Jorge Noguera, de próspero abogado a condenado

Jorge Noguera, de próspero abogado a condenado

Septiembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Jorge Noguera, de próspero abogado a condenado

Historia. Como silencioso y a veces misterioso califican algunas personas al ex director del DAS, Jorge Noguera, quien pasó de ser un profesional promisorio del Magdalena a ser pieza clave de uno de los mayores escándalos del organismo de inteligencia.

El ex director del DAS tuvo una vida de bajo perfil durante muchos años, pero dio un giro de 180 grados a partir del 2002.

Antes del 2002, el nombre de Jorge Noguera Cotes pasaba desapercibido en el ámbito político y jurídico del país. Ese bajo perfil cambió, cuando en 2006 resonó ante las denuncias hechas por el ex director de informática del DAS, Rafael García, quien lo implicó en las alianzas con los paramilitares.Pero, ¿quién era Jorge Noguera, ex director del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), antes de que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia lo condenara a 25 años de prisión por los delitos de concierto para delinquir agravado y uso ilegal de información privilegiada?Jorge Aurelio nació en cuna de una familia acomodada de Santa Marta y siempre se le conoció como un joven callado, estudioso... irónicamente ningún miembro de su entorno familiar, e incluso, en su escaso núcleo de amigos, pensaron que se proyectaría como una figura pública del país.Sumará 48 años el próximo domingo (nació un 25 de septiembre de 1963) y sólo hasta hace cinco años su nombre estuvo de boca en boca. Su bachillerato lo cursó en el colegio San Luis Beltrán de Santa Marta, de donde salió para convertirse en abogado de la Universidad Javeriana y, luego, completar una especialización en derecho público en la universidad Externado de Colombia.Hasta ese momento era un joven común y corriente. Según cuentan personas cercanas, fiestero esporádico y de pocos tragos. Muy profesional, dicen.Por su posición familiar era asediado por diversas personas, esas que hoy lo niegan. Sólo hay que nombrarlo para que de inmediato surjan frases como “lo vi alguna vez, compartimos muy poco” o sencillamente “no soy buena fuente para dar detalles de él”.Pero hay quienes hablan tras bambalinas. “Era obvio que terminara en un alto cargo del Estado, porque su familia siempre estuvo rodeada del poder samario y departamental”, cuenta una persona cercana al ex director del DAS.Su llegada al DASSin duda, Noguera contaba con los pergaminos para cualquier puesto en las altas esferas del país, pero, como comenta otra persona que guarda su identidad, nunca había tenido experiencia en materia de seguridad e inteligencia como para asumir las riendas del DAS.Quizá el año que cambió su vida fue el 2001, cuando conoció al entonces candidato Álvaro Uribe, quien se hospedó en su casa. Se dice que ese acercamiento le dio muy buena impresión al candidato, quien no dudó en nombrarlo como director de su campaña en el Magdalena, único departamento donde Uribe triunfó en 2002.En el año de la elección de Uribe como Presidente, 2002, Noguera llegó a la Dirección del DAS a pesar de no tener una hoja de vida que respaldara la designación del Jefe de Estado. A partir de agosto del 2002, Noguera tomó un nuevo rumbo en su vida y algunos funcionarios, que también pidieron reserva, lo recuerdan como un hombre “callado, a veces misterioso”.Estuvo al frente de la institución hasta octubre del 2005, cuando se iniciaron las primeras investigaciones por sus nexos con los paramilitares.Uribe lo defendió hasta el cansancio. Sin embargo, el pasado miércoles cuando se conoció la sentencia de Noguera, el ex presidente pidió perdón por el nombramiento de Noguera y de inmediato se abrió el debate, debido a que -en un trino- Uribe dijo que lo había nombrado por “su hoja de vida y su familia”, y es ahí donde los ‘enemigos’ del ex mandatario lo cuestionaron, ya que consideran que Noguera tenía de todo en su carrera menos hoja de vida para dirigir el DAS. “La conclusión de esto es que fue por conveniencia y algunos intereses oscuros que se están destapando con la sentencia de Noguera”, dice una fuente.¿Por qué se ‘torció’?Son muchas las hipótesis que existen sobre cuál fue el momento en que el joven abogado le dio un giro a su vida para terminar tras las rejas.Algunos piensan que el nombramiento de Noguera en el DAS se dio por la ‘aberración’ que éste le tenía a las Farc, cosa que compartía al cien por ciento con el ex presidente Uribe, lo que habría conllevado la alianza con los paramilitares para acabarla.Otros, sin embargo, especulan que simplemente se trató de un hecho fortuito en el que Noguera terminó involucrado por el desconocimiento que tenía de los procesos de seguridad e inteligencia, lo cual lo hizo vulnerable.Pese al misterio, uno de los que da mayores luces sobre este giro de Noguera, fue el ex director de Informática del DAS, Rafael García, quien en su testimonio reveló con detalle cómo llegó el jurista samario a la cabeza del organismo de inteligencia.Este diario conoció la declaración que dio García a la Corte Suprema y en uno de sus apartes hace referencia a la manera de cómo llegaron al DAS.“Sorpresivamente, el martes 13 de agosto de 2002 Jorge Noguera fue nombrado director nacional del DAS, a pesar de que en su hoja de vida no figuraba ni experiencia ni contacto alguno con el campo de la inteligencia”, dice García.Para el ex director de informática (testigo clave de la parapolítica y condenado a 18 años) era evidente que Noguera terminó como cuota del bloque norte de las Autodefensas, debido a que “Sergio Araújo le pidió al presidente Uribe, a nombre de ‘Jorge 40’, que le nombrara a un recomendado de ellos en algún alto cargo del sector de Seguridad y Defensa” y es justo en ese momento en que Uribe, que no sabía dónde ubicar a Noguera, “aprovechó la coyuntura y lo nombró en el DAS como cuota del Bloque Norte”.García dice dar fe de esto porque “gran parte de la gestión con los políticos del Bloque Norte para que lo recomendaran la hizo Jorge Noguera a través de mí, aprovechando que yo había participado en sus campañas políticas y era cercano a ellos, sobre todo a Jorge Castro Pacheco y José Gamarra”.A partir de ahí, según García, Noguera puso al DAS al servicio de ‘Jorge 40’ y Hernán Giraldo, incluso habló de varios encuentros clandestinos con los jefes ‘paras’, a los que se sumaron visitas de miembros de la organización ilegal a Paloquemao, quienes se llevaron información confidencial.García le confesó a la Corte que él era miembro del bloque norte de ‘Jorge 40’ y que Noguera lo sabía, incluso, antes de nombrarlo en el cargo.Dijo que el 4 de septiembre del 2006 lo designó como director de Informática “poniendo a disposición mía, y por supuesto de las autodefensas, toda la información de inteligencia del país, puesto que mi cargo me convertía en el custodio de esa información”.Relató que 15 días después Noguera “se trajo desde Santa Marta al abogado Giancarlo Auque D’Silvestri, oriundo de Ciénaga, Magdalena, a quien designó como Secretario General del DAS” y luego, llevó a Jimmy Nassar, un barranquillero, como su asesor.Este grupo, a juicio de García, era el más cercano a Noguera y que “terminaríamos formando parte de lo que en los círculos más íntimos de la mafia y del paramilitarismo se llegaría a conocer como ‘El Cartel De Las Tres Letras’ (DAS)”. Esa es la historia...De las aulas al sector públicoLa llegada de Jorge Noguera al sector público era cuestión de tiempo. No pasaron muchos años de su salida de las aulas universitarias para que llegara a ser asesor y secretario de la gestión administrativa integral de la Gobernación del Magdalena entre 1999 y 2000; luego fue secretario general de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, ocupó el mismo cargo en la Sociedad Portuaria Regional de Santa Marta y fue asesor la Gerencia General de Puertos de Colombia.En el Puerto de Santa Marta trabajó como jefe jurídico y fue asesor de entidades financieras de renombre nacional, así como catedrático de la universidad Sergio Arboleda de Santa Marta. De ahí pasó a la Dirección del DAS y finalmente cónsul en Milán (Italia).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad