“La Auditora General se la pasó planeando cómo volverme ‘chicuca’”: Morelli

Julio 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“La Auditora General se la pasó planeando cómo  volverme ‘chicuca’”: Morelli

Sandra Morelli, excontralora.

La contralora Sandra Morelli sostiene que los procesos abiertos en su contra son consecuencia de una “persecución” orquestada por la Fiscalía General. Asegura que su gestión es eficiente.

Faltando poco más de un mes para dejar su cargo como contralora general de la República, Sandra Morelli, ya piensa en cómo será su defensa frente al proceso de responsabilidad fiscal que le abrió la auditora general, Laura Moreno, por un presunto detrimento patrimonial de $76.400 millones.La formulación de cargos surge luego del proceso de auditoría hecho al traslado de sede de la Contraloría General, pues, de acuerdo con la auditora General, Laura Marulanda, la contralora Morelli “violó en todas partes el principio de planeación y transparencia”.La sede principal de la Contraloría General estaba ubicada en el centro de Bogotá y fue llevada a la zona del Salitre, junto al centro comercial Gran Estación, en donde el órgano de control paga de arrendamiento $2600 millones mensuales. Morelli confía en que el proceso “no va a progresar” y ratifica que este deriva de una “persecución” orquestada desde la Fiscalía General de la Nación, en cabeza del fiscal Eduardo Montealegre.La contralora afianzó su defensa y en diálogo con Colprensa dijo que su gestión y haber logrado una entidad “eficiente”, que llegó a recuperar en el cuatrienio $17 billones de recursos públicos, la llevaron a este problema. ¿Cómo recibió la formulación de cargos por parte de la Auditoría General? No me tomó por sorpresa, ellos venían realizando actuaciones con este tema del edificio. El trasteo de la Contraloría ha permitido que se me acuse de todo. Se dijo que este edificio tenía un costo desproporcionado y resulta que los avalúos dan cuenta de que ese es el valor; no hay posibilidad de que en esta zona con estas características y estos servicios se consiga un inmueble a menor precio. Han dado muchas vueltas en torno a esto, lo que está claro es que la señora auditora hubiera sido una Contralora muy distinta a lo que yo he sido. Lo que a ella no le gusta, que es todo, lo vuelve delito y le da traslado al señor Fiscal y entonces él, suma a la cantidad de investigaciones que ya tenemos. En este edificio han buscado por todos lados y no han logrado imputarnos y creo que no lo van a lograr, siempre y cuando respeten la debida legalidad y el debido proceso. Usted insiste en que todo es una persecución… Esa señora (la auditora general, Laura Marulanda) es muy comunicativa y habla mucho. Durante su campaña se la pasaba en El Nogal (club) planeando cómo me iba a volver a mí ‘chicuca’ una vez me eligieran. Uno sabe que la finalidad es esa, pero de todas maneras hay una cosa que no se puede perder de vista: que Colombia es un Estado de Derecho, aquí hay jueces y los funcionarios públicos no pueden firmar cosas contraevidentes y absurdas sin que eso tenga consecuencias, así que al final de los días, espero que sea antes y no después, estoy tranquila, porque no he incumplido en ningún procedimiento. Esto tiene que salir bien. ¿Qué proceso de los que ha gestionado como contralora, según usted, la pudo llevar a ser perseguida? Indudablemente el tema Saludcoop ha generado toda la persecución de la que es víctima la Contraloría. En esta entidad se han practicado 270 diligencias orientadas a pedir los expedientes de Saludcoop, tenemos 50 funcionarios investigados, entrevistados o requeridos por la Fiscalía por haber hecho actuaciones. Este episodio de la Auditora tiene relación indirecta con el asunto. La auditoría dijo que ya está estudiando sus bienes para embargarlos... Cuando a uno le embargan los bienes uno no los puede vender, pero yo no tenía planeado venderlos, entonces no me genera particular angustia por ahora, y le repito, es que como esto no puede salir mal a menos de que de verdad ya estemos listos a falsear pruebas y hacer unas arbitrariedades que estoy segura que no las quieren hacer porque no son bobos y no quieren meterse en problemas; entonces esto se demorará, pero al final tiene que salir bien. Pero la auditora consideró que usted “violó los principios de planeación” con el trasteo... El trasteo es el símbolo de este proceso, pero aquí lo que fastidia mucho es que haya una entidad eficiente, que funcione, que tenga una presencia y una actuación dignas. Cuando yo empecé a ser contralora todo lo que hacíamos estaba equivocado, todo lo demandaban y después de un tiempo se dieron cuenta de que yo sí sabía y tenía competencias. Además, esta estructura era indispensable con el proceso de conectividad y modernización de la Contraloría y cumple con unos requisitos mínimos de seguridad industrial. Quisiera saber qué pasa si en un temblorcito se nos cae la torre antigua o si hay una estampida, porque las escaleras no tienen la capacidad, esa responsabilidad la tiene el director de la entidad. ¿Cómo se va a preparar para este proceso judicial? Lamentablemente no estoy sola en eso, tenemos a 60 funcionarios que todos los días los llama la Fiscalía a declarar, que todas las decisiones se las investigan, la cosa más terrible es cuando a uno lo acusan de ser delincuente. A nosotros nos preocupa mucho más el tema de fiscalía, ese es el que nos remueve y angustia mucho. Además los abogados no nos quieren defender, todos están de acuerdo que tenemos la razón pero por un lado las aseguradoras no se esperaban que fuéramos a requerir tanto abogado y entonces se les está saliendo del cálculo normal y han venido los planteamientos que ya no nos quieren asegurar. Los abogados penalistas valen un ‘jurgo’ de plata y, si no vamos a tener la posibilidad, con todas las cosas que nos imputan, que haya un pago por parte de las aseguradoras, esto ya se nos empieza a volver un tema vital y preocupante. ¿No está tranquila mientras el fiscal general sea el mismo? No, de ninguna manera y ya hice todo lo que pude hacer, no puedo hacer nada más. Ya lo recusé, lo denuncié en la Comisión de Acusaciones, llevé la pruebas y ya todo el mundo me dijo que yo no tenía razón, entonces no puedo hacer nada más. La Auditoría General también compulsó copias a la Procuraduría, ¿confía en que el proceso salga bien en el Ministerio Público? La Procuraduría nos acompañó en estos procesos; permanentemente hemos estado informándole al señor procurador (Alejandro Ordóñez), quien ha dado una opinión favorable. Sin embargo, esta semana él también me abrió investigación, lo cual no se compagina con las demás actuaciones, porque si ellos han dado conceptos favorables, llama la atención que nos abra el proceso. Son muchas cosas, eso se vuelve un mapa con muchos frentes simultáneos que no hemos podido atender adecuadamente, porque estamos trabajando y si nos dedicáramos a defendernos, no se sacan las decisiones, no se hace control fiscal y se desatiende la función. ¿Qué tiene pensado hacer, además de defenderse, cuando deje el cargo el próximo mes? El asunto ha sido un reto porque por un lado tenemos que trabajar y por el otro defendernos; creo que a partir del 30 de agosto sí vamos a ponernos más serios en la defensa, por lo menos en mi caso.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad