Incertidumbre de estudiantes caleños por crisis de la Universidad San Martín

Noviembre 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Los estudiantes también ven con preocupación su futuro profesional, pues dicen que aunque se gradúen tendrán el estigma de los problemas de la Universidad.

Incertidumbre. Es el sentimiento que embarga hoy a los estudiantes, docentes, directivas y padres de familia de la Fundación Universitaria San Martín, tras las drásticas medidas anunciadas por el Ministerio de Educación debido a las irregularidades detectadas al interior de la institución, que estarían poniendo en peligro la prestación del servicio educativo. Lea también: Universidad San Martín no podrá matricular nuevos estudiantes ante irregularidades. Los estudiantes se manifestaron ayer en Cali y en todo el país, como respuesta al anuncio de la ministra Gina Parody, de que se tomarán tres medidas principales que se aplicarán a las 19 sedes del país. Dichas medidas se deben a la crisis económica por la que atraviesa la universidad, que ha causado que algunas sedes del país hayan suspendido clases. Parody recordó que se han impuesto ocho sanciones a la institución y se han cancelado ocho programas académicos. En Cali, explicó el decano de la facultad de Medicina, Juan de Dios Villegas, no se han suspendido las clases y, por el contrario, se ha mantenido la normalidad académica.“Aunque actualmente se deben tres meses de salario tanto a docentes como a personal administrativo, el personal ha sido solidario con los estudiantes y la institución, poniendo por delante la misión educativa”, dijo. En esta sede actualmente hay 1280 estudiantes, de los cuales 600 son de Medicina, 180 de Veterinaria y 500 de tres programas a distancia. Marcela Morán, vocera de los estudiantes de la sede caleña, pidió que se trate con respeto al alumnado, ya que “se ha dicho que somos una universidad de garaje y eso no es cierto”.Señaló que les preocupa que se ponga en duda la calidad de su formación, porque “tenemos los mismos docentes de la Univalle, la Unilibre, Icesi, Unicauca. Sabemos que tenemos la misma calidad de las demás instituciones y los 20 sitios donde estamos haciendo las prácticas ratifican eso”. Cuenta que algunos estudiantes que intentaron trasladarse a otras universidades, fueron rechazados. “Debe aclararse que el problema es administrativo, no de calidad”, dijo. El Decano hizo el mismo llamado, asegurando que “nuestros estudiantes tienen muy buenos resultados en las Pruebas Saber Pro”. Leonel Gulloso, docente de Investigación se mostró preocupado por el futuro de la institución. “Hemos aguantado, porque conocemos la crisis, pero nos preocupa la cancelación de los registros. En la medida en que no se reabran los programas la crisis se acentuará”, señaló. Cabe recordar que desde hace un año la universidad no recibe nuevos estudiantes en medicina, debido a la sanción impuesta por el Ministerio. “Unos pocos docentes están haciendo uso de su derecho de no trabajar hasta que no se les pague. Nos preocupa que si la crisis continúa, serán cada vez más los que se unan”, dijo. Así mismo, Brian Micolta, estudiante de noveno semestre de Medicina, señaló que “nos sentimos bien preparados frente a otras universidades”. Explicó que los estudiantes de esta carrera actualmente hacen rotación en instituciones como el Hospital Isaías Duarte Cancino, el Mario Correa Rengifo, la Clínica de Occidente, y algunas ESE de la ciudad. “A pesar de los problemas que hayan, nosotros seguimos respongiendo y cumpliendo con nuestros deberes académicos”, comentó. La preocupación también es para los padres de familia, como Absalon Lasso, padre de Juan Felipe, quien cursa tercer semestre de medicina. “Uno tiene la esperanza de que se gradúen como excelentes profesionales, después de todo lo que hemos invertido en ellos. Tenemos una preocupación muy grande”. Paola Posada, estudiante del mismo semestre, expresó su incertidumbre en el sentido de que “aquí la mayoría de estudiantes somos de clase media y esta institución nos da una excelente formación a menor costo que el resto de universidades de la ciudad. Nos preocupa que con la cancelación de los registros, la universidad deje de existir y de brindar esta posibilidad a los jóvenes”.Jesús David Prieto estudiante de séptimo semestre, añadió que “esta situación nos afecta nuestra cara como profesionales. Cuando nos graduemos esto nos puede afectar en el mercado laboral”. Entre tanto, la médica Catalina Miranda, egresada de la universidad, hizo énfasis en que los graduados de la institución siempre han tenido buena reputación y se desempeñan en cargos en todo el país, al igual que en el exterior. “Yo por ejemplo no he tenido que presentarme a ninguna oferta de trabajo, porque siempre me han llamado. Somos apetecidos por el enfoque familiar que tiene nuestra carrera, por lo cual no creemos que esto nos vaya a generar dificultades”, opinó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad