Indígenas de Puerto Inírida denuncian incursión de guardia venezolana

Indígenas de Puerto Inírida denuncian incursión de guardia venezolana

Junio 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Indígenas de Puerto Inírida denuncian incursión de guardia venezolana

Comunidad de Puerto Inírida denunció una nueva incursión de la guardia venezolana a su territorio.

Los voceros de la comunidad indígena Cacagual denunció que es la tercera vez que sufren en lo corrido del año una incursión ilegal de personal de la guardia venezolana.

Un nuevo incidente fronterizo se presentó contra la comunidad indígena Cacagual, que está asentada a unas tres horas del municipio de Puerto Inírida, Guainía, por la incursión ilegal de la Guardia Venezolana a territorio colombiano. Según los denunciantes, esta vez fueron cuatro miembros de esa Guardia los que ingresaron a la comunidad, con el agravante que “estaban de civil, portando armas largas y cortas y en estado de embriaguez”. “Hemos tenido tres incursiones este año desde abril, últimamente fue el 8 de junio, cuando efectivos de la Guardia Venezolana ingresaron a territorio colombiano en el sitio Cacagual, ingresaron armados con fusiles y pistolas, intimidando a la gente. La gente los desarmó, le quitaron una pistola al teniente”, contó Édgar Guajá Bernabé, líder indígena de la comunidad Cacagual Río Atabapo. El líder indígena aseguró que a un oficial de esa fuerza armada se le arrebató una pistola marcada con emblemas de la “Fuerza Armada Bolivariana”, ya que el militar amenazaba a varios habitantes de la comunidad. “Por esta última incursión le hemos hecho un llamado a las autoridades, también al Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de un escrito, con la prueba, que fue la pistola que se le incautó al teniente”. Los indígenas cuentan, además, que debido a la tensa situación que se vive en la zona, un oficial de alta graduación de la guardia venezolana visitó a la comunidad en días pasados (según esos testimonios, hablando desde el fronterizo río Atabapo, a bordo de una lancha de la que nunca bajó), para escuchar de primera mano lo que había sucedido. Les dijo que las autoridades de ese país ya trabajan en los casos reportados y aceptó los excesos de sus subalternos. Se trató del general Luis Beltrán Carriol Rojas, comandante CR 9 del Punto Ayacucho, en el estado Amazonas, de Venezuela. De su visita quedó como testimonio un video, conocido hoy por Colprensa. “Sí, actualmente estamos atravesando situaciones por estos funcionarios irresponsables, de la Guardia Nacional, que yo represento; no tengo ningún problema en tomar acciones contra ellos, como en efecto se están tomando, tenemos tres situaciones irregulares, sí, está bien, y les repito, estoy dando la cara por las situaciones que se han presentado y tenemos la mayor intención de corregir los problemas que se hayan presentado”, dijo el oficial venezolano. Uno de los habitantes de la comunidad Cacagual le dijo que esos excesos son reiterados, de vieja data y que hasta el momento no se han visto soluciones efectivas: “Usted como general, desconoce lo que ha pasado en la frontera, pero aquí hace más de 20 años que la Guardia Nacional violenta la soberanía del territorio colombiano”. El general Carriol Rojas dijo estar informado de lo que pasó el 8 de junio anterior, cuando habría sido desarmado un oficial de su país. “Ellos vinieron a la fiesta de Guariluma, estuvieron allá también tomando licor, y después de allá se vinieron para acá; andaban era de fiesta, no estaban patrullando, ellos no andaban haciendo nada de trabajo, abandonaron su puesto”, comentó. También hizo alusión al estado judicial actual de los cuatro hombres que violaron el paso fronterizo: “Le dije a la señora cónsul (colombiana) y me comprometí con ella que le voy a hacer llegar todas las actuaciones que haga la fiscalía militar, para que se las haga llegar a ustedes y sepan cuáles fueran las actuaciones que tomamos al respecto, en este momento el teniente y los 3 guardias están presos”. En una incursión anterior fueron capturados de manera irregular en territorio colombiano varios mineros que ejercían su labor en zona colombiana, por lo que la comunidad pidió su inmediata liberación. “Les hacemos un llamado para que sean liberados los 8 retenidos que han sido secuestrados en territorio colombianos y con ese hecho queda determinado que han ingresado a territorio colombiano extorsionando y robando y ya nadie puede navegar por territorio fronterizo”, dijo al respecto el líder Édgar Guajá, en la visita reseñada. Luego de casi 45 minutos de diálogo, el oficial venezolano pidió excusas a los indígenas por los incidentes y manifestó su intención de normalizar las relaciones fronterizas: “Queremos señores que a partir de ahora tengamos una mejor relación y podamos mejorar bastante las cosas que se han presentado; una vez más les pido disculpas por las acciones de los efectivos que están bajo mi mando y esperamos que todo mejore”. Por último, dejó un mensaje de hermandad y la voluntad de reconciliación entre los pueblos fronterizos: “¿Vamos a pelear?... No, no vamos a pelear, nunca lo hemos hecho y no lo vamos a hacer, ahora menos, cuando tenemos países que estamos trabajando por la integración y trabajamos unidos y sabemos que ustedes nos ayudan, como nosotros los ayudamos”. La pistola que le fue retenida al teniente está en poder de la Fiscalía General en Puerto Inírida y es pieza clave en las investigaciones que adelantan autoridades colombianas y venezolanas, para establecer responsabilidades en este nuevo incidente que pone en riesgo las relaciones binacionales

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad