Invima prohíbe la comercialización de la 'malla adelgazante'

Invima prohíbe la comercialización de la 'malla adelgazante'

Febrero 13, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Invima prohíbe la comercialización de la 'malla adelgazante'

El producto se pone en la lengua con anestesia tópica y según su comercializadora, ayuda a perder entre 12 y 18 kilos en cuatro semanas.

De acuerdo con el Invima, este producto se practica de manera fraudulenta en Cali, Bogotá y Medellín y puede ocasionar daños en la lengua y la salud en general.

Luego de la polémica que se generó por el uso de la malla supralingual como método adelgazante en el país, el Invima se pronunció este jueves a través de un comunicado y aseguró que esta práctica “fraudulenta” no está autorizada. A principios de este mes se conoció que en ciudades como Medellín, Cali y Bogotá se estaba publicitando sobre el producto, sin que éste tuviera registro sanitario del organismo, lo que prendió las alarmas. En el documento emitido, la entidad explicó los riesgos que pueden correr los pacientes que se sometan a este tipo de tratamiento que es vendido como la “última maravilla” para combatir el sobrepeso, sin hacer grandes sacrificios e intervenciones invasivas. Según el Invima, “las implicaciones negativas a la salud de los usuarios podrían ser desde eventuales reacciones locales en la lengua y problemas tales como dolor, mala higiene bucal, mal aliento (halitosis), alteraciones a nivel del gusto, hasta complicaciones severas que podrían ocasionar la muerte, como consecuencia de una mala alimentación o resultado de un proceso infeccioso”. Este tratamiento consiste en la colocación de una pequeña malla de polipropileno sobre la lengua, que es suturada en sus cuatro puntas, con la intención de que se caiga en aproximadamente tres o cuatro semanas con lo que se da por finalizado el procedimiento. En este tiempo, la persona debe someterse a una estricta dieta líquida, ya que de llegar a probar un alimento sólido, este elemento se lo recordará con un pequeño dolor. En Colombia, cinco cirujanos están “autorizados” a trabajar con el producto, de acuerdo a su inventor el especialista mexicano Raúl Góngora, quien es el encargado de comercializarlo por todo el mundo, por medio de su página web: 'www.mallaadelgazante.com'. Ante esto, el organismo de control fue enfático al prohibir su “importación, comercialización y uso del producto”. En el comunicado, la entidad se permitió aclarar que aquellas “mallas quirúrgicas” que a la fecha sí cuentan con registro sanitario, “pueden estar siendo utilizadas de manera indebida, por lo tanto se debe verificar que el uso e indicación declarados en las etiquetas o material de empaque, corresponda al autorizado”. Por último, el Invima hizo una invitación a las secretarías de salud departamentales, distritales y municipales a ejercer visitas de inspección, vigilancia y control a los establecimientos que les competen para verificar posibles fraudes que terminen afectando la salud de los colombianos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad