ha afectado la seguridad jurídica? Claro. Aquí no hay punto final para nada. El sistema jurídico se volvió un proyecto de sistema jurídico. Hay que ver qué dice el juez de tutela, y el juez de tutela es cualquier autoridad judicial. Yo creo que hay que respetar especialidades y jerarquías judiciales, para eso se tiene experiencia. Hay que aplaudir que otra vez por fin en Colombia tengamos los temas de justicia en el centro de las políticas estatales; hay mucha tarea por hacer. Cuando un Gobierno comienza es el momento propicio para poder concretar estas políticas públicas. ¿Qué implicaciones tiene que el Consejo de Estado haya sacado a dos magistrados en ejercicio? Aplaudo que el Consejo de Estado haya cambiado de jurisprudencia. Me explico: el problema lo creó el Artículo 126 de la Constitución. Esta norma dice que los funcionarios públicos no pueden designar o nombrar a los parientes de aquellos que participaron en su designación, pero no dice nada frente a los que hicieron la designación. Este vacío constitucional dio lugar a dos criterios. El primero, como las normas que regulan las inhabilidades son restrictivas, no había inhabilidad; y otro que la Constitución más que inhabilidad traía una prohibición: si yo no puedo nombrar al cónyuge de quien me eligió, mucho menos voy a poder nombrarlo a él. Esta es la más sana y la que debe seguir aplicándose a futuro. ¿Hace daño que magistrados pasen de un tribunal a otro? Creo que es una dinámica de toda Corporación. No olvidemos que en Colombia los periodos son de ocho años, entonces están entrando y saliendo magistrados. ¿Qué opina de que sea la Corte el fin de la carrera de un jurista? ¿Que no puedan volver a litigar? Eso sería inconstitucional. Aquí lo deleznable no es que el magistrado pase a otra Corte, eso es como si un ministro no pudiera pasar a otra cartera. El trabajo en Colombia es un derecho de las personas y qué más valioso para el Estado que una persona con experiencia, que ya está fogueado, pueda prestarle un servicio en otro lugar. Aquí lo deleznable, lo criticable, es que se use el poder de nominación que tiene para hacerse elegir en otra parte, una Corte, la Contraloría, la Procuraduría, la Fiscalía, sea la que sea. Eso es lo que hay que prohibir, que tú me elijas y yo te elija, esa es la puerta giratoria. La discusión se ha ido a otro lado porque o si no, porqué el ministro de Justicia antes fue Procurador y antes fue fiscal, o al revés. La Corte Constitucional ternó a Edgardo Maya en medio de la polémica por revivir candidaturas que ya habían sido rechazadas. ¿Qué opina? Hasta donde yo conozco el reglamento de la Corte es muy amplio en el sentido que le permite a la Corte volver a revivir candidatos anteriores. Que esto sea oportuno políticamente y sea bien visto, es otra discusión. ¿Usted ve algo irregular? No. Como tampoco estoy de acuerdo con quienes dicen que tenía que ser economista, ¿quién ha dicho eso? Entonces el Presidente de la República, que le toca manejar las finanzas del Estado, tendría que ser economista. No señor. Una de las grandes tareas que cumple la Contraloría es de naturaleza jurídica y hay tareas de control, para eso están los asesores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad