La justicia cojea y no llega a los políticos de la guerrilla: Procurador

Junio 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
El Pais|Colprensa

El procurador Alejandro Ordóñez habla de sus reparos a la Comisión de la Verdad acordada para esclarecer los hechos del conflicto.

Tras el acuerdo al que llegaron el Gobierno  y las Farc para conformar una Comisión de la Verdad de carácter extrajudicial, el procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, ha hecho  criticas a la misma e incluso ha dicho que la mesa de conversaciones de La Habana no es soberana.  Ordóñez especificó sus reparos a la Comisión  acordada para esclarecer los hechos cometidos en el conflicto y como garantía de no repetición.  ¿Qué opinión tiene sobre la Comisión de la Verdad?  La Comisión de la Verdad quedó hecha a la medida de las Farc. El acuerdo genera  preocupaciones sobre la independencia e imparcialidad de la Comisión. Al concederle a esa guerrilla el poder de intervenir en el procedimiento de conformación de la Comisión, se corre el riesgo de que la verdad termine siendo la de los victimarios, no la de los crímenes atroces y de las víctimas.  ¿Por qué?  Las Farc buscan justificar su barbarie de más de medio siglo manipulando la historia. ¡Eso no se puede permitir! El acuerdo, además, amarra a la Comisión de la Verdad a los informes previamente elaborados por la  Comisión Histórica del Conflicto y de las Víctimas, la cual se conformó también con personas postuladas por ese grupo ilegal. La verdad es un derecho de las víctimas y de la sociedad, no puede ser una verdad negociada. Las Farc le tienen pavor a la verdad y quieren reescribir la historia a su acomodo. Como lo señaló esta semana el Gobierno, ‘a la verdad no hay que temerle’,  salvo que sea negociada acota el sentido común. Ahora, olvida el Gobierno y la guerrilla que por Constitución es el Congreso el único competente para adoptar y otorgar facultades a una Comisión de esa naturaleza.  Hay que recordar que la Mesa de Conversaciones de La Habana no es soberana.  En esta Comisión de la Verdad podrían  participar  los políticos que han tenido relación con la guerrilla. Confesarían delitos. ¿Estos podrían tener beneficios judiciales?  Todos los máximos y menos responsables de atrocidades, entre ellos los políticos que apoyan, simpatizan, ayudan, financian o son cómplices de las Farc, así como los que tuvieron el mismo papel respecto a las AUC, deberían acudir a la Comisión de la Verdad   a reconocer su responsabilidad, pedir perdón y mostrar sincero arrepentimiento. La justicia colombiana cojea y nunca llega a los políticos de las Farc. Ellos son más responsables que los guerrilleros que  masacran, ponen bombas, reclutan niños o desaparecen personas. Son los autores intelectuales y los legitimadores de la barbarie.  El proceso de Justicia y Paz reveló duras verdades y se estableció  una pena de 8 años por esos delitos. ¿Qué pasará con esta Comisión de la Verdad, que es de carácter extrajudicial?  De acuerdo con la Corte Interamericana de Derechos Humanos y a lo dicho por la Fiscalía ante la Corte Penal Internacional, CPI, una Comisión de la Verdad no puede sustituir la obligación del Estado de investigar, juzgar y condenar a penas proporcionales a la gravedad de los crímenes cometidos a los victimarios. Lea también: "Justicia Transicional es un dulce envenenado": procurador Ordóñez. La  justicia penal debe actuar. De no hacerlo, luego de que se firmen los acuerdos, la Corte Interamericana podría ordenar abrir procesos judiciales o la CPI procesar a los de las Farc. Lo curioso de esta discusión es que a los mismos que les parecía que 8 años de cárcel era impunidad para las AUC, ahora reclaman cero días de cárcel para crímenes iguales perpetrados por las Farc. ¡Ahí si no es impunidad, es justicia!  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad