La división fue protagonista en la Asamblea del partido de la U

Octubre 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
La división fue protagonista en la Asamblea del partido de la U

El expresidente Álvaro Uribe Vélez intervino en la Asamblea Nacional del Partido de la U, donde criticó el proceso de paz que actualmente adelanta el gobierno con las Farc.

El presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe no escatimaron palabras para tirarse pullas entre sí. Políticos analizan como queda el partido tras la asamblea.

“No vengo a un pugilato, como un rufián de esquina a demostrar quién es el que manda en el barrio, no vengo con resentimiento ni con odios”, fue unas de las frases del presidente Juan Manuel Santos, durante la Asamblea de la U, que además estuvo acompañada de otras duras palabras que, aún sin mencionarlo, iban dirigidas a su antecesor Álvaro Uribe Vélez. En algunos momentos los silencios prolongados, en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, donde se cumplió el evento, parecían ser la única respuesta de los militantes de esa colectividad ante el discurso de Santos. Y es que las palabras y críticas de Uribe eran previsibles, pero lo que generó curiosidad posterior a su discurso fue la respuesta que daría el Jefe de Estado. El recibimiento tanto de Uribe como de Santos, estuvo acompañado de aplausos y frases de respaldo para los dos. No obstante, uno de los momentos de tensión que se vivieron durante el evento fue cuando se habló de las negociaciones con las Farc; hubo rechiflas y confusión frente al apoyo de los asistentes a esa iniciativa de Gobierno. Antes de pronunciar su discurso, Uribe prefirió no hablar con los medios de comunicación y el senador Juan Carlos Vélez, cercano al exmandatario, advertía que sus posiciones “iban a generar unos efectos que seguramente influirán en el futuro del partido”. Precisamente, hacia ese punto van dirigidos los interrogantes que han surgido posterior a la Asamblea. ¿Qué pasará con el Partido de la U? ¿Uribe es de la U?, como le cantaban algunos asistentes cuando arribó al centro de convenciones, ¿El divorcio entre Uribe y Santos quedó firmado? Algunas voces al interior del partido le apuntan a una unión a pesar de las diferencias. Según expresaron algunos congresistas, se deben respetar las divergencias y diversidad de opiniones, e incluso aprovecharlas para fortalecer el partido. “Los dos son miembros carnetizados de la U, de manera que es muy importante tenerlos activos, siempre son necesarios referentes para el país (…) Hoy invito a todos los militantes de este partido que sin importar las diferencias mantengamos esta línea porque fue la que inspiré esta colectividad”, aseguró el senador Juan Lozano. Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Augusto Posada, dijo que “este es el partido de la unidad no de las divisiones, porque si algo nos han enseñado quienes inspiraron este partido, es que se deben respetar las diferencias. Hoy invito a todos los militantes a que, sin importar las diferencias, mantengamos esta línea porque fue la que inspiro esta colectividad”. La otra orillaPara el senador Vélez, la “base” de La U respalda plenamente a Uribe, pero en “la dirigencia no hay esa mayoría o en la bancada parlamentaria”. Fue enfático al afirmar que si el expresidente decide abandonar la colectividad, ésta dejará de existir. “Este es un partido que no puede subsistir sin la presencia del expresidente Uribe. El día en el que deje de estar, hasta ahí llega la vida del Partido de la U. Lo que le decimos al partido es que se deben acoger las tesis del presidente Uribe, respalde sus procesos, su posición y sus criticas”. Indicó también que las criticas de Uribe, por ejemplo, al Marco Legal para La Paz, el fuero militar, regalías y las conversaciones con las Farc, deben ser escuchadas. “El Partido de la U sin el expresidente Uribe es como comerse un arroz con pollo, pero sin pollo. Entonces es indudable que permanezca en el Partido, si el Partido de la U deja que el expresidente se vaya yo les garantizo que hasta ahí llega la vigencia y la existencia del Partido de Uribe”, agregó. Todo lo contrario opina el senador Armando Benedetti, quién luego de la Asamblea aseguró que Uribe ya no pertenecer a la U. Según dijo, son muy pocos los congresistas que lo apoyan en este momento, pues la mayoría respaldan al presidente Santos. “Lo que yo pronóstico es una crisis, en el sentido en que el partido tiene que definir más que nunca entre Uribe y Santos”, sostuvo. Aunque Roy Barreras, presidente del Senado, no pertenece a esa colectividad apoyó a Benedetti al reiterar que se debe tomar una decisión. “Decidir entre la guerra o la paz, en el pasado o la esperanza, entre instituciones o caudillismo, entre el recuerdo y la consecución de la paz”. Habrá que esperar, entonces, si el expresidente Uribe decide continuar en ese partido, si los miembros optan por la unidad a pesar de las diferencias o si en definitiva toman partido por Santos o su antecesor. Mientras tanto, la palabra división seguirá siendo protagonista.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad