"La ley será sancionada en dos semanas": Rodrigo Lara

Mayo 01, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Lucy Lorena Libreros | reportera de El País.

El parlamentario Rodrigo Lara decidió hace un año liderar la creación de una ley que estimule la donación de órganos en el país.

[[nid:532182;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/04/colp_060724.jpg;left;{Rodrigo Lara, representante de Cambio Radical.}]]Motivado por la experiencia de un amigo, que “volvió a nacer” después de recibir un trasplante de riñón, el parlamentario Rodrigo Lara decidió hace un año liderar la creación de una ley  que estimule la donación de órganos en el país. 

Lea también: Conozca la ley que puede salvar la vida de tres mil colombianos que esperan un órgano.

La iniciativa “será sancionada a más tardar en dos semanas”  por el presidente Juan Manuel Santos y se convertiría  en la salvación de unos tres mil colombianos que están  en las listas de espera.

 Lara explica aquí  los alcances  de dicha Ley.

 ¿Con la Ley pasaríamos todos a convertirnos en donantes?

En Colombia existen dos caminos para donar órganos: inscribirse  como donante en el Instituto Nacional de Salud en la página web; y la presunción legal de donación, que existe desde 1988, y que  presume que todos somos donantes, a menos  que, en vida, manifestemos lo contrario.

¿Cómo se debe manifestar?

Delante de un notario y ese documento inscribirlo ante el Instituto Nacional de Salud. Será el único elemento válido para evitar que el cuerpo del fallecido sea susceptible de servir como donante. 

¿Los familiares del fallecido podrían alegar argumentos religiosos o éticos para oponerse a la donación?

Nunca. La decisión de un tercero no sustituye la  de un individuo. Si tuvimos toda una vida para manifestar que no  queríamos ser donantes, ¿por qué después de muertos un tercero va a decidir por nosotros? Antes de esta Ley, los familiares podían oponerse, ya no. La ley entrará en vigor seis meses después de ser aprobada y se espera que en  ese tiempo el Estado haga campañas de educación sobre el tema. 

Otro de los elementos de la ley es el endurecimiento de las penas. ¿En qué cambia el panorama?

Se crea un agravante en el delito de comercialización hacia el exterior de componentes anatómicos (tejidos) de la mitad al doble de la pena, que hoy es de  3 a 6 años. El delito que más se comete hoy es tráfico de tejidos más que de órganos. Y en eso hay mucha ficción. Aún se cree que es tan sencillo como arrancarle a alguien un órgano y meterlo en una caja con hielo rumbo a  otro país. Eso no es técnicamente viable, pues el trasplante es concomitante al fallecimiento de una persona.    

Un tercer elemento es  que se restringe la  donación a extranjeros no residentes en el país...

Sí, está tajantemente prohibido. Ni siquiera en un caso de urgencia. Para los tejidos se permite eventualmente trasplante, pero bajo autorización del Ministerio de la Salud.

Muchos se preguntan si el país está listo para manejar la gran cantidad de órganos que podían recuperarse...

Lamentablemente no creo que esto vaya a generar un crecimiento exponencial de órganos pues, en últimas, la demanda de órganos crece cada año, sobre todo en pacientes con fallas renales. De 2014 a 2015 creció en 24 % el número de personas en listas de espera.

Lea también: Conozca la ley que puede salvar la vida de tres mil colombianos que esperan un órgano.

Lo que contempla la Ley¿Cómo puede un colombiano oponerse a la donación de órganos? Podrá hacerlo en vida por medio de un escrito presentado ante notario y que se radique ante el Instituto Nacional de Salud. También por manifestación expresa al momento de afiliarse a la EPS. En caso de inconsistencia, el médico tratante tendrá la obligación de consultar el registro nacional de donantes.Todo paciente que  tenga una enfermedad susceptible de trasplante, incluido en el POS, deberá ser evaluado por una IPS para saber si es apto o no para ingresar a la lista de espera.Esta evaluación  deberá realizarse dentro de los tres meses siguientes al diagnóstico. Se prohibe trasplante  de órganos a extranjeros no residentes en el país. Excepto si el donante es cónyuge o compañero permanente del extranjero.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad