La opinión de los especialistas

La opinión de los especialistas

Abril 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Profesionales consultados por El País dan sus puntos de vistas frente a las conclusiones que arrojó el estudio sobre la situación de la mujer colombiana.

Profesionales consultados por El País dan sus puntos de vistas frente a las conclusiones que arrojó el estudio sobre la situación de la mujer colombiana. Fernando Calero de la Pava, psicólogo clínico - sexólogo"La mujer entró al mundo laboral luego de mucho tiempo de sometimiento y un gran machismo. Ella está expuesta a un mundo de cambios, entre ellos, la imposición de seguir ciertos criterios de belleza, por esa razón muchas mujeres bonitas se creen feas y eso no está bien. La mujer se está adaptando a los cambios y lo ideal para ellas sería trabajar medio tiempo y hacerse cargo de los hijos el resto del tiempo, pero en nuestro medio eso es casi imposible. En algunos países de Europa se permite que la mujer realice algunas labores desde casa porque se ha visto la necesidad perentoria de la mujer al cuidado de sus hijos. En la encuesta, mujeres entre 45 y 55 años revelan que están insatisfechas con su parte física, cuando a esa edad, la mujer está llena de vida, pero ahora notamos una inseguridad generada por el estándar social creado en la mujer de aspirar a un nivel de belleza determinado. Pero tampoco podemos desconocer que el hecho de tener hijos y ya no poder hacerlo más, hace que una mujer llegue a considerarse poco femenina o atractiva, aunque esto no sucede en otras personas quienes sí tienen una mejor capacidad de adaptarse a esta etapa de la vida. El llamado entonces es revisar la parte interior y hacer menos casos a los conceptos de belleza impuestos por otras personas, hay que empezar por uno mismo a estar satisfecho interiormente para que los temas externos no le hagan efecto. Una mujer que tenga cultura, con posibilidades de realizarse, cada vez le importa menos la parte física. Maria Claudia Peralta Gómez, doctora en Psicología Social y especialista en psicologia organizacional La Jefe de área de Metodología e investigación de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Sabana; se refiere así a las cifras sobre el trabajo. "No es lo mismo acoso laboral, que acoso sexual, y en la encuesta equiparan estos dos aspectos. Por ejemplo, menciona que los hombres de mas de 50 años parecen tener más acoso sexual/laboral. ¿Será sexual? acosan sexualmente a los hombres de mas de 50 años,o por el contrario, se sienten acosados a nivel laboral, es decir, ¿los discriminan, se sienten amenazados, sienten temor de perder su trabajo?.Son diferentes estos conceptos, tanto así que en Colombia existen dos leyes diferentes, una sobre acoso laboral y la otra sobre acoso sexual (más reciente). En una investigación que llevamos a cabo con 215 personas, trabajadores profesionales en Bogotá, sobre acoso laboral (no acoso sexual) encontramos un 10% de esta percepción, (esto de por si se considera un nivel alto de acoso laboral, si comparamos con países como Suecia, con el 5% o Inglaterra con el 8% aproximadamente; en España se encuentra un porcentaje similar al de Colombia de 10%); resulta muy extraño que los niveles que muestra la encuesta lleguen hasta el 80%, esto nos lleva a pensar que hay un error en la recolección de información, con relación a este tema. Tambien en nuestra investigación encontramos que las poblaciones mas sensibles a ser acosadas laboralmente, son la comprendidas por personas jóvenes con poca experiencia laboral y las personas mayores de 40 años. Esto debido al temor que siente de ser los primeros en ser despedidos o porque son amenazados y discriminados en su trabajo; la respuesta mas común en este tipo de acoso laboral fue la de que nos son tenidas en cuenta sus ideas y propuestas y que tienen que hacer trabajos sin sentido.Por último en nuestra investigación no encontramos diferencias por género en cuanto al acoso laboral.Creo que todavía falta mucho por trabajar en el tema, a pesar de que la ley 1010 de 2006 ya cumplió 6 años, se desconoce lo que es el acoso laboral y se sigue confundiendo con el acoso sexual. se debe capacitar e informar en las empresas a todo el personal para prevenir y eliminar las conductas que atenten contra la dignidad de las personas.Frente a la opción de que se implemente en el país una jornada laboral flexible para las mujeres, considera que esa es una tendencia mundial "para todos los trabajadores. Investigaciones desde hace muchos años han demostrado que este tipo de jornadas resultan motivantes para las personas en la medida en que logran cumplir con las expectativas de integrar la relación trabajo/famila, fuente de preocupación en el mundo de hoy y de importancia alta en las nuevas tendencias de responsabilidad social empresarial.La jornada laboral flexible, genera buenos resultados para las empresas porque las personas utilizan mejor el tiempo y se dedican más a su labor, aprovechando y planeando mejor sus tareas. Se puede proponer la implementación de tiempos compartidos en la empresa, según intereses de los empleados. La jornada laboral flexible se entiende como que la persona cumple unas horas de trabajo, pero puede organizar si llega más temprano o sale más temprano, si trabaja cuatro días y descansa uno, o descansa medio, etc. pero cumple con las horas totales de trabajo a la semana. Esto permite organizar los compromisos personales y familiares. En varias empresas en Colombia se ha implementado este tipo de jornada flexible y ha tenido resultados exitosos.La jornada de medio tiempo, que resulta diferente, es solo trabajar 4 o 4 y media horas al dia, pero sin flexibilidad. Esto tiene un problema para las personas y es que se ve reducido el ingreso también a la mitad, y cuando estamos en una sociedad en que la mayoría de las personas (aprox. el 60% de los que cuentan con un trabajo estable )solamente recibe el salario mínimo, las posibilidades de aceptar medio salario resulta muy negativo para todos.Adicionalmente, considero importante que nuestra cultura vaya cambiando a una visión compartida del cuidado y de las responsabilidades familiares, las que deben ser asumidas también por los hombres; que no sea solo de la mayoría de las mujeres la preocupación por los hijos y por las actividades del hogar, y que ambos padres asuman el papel de proveedores y de cuidadores. En esto, nuestra sociedad tiene mucho por modificar y es una tarea pendiente de nuestra sociedad".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad