La campaña presidencial marcha al ritmo de los ataques y los agravios

La campaña presidencial marcha al ritmo de los ataques y los agravios

Mayo 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La campaña presidencial marcha al ritmo de los ataques y los agravios

Germán Vargas Lleras hizo parte de la coalición de gobierno durante el primer mandato del expresidente Álvaro Uribe Vélez, entre el 2002 y el 2006.

Analistas dicen que lo más representativo de la campaña es la pelea entre Uribe y Vargas Lleras.

A falta de las propuestas y los debates en la actual campaña por la Presidencia de la República, considerada por algunos analistas como una de las más grises de los últimos años, lo que ha venido a agitar el ambiente electoral en el país, a tres semanas de las elecciones, es la estrategia del juego sucio y los descalificativos.Los momentos que más recuerda el país de esta campaña son las dos peleas protagonizadas por el expresidente Álvaro Uribe Vélez y el candidado vicepresidencial Germán Vargas Lleras por situaciones que distan, dicen los analistas, de lo que debe ser una verdadera contienda política.Primero, fue la polémica surgida cuando Uribe aseguró que Vargas Lleras en su momento le dijo que creía que Juan Manuel Santos estaba detrás del atentado en su contra, perpetrado en el 2005, a lo que Vargas respondió que esa afirmación era falsa.Y el hecho más reciente fue el episodio protagonizado por Vargas Lleras en Arauca, en el que tildó de “gamín” a un excandidato a la Cámara por el uribismo, que lo increpó por la disminución en los recursos de las regalías. Según Vargas Lleras, su reacción se debió a que el político intentó boicotear su intervención. Esto generó otra andanada de críticas del expresidente Uribe en su cuenta de twitter.El exfiscal Francisco José Sintura considera que lo que está evidenciando esta campaña, en la que lo único destacado son los enfrentamientos personales de unos y otros, es la crisis de liderazgo por la que atraviesa el país.“Lo que se evidencia es la carencia de líderes en Colombia; de líderes que generen ideas y que a través de esas ideas estructuren programas. Salvo algunas propuestas que ha hecho Marta Lucía Ramírez, los demás candidatos no tienen programas de gobierno que busquen conducir el país en una u otra dirección”, aseguró Sintura.El analista y constitucionalista Juan Manuel Charry cree que la campaña no ha sido tan aburrida como algunos consideran, pero sí cree que le resta emoción el hecho de ser una reelección porque muchos dan por descontado que va a ganar Santos.“El ciudadano percibe estas elecciones como un referendo en la mitad de un periodo presidencial largo y da por descontado que lo mas probable es que se reelija al Mandatario. Eso ha influido en que la campaña no sea tan activa”, dijo Charry, quien también cree que el hecho de estar negociando un proceso de paz en medio de la campaña incide en que no se desarrollen otros temas.En lo que sí están de acuerdo los analistas es en que haya o no propuestas de parte de los candidatos, la gente tampoco está muy interesada en conocerlas y la situación política del país ha llevado a que los electores se limiten a matricularse dentro de corrientes como el uribismo, el santismo, el vargallerismo o el peñalosismo, entre otras.A los enfrentamientos entre el uribismo y el santismo se sumó ayer la publicación que hizo el expresidente Uribe de una fotografía de Vargas Lleras junto al fallecido narcotraficante Yesid Nieto, la que Uribe Vélez acompañó con el comentario en Twitter: “Detective en parranda con narcotraficante según video público y viejo”.Horas después, desde Buenaventura, Vargas Lleras prosiguió este enfrentamiento personal al responsabilizar a Uribe del pobre desempeño que obtuvo el país en las pruebas educativas Pisa, en las que Colombia ocupó el último lugar.El politólogo John Mario González aseguró que está será la dinámica que siga la campaña y advirtió que eso cierra el espacio a los debates y las propuestas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad