Juan Manuel Santos cuenta con dos de tres avales para la reelección

Juan Manuel Santos cuenta con dos de tres avales para la reelección

Febrero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa.
Juan Manuel Santos cuenta con dos de tres avales para la reelección

Presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

Los partidos Liberal y La U ya le otorgaron “el visto bueno” al mandatario colombiano para que sea su candidato en los comicios presidenciales. Solo falta Cambio Radical.

El presidente Juan Manuel Santos ya tienen en su poder dos de los tres avales con los que se inscribirá a la reelección. Los partidos Liberal y La U ya le otorgaron “el visto bueno” al mandatario colombiano para que sea su candidato en los comicios presidenciales. Solo falta Cambio Radical, el partido del exministro Germán Vargas Lleras para que haga su respectiva entrega. Y aunque durante la entrega del aval rojo, el presidente intentó conmover a su auditorio asegurando que en el Partido Liberal se siente como “en casa” y hasta declaró que por su “cuerpo corría sangre liberal”, sus espectadores en ningún momento se mostraron, siquiera la mitad de emocionados como los militantes de La U. En un evento sobrio, con estrictas medidas de seguridad, que por poco dejan por fuera a más de un candidato liberal, y un selecto auditorio conformado, el Partido le entregó su aval. El presidente también recibió las banderas del partido: una blanca y una roja. Las exhibió, las ondeó y ni por eso el auditorio dio muestras de sentirse emocionado. Y luego de dejar de lado las banderas, el presidente tomó el micrófono, trató de ‘ganarse la simpatía” del auditorio y hasta corrigió al presidente del Partido Liberal, Simón Garviria, quien durante su intervención presentó cifras que, en concepto de Santos “estaban desactualizadas”. Después de corregir públicamente a Gaviria sobre los datos de reducción en pobreza y creación de empleo, que para el Presidente eran cifras más altas, Santos continuó con su alocución con la que logró sacar uno que otro aplauso prolongado de quienes lo escuchaban. Caso distinto a lo que sucedió durante la entrega del aval del Partido de La U. En esa oportunidad y ante un auditorio que doblaba en tamaño al de los liberales, el presidente fue interrumpido constantemente por la euforia de los asistentes quienes ahogaban sus palabras. “Hoy vengo ante ustedes mis copartidarios para decir con la frente en alto que cumplí lo que dije. Que fui fiel a mis promesas, que seguimos el programa de gobierno al pié de la letra y que los resultados están a la vista. Le hemos cumplido a La U y le hemos cumplido a todos los colombianos”, dijo en aquella oportunidad mientras los aplausos lo obligaban a hacer una pausa. Cual estrella de rock, Santos hizo su salida, su intervención y su entrada. La gente aplaudía y, como en un evento musical, batían zepelines, pancartas, y hacían sonar pitos. El desorden convertido en festejo se apoderaba del auditorio, cuyos integrantes habían elegido hace apenas unas horas por una abrumadora mayoría a Santos como su candidato a las presidenciales. “Todo lo que hemos logrado lo logramos juntos y por eso más que agradecerles por el aval que hoy me conceden quiero darles las gracias por lo que el partido de la U ha hecho por este país”, continuaba el mandatario. Se dedicó entonces a destacar los logros de La U en los pocos años que lleva desde su creación. Y la euforia creció. Todos aplaudieron de principio a fin. El presidente sonreía, hubo fotos, cámaras y como todo un artista dejó el lugar. Y lejos de lo que sucedió en La U, Santos dejó la convención liberal con un fuerte apretón de manos entre los asistentes, más cercanos e ilustres, lo que demoró su salida. Para los liberales, a diferencia de quienes militan en La U, la entrega del aval fue procedimiento que había que cumplir, más que un motivo de regocijo. El presidente aún está pendiente de recibir el aval de Cambio Radical, para quienes un gran festejo vendría solo por cuenta de la decisión de tener a su jefe, Germán Vargas Lleras, como fórmula vicepresidencial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad