“Ilegales se van a agarrar al poder local”, León Valencia

“Ilegales se van a agarrar al poder local”, León Valencia

Julio 15, 2011 - 12:00 a.m. Por:
“Ilegales se van a agarrar al poder local”, León Valencia

León Valencia, director de la corporación Nuevo Arcoiris.

El director de la Corporación Nuevo Arco Iris, León Valencia, dice que el Gobierno está alarmado por proceso electoral. El dirigente responde a críticas.

Como una reacción “extraña de los partidos” calificó el director Ejecutivo de la Corporación Nuevo Arco Iris, León Valencia, las críticas que recibieron por parte de los colectivos a la labor de investigación que adelantó la ONG para detectar a precandidatos con líos judiciales o posibles nexos con sectores ilegales.En diálogo con El País, Valencia dijo que lo único que hicieron es un aporte y considera que sin duda hay ‘mano negra’ detrás de estas críticas.El Director de la Corporación dijo que luego de recolectar la información encontraron que el panorama a nivel local es bastante delicado y asegura que los ilegales “ahora se van a agarrar con uñas y dientes al poder local”.¿Cuál cree usted que es la razón que tienen los partidos para estigmatizar la labor que hizo la Corporación en la identificación de precandidatos con líos judiciales y de otro tipo?Es un poco extraño e injusto. Al contrario, lo que nosotros pretendemos es aportarle a los partidos información sobre los avales que van a dar, porque ahora con la reforma política ellos, los directores de partidos, están con una obligación muy fuerte de examinar cada aval que dan y pueden tener responsabilidad incluso judicial y política por los avales. Eso fue un convenio con el Ministerio del Interior y con el Instituto Nacional Demócrata de los Estados Unidos para hacer eso. Es una labor política, social de apoyo al Estado.Ha sido una susceptibilidad extraña de los partidos. Hay un malentendido.Ustedes destaparon todo lo de la parapolítica, ¿cree que les están pasando cuenta de cobro?Puede ser. Precisamente creo que la audacia y la responsabilidad del presidente Juan Manuel Santos y el Ministro del Interior es esa que dijeron que antes el Estado colombiano sólo ponía el foco de atención en las guerrillas y los ataques y ellos dijeron que ‘queremos poner el ojo en el foco de infiltración de fuerzas ilegales en la política como paramilitares, narcotraficantes, bandas criminales, carteles de la contratación y entonces llamemos a Arco Iris que son los que tienen experiencia en eso’. Hemos terminado en una cosa que es bien ingrata, que es el sanduche, porque, como no se atreven a atacar a Santos, pues nos atacan a nosotros. Fue el presidente Santos y fue Germán Vargas los que nos llamaron a eso y ahora resulta que a nosotros nos atacan y somos los ‘paganinis’ de una cosa que hacemos de buena voluntad, como un aporte al Estado.Está de moda el tema de la ‘mano negra’, ¿hay en este caso ‘mano negra’?Hombre, claro. Es que eso molesta mucho a todo ese sector de la ultrederecha que es muy fuerte en Colombia y que tiene mucho poder y nosotros hemos criticado. La ventaja o la probidad moral es que nosotros atacamos a ese sector como criticamos a la guerrilla, a todos.Quienes los acusan dicen que ese informe carece de imparcialidad...No somos imparciales ante la influencia de la violencia en la política y las redes criminales en la política, nosotros ahí somos parciales denunciamos todos esos actores en cualquier partido que haya, nosotros tenemos ese sesgo especial y en la información que hemos entregado al Ministerio todos los partidos están comprometidos con actividades de esas. Valencia y UribeUsted dijo que el ex presidente Uribe le hizo ofrecimientos para que se fuera a la campaña reeleccionista o que asumiera un ministerio...Claro que sí. Ahora eso tiene registros de prensa y eso tiene pruebas en la campaña y yo no quiero traer esto como una afrenta a Uribe sino como un recuerdo que yo tengo que hacer en el momento en que Uribe no me consideraba su amigo.Pero, Uribe, a través de Twitter dijo que usted mentía, que nunca le ofreció nada...De eso hay registro en la prensa por el año 2006. Al final de su segundo mandato él me ofreció el Ministerio de Cultura y de eso dieron cuenta los medios de comunicación.Pero para mi eso no es importante, lo que quiero señalar es que él tenía otra consideración sobre mi en otro tiempo y que a raíz de las controversias políticas ha terminado por inculparme de las cosas más horrendas.Hay quienes dicen que como ustedes fueron tan críticos de Uribe, hoy pareciera que el Gobierno los estuviera utilizando...Nosotros también tuvimos convenios con el gobierno del presidente Uribe, porque la labor de las ONG es esa, complementar al Estado. Incluso en los momentos más duros de polémica con él, los funcionarios -me parece a mí, a espaldas de él-, hacían convenios con nosotros, porque somos una entidad seria que la necesitan y, entonces, contratamos con la Alta Consejería de Reinserción, con Acción Social que eran instancias del Estado que él controlaba mucho y fueron convenios similares como los tenemos con el actual Gobierno.Con base en los hallazgos recientes, ¿sigue contaminada la política en Colombia con agentes ilegales?Pero mucho, mucho, mucho... en las regiones, además hay un momento en que hay una exasperación de esos grupos porque hay una amenaza de la restitución de tierras, de la Ley de Víctimas, la de regalías y el estatuto anticorrupción. Entonces, los ilegales ahora se van a agarrar con uñas y dientes al poder local y lo están haciendo y esa es la alarma del Gobierno, esa es la alarma de Santos y del Ministro del Interior.¿En materia electoral el país está peor que en el pasado?En el plano local va a ser más difícil la situación electoral.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad