La jugada política de Uribe que beneficia a Vargas Lleras

default: La jugada política de Uribe que beneficia a Vargas Lleras

El senador Uribe le dio un giro de 180 grados a la posición de su bancada y pidió no inhabilitar por más tiempo al vicepresidente, lo que salva una futura candidatura presidencial de Vargas Lleras en el 2018.

La jugada política de Uribe que beneficia a Vargas Lleras

Abril 08, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Colprensa
La jugada política de Uribe que beneficia a Vargas Lleras

Vicepresidente Germán Vargas Lleras.

El senador Uribe le dio un giro de 180 grados a la posición de su bancada y pidió no inhabilitar por más tiempo al vicepresidente, lo que salva una futura candidatura presidencial de Vargas Lleras en el 2018.

En una audaz jugada política que desde ya promete caldear mucho más las relaciones entre Gobierno y oposición, el ex presidente Álvaro Uribe Vélez impidió hoy que al vicepresidente Germán Vergas Lleras se le aplicara un veto de cuatro años para postularse como candidato en las elecciones presidenciales del 2018.

Uribe Vélez arribó a la Comisión I del Senado, donde se cumplía el quinto debate a la reforma de Equilibrio de Poderes, y en una corta intervención le dio un giro de 180 grados a la posición que había adoptado su bancada, el Centro Democrático.

“Para nadie es un secreto que soy opositor y crítico de este Gobierno, y que he hecho varias denuncias contra Germán Vargas Lleras pero me parece un error seguir tocando la Constitución por coyunturas políticas”, aseguró el exmandatario.

Uribe agregó que modificar la Constitución "para ponerle una talanquera a un funcionario en ejercicio sería una afrenta a la democracia".

“Que se le haga control político al Vicepresidente está bien, que se le formulen debates está bien pero no que se utilice la Constitución para ponerle talanqueras”, afirmó Uribe, al pedir a su bancada que el periodo de inhabilidad para la figura del Vicepresidente se mantenga en un año, como tradicionalmente se ha hecho con todos los funcionarios que pretenden aspirar a un cargo de elección popular.

El sorpresivo anuncio de Uribe tiró por la borda una propuesta que se había abierto paso el martes para bloquear las aspiraciones de Vargas Lleras en las próximas elecciones presidenciales.

La idea era simple: aprovechar el proyecto de la reforma de Equilibrio de Poderes para aplicarle, desde este momento, una inhabilidad de cuatro años a la figura del Vicepresidente de la República, en caso de que este aspirara a la jefatura del Estado. 

La propuesta llevó a que en la Comisión Primera se diera el martes otra sorprendente alianza entre el senador Alexánder López, del Polo Democrático (autor intelectual de la idea); el senador Armando Benedetti, del Partido de la U (coalición de Gobierno de la que es parte Vargas Lleras), y el senador José Obdulio Gaviria (el más fuerte escudero de Uribe Vélez en el Centro Democrático).

Benedetti, quien insistió en defender la propuesta, dijo que la misma no tenía "afán electorero para frenar las posibilidades de Vargas LLeras", y que solo buscaba garantizar un marco de igualdad para las próximas elecciones presidenciales, puesto que "la figura de Vicepresidente como está hoy tiene muchos poderes".

Por su parte el presidente del Senado, José David Name, llegó a plantear que era necesario fijar una inhabilidad de al menos dos años, y no un solo uno como viene en la primera ponencia del proyecto. Sin embargo, Name sostuvo que no se puede ir al extremo de cerrar la posibilidad legítima que pueda tener el vicepresidente para aspirar, con lo que se apartó de inhabilitar del todo a Vargas y los futuros vicepresidentes. Por su parte la senadora de la Alianza Verde, Claudia López, señaló que sería bueno imponer dos años, pero para todos los funcionarios públicos y no sólo para el vicepresidente, e incluso planteó que esos dos años se deberían tener en cuenta incluso si ese funcionario termina su función previo a la elección. A su turno, la senadora liberal Viviane Morales, sostuvo que la propuesta de Benedetti, el Polo y el Centro Democrático, buscaba "traicionar el principio de confianza legítimo que se tiene en el estado de derecho".

Con todo, de acuerdo a lo aprobado en la tarde de este miércoles, el vicepresidente Germán Vargas mantiene el camino despejado para aspirar a la Presidencia de la República en el 2018, y solo tendría que renunciar un año antes de las elecciones, es decir, a finales de mayo de 2017.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad