Iniciativa que convierte a ‘De cero a siempre’ en política pública sería archivada

Iniciativa que convierte a ‘De cero a siempre’ en política pública sería archivada

Mayo 06, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Iniciativa que convierte a ‘De cero a siempre’ en política pública sería archivada

Se trata de una iniciativa legislativa que cursa en el Congreso desde julio del 2014 y que pretende que la atención a la primera infancia sea de obligatorio cumplimiento.

La Asociación de Fundaciones Empresariales, AFE, que reúne a 67 organizaciones de este tipo en el país, lanzó un mensaje de alerta por la suerte del  proyecto de ley que busca convertir en política de Estado la estrategia de Cero a Siempre. 

Se trata de una iniciativa legislativa que cursa en el Congreso desde julio del 2014 y que pretende que dicha estrategia, que define un enfoque integral para la atención de la primera infancia, no dependa de la voluntad del Gobierno del momento, sino que sea de obligatorio cumplimiento.

Hace 5 años la inversión promedio de la Nación era de $700.000 por año por cada niño vulnerable. Tras el programa de Cero a Siempre está en $2,8 millones, dice la Constanza Alarcón.

Lea también: Cali presenta déficit en atención integral de niños entre 0 y 5 años

De acuerdo con María Carolina Suárez, directora ejecutiva de la AFE,  la iniciativa está a un debate de ser aprobada en el Congreso, pero corre el riesgo de ser archivada. 

Constanza Alarcón, directora de la Fundación Alpina y hasta hace un par de meses coordinadora de la Comisión Intersectorial de la Primera Infancia, explica que uno de los ponentes del proyecto, el senador Honorio Enríquez Pinedo, rindió ponencia negativa, recomendando justamente archivar el proyecto.

De  2,4 millones de niños en condición de vulnerabilidad, el programa ha atendido 1,2 millones.

“La solución a esta grave situación (haciendo referencia a los líos de desnutrición y alimentación escolar) no es crear más leyes, la respuesta está en las entidades a cargo del programa de primera infancia, pues se necesita una mejor gestión y los entes de control, con el fin de que se haga un exhaustivo seguimiento con el fin de evitar que se presenten más hechos de corrupción y más muertes de niños”, dice Enríquez en la ponencia.

Hasta este jueves, precisó Alarcón, se buscaba que los otro cuatro ponentes de la iniciativa radicaran una ponencia positiva sobre el particular, pero solo habían firmado  los senadores Sofía Gaviria, Antonio José Correa y Nadia Biel Scaff. El coordinador de los ponentes, Eduardo Pulgar Daza, no lo había hecho y por el contrario ha manifestado reparos por temas de  corrupción y calidad del plan de alimentación escolar.  

“El proyecto de ley  desafortunadamente está siendo el punto de discordia por las  tensiones o problemáticas que existen entre el Congreso y el   gobierno. Puede salir sacrificado”, dijo Alarcón.

 El País intentó comunicarse con Pulgar Daza, infructuosamente.

Desde la Consejería por la Primera Infancia de la Presidencia de la República se manifestó que este proyecto es muy importante y preocupa que lo archiven “porque representa la mejor manera de darle sostenibilidad y obligatorio cumplimiento a la atención integral de la primera infancia”.

 María del Rosario Carvajal, directora de la Fundación Carvajal, expuso su preocupación sobre esta situación y argumentó que “si no le damos prelación a la primera infancia, no podemos aspirar a la meta de ser ‘Colombia, la más educada’”.

 A su vez, Ana Milena Lemus, directora de la Fundación Caicedo González Riopaila Castilla, expresó que “la primera infancia significa sostenibilidad de Colombia, es clarísimo que este es un país que está apostando a mejorar su nivel de competitividad y ese nivel de competitividad en el tiempo no es posible si  ese capital humano no es atendido integralmente desde la primera infancia”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad