La cultura se aprieta el cinturón

Junio 27, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

La cultura ha hecho mucho con muy pocos recursos, admitió en Cali el presidente Álvaro Uribe, e invitó a los gestores culturales a seguir por esta vía sin “llorar”. Balance del actual gobierno.

Con la presentación de un espectáculo que contó con la participación de compañías y grupos locales como Incolballet, Circo para Todos y Swing Latino, la Ministra de Cultura, Paula Marcela Moreno, presentó ayer en Cali el balance de gestión de los ocho años del gobierno del presidente Álvaro Uribe en materia cultural.El acto, que contó con la presencia del Presidente Álvaro Uribe y varios de sus ministros; el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina; el Gobernador del Valle, Juan Carlos Abadía y numerosos representantes de los sectores culturales de la ciudad y el país, no estuvo exento de polémica. Reconociendo la labor desempeñada por las ministras anteriores, María Consuelo Araújo y Elvira Cuervo, la Ministra destacó que la gestión desarrollada durante este periodo. “Si bien se necesitan más recursos, se avanzó en la identificación de nuevas fuentes y recursos. De un presupuesto de $6.000.000 en el 2002, se pasó a $90.000 en el 2010”, dijo la Ministra. Sin embargo, en contravía con esta afirmación Diana Costa Miranda, secretaría de Cultura de Barranquilla, tomó la vocería de los funcionarios de este sector que se encontraba reunidos en la ciudad, para señalar algunos reparos a la manera en que el Gobierno ha tratado a la cultura, especialmente en el terreno presupuestal.Miranda aseguró que la falta de interés se refleja en el hecho de que el rubro nacional para la cultura constituye tan sólo el 0.06% del presupuesto, mientras que el sector aporta el 1.7% al PIB. “En el 2007, con la Ley 1176, se transformó el sistema general de participación, lo que afectó al sector cultural al incluirlo dentro de ítem de ‘Propósitos Generales’, que representan sólo el 11.6% del presupuesto nacional”, recordó Miranda.Paso seguido, la funcionaria cuestionó la política cultural del actual gobierno y exigió que la cultura sea considerada prioritaria. “¿Señor Presidente, será posible sacar de ‘Propósitos Generales’ al sector cultural y llevarlo a 100% del sistema general de participación, para que nos reconozcan ese 1.7% que estamos aportando al PIB?”, dijo Miranda.El presidente Uribe reconoció la dificultad presupuestal del sector, pero dijo que no se comprometía a asumir el compromiso de modificar la Ley del Sistema General de Participación.El Mandatario afirmó que el presupuesto para cultura es un tema “delicado y controversial siempre se que trata en el Congreso. Pero también siéntanse ustedes con un motivo de orgullo. Con poquita plata han hecho brillar la cultura colombiana. Yo diría que han logrado cosas tan buenas que no hay que llorar por plata”, señaló el mandatario.Por su parte, la Ministra de Cultura destacó tres Conpes que se aprobaron: el de industrias culturales, el de centros históricos y el de igualdad de oportunidades para la población afrocolombiana. Paradójicamente, en estos ocho años el Valle afrontó serios reveces como el fin de la Filarmónica del Valle; los aprietos financieros de grandes íconos de la cultura local como el Museo La Tertulia (que incluso llegó a subastar sus propias obras para sortear afugias económicas) y el recorte presupuestal a más de un centenar de entidades culturales del Departamento, entre otros. No obstante, la Ministra señaló en su balance que desde el 2002 se implementaron seis planes nacionales y más de 12 programas, y que a través del Programa Nacional de Concertación fueron apoyados más de 10.000 proyectos de 1.000 organizaciones culturales del país. Aseguró que el Plan Nacional de Lectura y Biblioteca alcanzó el 100% de cobertura, es decir, que todos los municipios del país cuentan ahora con una biblioteca pública.También destacó que el Ministerio apoyó la internacionalización de la cultura a través de acuerdos que quedan establecidos con 61 socios internacionales de países como Brasil, Francia, México, China, Canadá y España.Durante la rendición de cuentas Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, destacó el programa de industrias culturales en la ciudad, liderados por Comfandi, el BID y la Alcaldía de Cali. “Dentro de este programa se lograron identificar 72 industrias con sus respectivos planes de desarrollo y ya hay 32 con diagnóstico, es decir, sabiendo hacia dónde deben seguir sus pasos”, dijo Domínguez. En contraposición, Álvaro Arcos, director de Cali Teatro, opina que en lo concerniente a las industrias culturales, las posibilidades de obtener apoyo son mínimas hoy por hoy. “En el caso de Cali, la captación de recursos económicos por parte de las industrias culturales está orientada a la adquisición del edificio de lo que fue el Hotel Aristi. ¿Qué objetivo se busca con esto? También hay un gran desacuerdo entre las salas concertadas y el Ministerio de Cultura, pues no es recortando los recursos a unas salas, para favorecer a otras, como se podría solucionar la situación”, concluyó el gestor frente al balance del Ministerio.Lo que la cultura pideuevo Gobierno, expectativas renovadas. Es un sentimiento casi colectivo en Colombia, con la inminente posesión de Juan Manuel Santos en la Presidencia de la República.Sin embargo, en el sector cultural hay una mezcla de pesimismo con escepticismo y muchos interrogantes sobre políticas culturales.Seis personas de la cultura en Cali, Bernardo Mejía, Orlando Cajamarca, Germán Patiño, Patricia Alaeddine, Luz Stella Gil y Fernando Vidal contestaron las siguientes tres preguntas:1. ¿Cuáles debieran ser las políticas culturales del próximo Gobierno para Colombia, con énfasis en el Valle del Cauca?2. Si pudiera hablar con Juan Manuel Santos, ¿qué le pediría para la cultura del Valle?3. ¿Conoció el plan de cultura del candidato Juan Manuel Santos?Más presupuestoBernardo Mejía Tascón, presidente ejecutivo de Funmúsica:1. Que tenga toda la sensibilidad que requiere la cultura. Este país necesita que se mire con más detenimiento la cultura en materia de presupuesto, porque hay demasiadas cosas que atender con recursos muy pequeños, que no se compadecen con lo que la cultura hace por la imagen de este país. Se entiende las muchas necesidades que hay, pero los recortes al presupuesto para la cultura son grandes.2. Yo tengo un sesgo, y es terminar el Parque de la Música en Ginebra, pero si hablara con él no le pediría sólo para eso, pero sí le solicitaría que no queden ‘sinfonías inconclusas’.3. La verdad, no escuché ningún pronunciamiento. Además, entre la promesa y el hecho hay mucha distancia, pues de debe hacer realidad muchas cosas. Prefiero atenerme al desarrollo.Que defina políticas Orlando Cajamarca, director Teatro Esquina Latina:1. El Estado debe fomentar. Respaldar sin intervenir, para que los artistas puedan hacer cultura con libertad creativa. Debe entender que la cultura es un bien inmaterial propiciador de valores simbólicos; por tanto, debe estimular comercio con hechos artísticos, sin que su validez esté determinada por su éxito en el mercado. 2. Que se defina, porque la política cultural de Estado en Colombia ‘no es ni chicha, ni limoná’: ni tiene el modelo europeo con fomento estatal directo, ni el modelo estadounidense, en el cual el Estado concede a la empresa privada estímulos tributarios atractivos para hacer cultura.3. Ninguno hizo propuestas culturales. El único que hizo una propuestica fue Mockus, quien habló de estimular las industrias culturales. Los demás, nada, ni siquiera el Polo Democrático.Que mire al VallePatricia Alaeddine, directora de la Biblioteca Departamental:1. Lo prioritario en el Valle es incorporar recursos nacionales para terminar la Manzana del Saber, y fortalecer los proyectos culturales que se están desarrollando desde hace mucho tiempo. 2. Que el Valle del Cauca sea más importante en el Ministerio de Cultura, porque este departamento es uno de los que menos recursos recibe.3. Fueron muy similares a las de los demás candidatos, pero creo que no fue determinante y le faltó fuerza en ese tema.Formación de niños en la culturaGermán Patiño Ossa, historiador e investigador:1. Si nos guiamos por lo que hizo en esa materia el gobernador Angelino Garzón, no mucho, porque durante su mandato no prestó ninguna atención especial al mundo cultural.2. Que le preste mucha más atención a las instituciones que sean escuelas de formación de niños en diversas disciplinas culturales.3. No conocí ningún plan de gobierno de Juan Manuel Santos en materia de cultura. En realidad, ese fue el gran tema ausente durante todo el debate presidencial. Sobre eso no se discutió mucho, aparte de los planteamientos que en materia de cultura ciudadana hizo Antanas Mockus; pero tampoco en esa materia se profundizó demasiado.Protección tributariaLuz Stella Gil, directora del Festival de Teatro de Cali:1. Se necesita una reforma tributaria que permita a la empresa privada auspiciar la cultura a cambio de beneficios fiscales, de tal manera que sea atractivo para los empresarios invertir en cultura. Expedir la Ley de Espectáculos Públicos que los desgrave, pues cerca del 30% de las taquillas se van en impuestos, lo cual es muy oneroso para los artistas. Y la región Pacífico requiere atención especial de parte del Estado, para valorar su cultura y su identidad, para mostrarlas como patrimonio. No ha habido un Ministerio de Cultura que lo haga.Éste debe tener presupuesto adecuado. La Unesco recomienda que se destine a cultura 2% del presupuesto del Estado, pero creo que en Colombia no llega ni a 0,5%.2. A Santos le pediría que invierta en cultura tanto como va a invertir en guerra. Pero no sé si escucharía esta solicitud.3. No la conocí.Recursos sin ‘roscas’Fernando Vidal, decano de Teatro en Bellas Artes:1. Lo primero que debe hacer es definir políticas culturales claras, porque se está haciendo un Plan Nacional de Cultura que requiere de recursos y de respaldo a las regiones.2. Que el Ministerio de Cultura trabaje conjuntamente con la secretaría departamental y la secretaría municipal del ramo en la definición de políticas que democraticen los recursos de la cultura, porque ahora los manejan como si fuera plata de bolsillo. No hay convocatorias, ni definición de premios, ni estímulos que abarquen a todos los artistas, sino que los recursos son manejados como una especie de bolsa de regalos.3. No vi una propuesta cultural de Santos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad