Incendio arrasó con 50 viviendas en invasión de Popayán

Mayo 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
El Liberal | Popayán
Incendio arrasó con 50 viviendas en invasión de Popayán

Autoridades lucharon por más de tres horas para controlar la enorme conflagración. Hasta el momento no hay precisión sobre la cifra de heridos que dejó la tragedia.

La conflagración afectó los barrios Cinco de Abril, Gustavo Restrepo y Las Palmas II, ubicados en inmediaciones del barrio Santo Domingo Savio, en pleno corazón de la comuna 7, al suroccidente de la capital caucana.

¡Todo un infierno!, así fue catalogado por los afectados el gigantesco incendio que acabó esta la noche con cerca de 50 viviendas subnormales de los asentamientos Cinco de Abril, Gustavo Restrepo y Las Palmas II, ubicados en inmediaciones del barrio Santo Domingo Savio, en pleno corazón de la comuna 7, al suroccidente de la capital caucana.La voraz conflagración, con llamas de hasta 15 metros de altura, se inició sobre las 7:30 de la noche aproximadamente, coincidiendo según muchas personas del sector, con una violenta explosión. Tras ese gran estruendo, el fuego comenzó a tomar fuerza ante la impotencia de los primeros afectados, que con baldes de agua y mangueras caseras, intentaban sofocarlo.No pasaron más de 10 minutos cuando ya una hilera de ranchos estaba siendo consumidas por las voraces llamas. A esa altura de la tragedia, dos máquinas bomberiles intentaban llegar al epicentro del incendio, aunque lo agreste del terreno y las angostas calles no le permitían a los vehículos arribar al corazón del incendio.El fuego entonces no tuvo oposición y comenzó a avanzar sin obstáculos, tragándose literalmente las humildes viviendas, ante los aterrizados damnificados a los que solo les quedaba correr para salvar sus vidas. Muchos gritaban y lloraban por la magnitud de la emergencia. A pesar del intenso calor que se sentía, y las intensas llamaradas las cuales unidas al viento provocaban un sonido aterrador descrito por muchos como un quejido agudo, muchos vecinos se unieron a las improvisadas brigadas que luchaban contra las llamas mientras que otros intentaban rescatar lo poco y nada que les quedaba, como el caso de Amanda Chilito, quien lo perdió todo aunque logró salvar su vida y la de sus cuatro hijos.Varios metros hacia fuera del perímetro del siniestro, las gentes desarmaban los ranchos para que el incendio no se propagara a otras viviendas.Y mientras el desespero y la angustia se apoderaban de los residentes que intentaban salvar sus pertenencias, personas inescrupulosas aprovechaban el descontrol para apoderarse de los objetos de valor que estaban abarrotadas en las calles aledañas al siniestro. Por esta razón, se presentaron varias riñas protagonizadas por los humildes damnificados que luchaban por no dejar que se les llevaran sus enseres. “Llamen más bomberos”Debido a la magnitud de la emergencia, todas las máquinas de Bomberos llegaron a la zona para combatir con las violentas llamas. A esa misión se unieron minutos después otras dos, sumando casi 40 unidades del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Popayán en el ‘combate’ con el incendio. Hasta el sector llegaron también unidades policiales, lideradas por el Comandante Operativo del Departamento de Policía Cauca, Coronel Umaña, que apoyaron en la labor de evacuación de las personas mientras que otros se aprestaban a colaborar con los equipos de bomberos en la extinción del incendio.Armando Gutiérrez, uno de los primeros afectados, veía televisión tranquilamente esperando a que su compañera sentimental le sirviera la comida. “En ese momento escuchamos la explosión y casi inmediatamente la gente gritaba desesperadamente y llorando de que había un incendio. Ante la proximidad de las llamas, sólo alcancé a coger a los niños y salir corriendo con ellos porque ya el incendio ya estaba consumiéndose mi casa“, dijo este hombre quien se encuentra desempleado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad