La Cidh no es juez para justicia transicional en Colombia: Humberto Sierra

La Cidh no es juez para justicia transicional en Colombia: Humberto Sierra

Agosto 17, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros Moreno / Colprensa
La Cidh no es juez para justicia transicional en Colombia: Humberto Sierra

Humberto Sierra Porto, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Humberto Sierra, habla sobre la incidencia que llegaría a tener esa Corte sobre los eventuales acuerdos que se pacten entre Gobierno y las Farc.

El cartagenero Humberto Sierra Porto, Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh),  sigue siendo descomplicado y sencillo como se le conoció en el pasado. Sin embargo hoy asegura que al hablar de forma pública es mucho más prudente. 

No obstante, no deja  de pronunciarse sobre lo que está pasando en Colombia en materia de paz y del diseño de una nueva Justicia Transicional que se deberá aplicar a los guerrilleros que se reincorporen a la vida civil si se concretan las negociaciones de paz.

Este tema  lo  lleva a romper esa prudencia que le obliga tener su actual cargo como Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La CIDH, con sede en San José de Costa Rica, es un órgano judicial de la Organización de Estados Americanos que tiene una función autónoma frente a las demás entidades de la OEA. 

La función central de dicho organismo es interpretar la Convención Americana sobre Derechos Humanos, como también los tratados en esa materia  a los que se somete el Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos. 

Sierra Porto está  al frente de esa alta Corte desde el 28 de noviembre de 2013, motivo por el cual no profundizó en el tema de la Justicia Transicional en Colombia.

Sin embargo,  sí fue claro en decir que por el momento, o mejor durante algún buen tiempo, la CIDH no tendrá nada que ver con el proceso de paz ni con los eventuales incumplimientos del mismo, porque en primera instancia será Colombia la que debe entrar a definir esa situación. 

El magistrado conversó con algunos medios de comunicación en su paso por Cartagena, en donde estuvo como presentador del libro ‘Nuevas tendencias del Derecho Penal y Procesal Penal’, compilado por el abogado Luis Gustavo Moreno, conocido por haber develado la llamada ‘fábrica testigos falsos’. 

¿La Corte Interamericana de Derechos Humanos puede recomendar a Colombia algún modelo de negociación? 

Hay un punto central y es que la Corte Interamericana no es juez para la Justicia Transicional, la Corte Interamericana tiene una norma parámetro que es la Convención Panamericana de Derechos Humanos y a propósito de cada uno de los derechos ahí contenidos realiza una jurisprudencia; se ha hablado de la verdad, de la justicia, de la reparación, y dentro de esta temática es que tiene relación con los elementos que se discuten en algunas ocasiones en este tipo de proceso. 

¿Frente al tema del cumplimiento de los derechos humanos, qué recomendaciones puede hacer la Cidh? 

Dentro del Sistema Interamericano existen dos órganos, uno es la Comisión Intermericana de Derechos Humanos y otro la Corte Interamericana que realiza opiniones sobre avances, desarrollos, sobre inconvenientes que tienen procesos políticos como el que se está dando en Colombia y lo hace Comisión Interamericana. La Corte solo conoce de casos y se pronuncia con los mismos. 

¿Algún modelo en temas internacionales sobre la reconciliación que se pueda recomendar desde la Cidh? 

La reconciliación es un proceso que se ha presentado en distintos países en donde ha habido situaciones de transgresión, de ruptura institucional en procesos revolucionarios o de dictaduras, de procesos de conflictos internos, cada uno tiene experiencias diferentes, tiene enseñanzas, y es muy difícil trasladarlos y más en las experiencias de cada uno de ellos. Se trata es de tener conocimiento de cada uno para utilizar los distintos elementos de la mejor forma en el caso que me pregunta. 

¿La Corte Interamericana se llegará a pronunciar sobre las eventuales penas que reciban los jefes de la guerrilla? 

Se nos ha preguntado insistentemente sobre cuál podría ser la posición de la Corte Interamericana sobre lo que se está discutiendo actualmente en el proceso de paz, pero entiéndanme: un proceso que todavía no se ha concluido, que no se sabe exactamente cuáles son los aspectos que va a contener específicamente, sería poco responsable pronunciarse. 

¿Pero de concretarse ese proceso, cómo sería esa intervención de la Cidh, por llamarlo de esa forma? 

Jurídicamente eso tiene una manera de abordarlo, y primero es que la utilización de la Justicia interamericana es subsidiaria, primero el país directamente responsable a través de sus personas, con su capacidad de construir los mecanismos adecuados para resolver situaciones como estas, lograr la paz, la reconciliación. La Corte Interamericana será solo un proceso posterior cuando no haya posibilidad de que esto sea resuelto de manera diferente. 

¿El tema de la verdad cómo se debe abordar y cumplir? 

Se deben hacer unas reflexiones sobre el proceso que se está dando en la negociación, sobre la verdad se puede decir muchas cosas. Una de las cosas que se señalaba durante la presentación del libro es que hablar de la verdad en Colombia supone un reto particular para nosotros los colombianos porque tenemos una tendencia, en algunos aspectos, en particular en algunos conceptos jurídicos, por utilizar el lenguaje de una manera que no es exactamente fidedigna con la realidad con que opera, y se señalaban los casos de los estados de excepción. 

Es un proceso interno, jurídico, de tratar de sincerar, de reconocer los hechos de una manera tal que el mecanismo para conocer la verdad no se convierta en confrontación, es decir que no haya una lucha entre los colombianos para ver quién tenía que decir la verdad. No hay una sola verdad en este tipo de procesos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad