Juanes acepta que en P.A.R.C.E habla de su infidelidad y de la reconciliación con su esposa.

default: Juanes acepta que en P.A.R.C.E habla de su infidelidad y de la reconciliación con su esposa.

Juanes se dirige así a sus fans, a quienes dedica esta producción. “Es una sigla, porque cada persona puede darle un significado diferente a cada letra, de eso me he dado cuenta en Twitter y en Facebook”, cuenta él

Juanes acepta que en P.A.R.C.E habla de su infidelidad y de la reconciliación con su esposa.

Diciembre 08, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

Juanes se dirige así a sus fans, a quienes dedica esta producción. “Es una sigla, porque cada persona puede darle un significado diferente a cada letra, de eso me he dado cuenta en Twitter y en Facebook”, cuenta él

Parce es una palabra que le encanta a Juanes. La aprendió a los 13 años en las calles de Medellín, y es sinónimo de este paisa que ayer lanzó a nivel mundial su quinto álbum, que lleva por nombre esa sigla: P.A.R.C.E. “Significa amistad, buena energía. La gente me pregunta: ‘Entonces qué, parce’, como si estuviéramos hablando en el barrio, eso me gusta mucho, porque tiene que ver con el lenguaje callejero, con los amigos”, dice él. Juanes se dirige así a sus fans, a quienes dedica esta producción. “Es una sigla, porque cada persona puede darle un significado diferente a cada letra, de eso me he dado cuenta en Twitter y en Facebook”, cuenta él. Para Diego Fernando Lasso, director y programador de la emisora FM en Cali, el disco es autobiográfico, aborda temas tan personales como su infidelidad, la cual llevó a su esposa Karen Martínez a separarse temporalmente de él. Y a quien éste le pide perdón a través de canciones como : ‘La Soledad’, ‘La Razón’, ‘El Amor lo Cura Todo’, ‘Y no Regresas’, ‘Lo Nuestro’ y ‘Esta Noche’. P.A.R.C.E., que tiene el sello Universal Music Latino, se grabó entre Londres, Miami y Medellín bajo la producción de Juanes y Stephen Lipson, quien ha trabajado con Paul McCartney, los Rolling Stones y U2. El roquero funde su guitarra con ritmos del Medio Oriente. Incluye temas de corte social como: ‘Quimera’ y ‘Todos los Días’, donde invita a ser feliz. ¿Son todos temas autobiográficos?Sí. El mayor porcentaje de las canciones son historias personales que he vivido, o que quizás alguien muy cercano ha vivido. Me alimento de lo que sucede en mi casa, de mis hijos, de mis amigos, de la calle.¿Lo pensó dos veces antes de publicar canciones tan personales?¿Pues sabes que no? La música es la forma más honesta y bonita de contar historias personales como la de ‘Lo Nuestro’, que habla de mi relación con Karen, mi esposa, problemas que hemos tenido y cómo celebramos ese reencuentro. A veces termino de escribir canciones y digo: “¡Uy!¿Será que fui demasiado honesto?” ¿Pero si uno no es honesto, para qué hacer música?¿Por qué cantar ahora sobre una masacre que ocurrió en 1988?Un amigo me trajo el libro ‘El exterminio de la UP’, la Unión Patriótica. Yo nunca estuve interesado en estos temas hasta hace como diez años, que empecé a entender más todo lo que estaba pasando en el país. La historia de Segovia es como un espejo: ha pasado mil veces o muchas más y no solamente en Colombia. Me llamó la atención, porque trata la temática desde el otro lado, no desde el Estado.Como activista, ¿qué asuntos sociopolíticos lo golpean más?El invierno en Colombia y Venezuela, que ha dejado más de 200 muertos y miles de damnificados. A nivel social me preocupa la desigualdad. Somos países demasiado desiguales, muy poca gente tiene demasiado y demasiada gente no tiene casi nada. La injusticia sigue pasando todos los días en frente de todos nosotros.¿Cómo equilibra trabajo y familia?Como dice la Biblia, siempre hay un momento para todo en la vida. Es difícil dejar la casa. Cuando salgo, mis niños me preguntan cuándo vuelvo y ¡uf!, me duele mucho el corazón. Pero les hablo mucho, les explico que papá va a trabajar por ellos, que son una razón para mí muy fuerte de vivir. Y me ven feliz cantando y tocando y entienden que es mi naturaleza. ¿Sus amigos de infancia lo siguen tratando del mismo modo?¡Eso es lo más bonito! Que me tratan como el Juan Esteban Aristizábal de siempre, el que han conocido en la casa. Es una forma de estar siempre conectado a la realidad, a la esencia de uno. Son ángeles: llegan para no dejarte caer del todo al piso o para ayudarte a parar de nuevo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad