Iglesia y Procuraduría reviven debate sobre la eutanasia en Colombia

Abril 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Iglesia y Procuraduría reviven debate sobre la eutanasia en Colombia

En 1998, la Corte Constitucional despenalizó la práctica de la eutanasia en Colombia y le ordenó al Congreso de la República que reglamentara su práctica.

Iglesia Católica y Procuraduría rechazaron la reglamentación de la muerte digna. La medida se aplicará solo para pacientes terminales mayores de edad. Defensores dicen que la determinación es “buena”; opositores aseguran que es un “crimen”.

Pese a la férrea oposición de la Iglesia Católica y la Procuraduría General y la incertidumbre de las asociaciones médicas,  el   Ministerio de Salud y Protección Social reglamentó la eutanasia en Colombia. En efecto, después de solicitar en reiteradas ocasiones que se ampliara el plazo para definir el protocolo de aplicación del derecho a una muerte digna, el Ministerio expidió la Resolución que le da cumplimiento a la sentencia T-970 de la Corte Constitucional, que le dio vía jurídica en el país a este método de muerte asistida. En la práctica se trata de que hospitales, clínicas,  EPS e IPS deberán crear un comité interdisciplinario que se encargará de tramitar y llevar a la práctica  la voluntad de un paciente terminal que exprese su deseo de no seguir viviendo. Sin embargo, mientras las asociaciones médicas esperan que la nueva disposición entre en vigencia, no cesan las voces que siguen  oponiéndose a que la muerte asistida sea una realidad en Colombia. Es así como el secretario adjunto del Episcopado Colombiano, padre Pedro Mercado, dijo que la eutanasia no es un derecho fundamental sino que, por el contrario, constituye un grave atentado contra la sacralidad de la vida humana. En un carta enviada al Ministro de Salud, el sacerdote alega que esta dependencia “no puede llevar a cabo la reglamentación de la eutanasia porque no existe una ley del Congreso sobre esa materia” y que “así lo ha reiterado recientemente el Consejo de Estado”. Añade que la nueva reglamentación viola gravemente los derechos a la vida, a la libertad religiosa y de consciencia consagrados en la Constitución.  Por su parte, el procurador General, Alejandro Ordóñez, ha reiterado que la Sala de Revisión de la Corte Constitucional transformó un procedimiento que “era justificación excepcional y condicionada para el delito de homicidio por piedad... en una obligación de los médicos y del sistema de salud”. Otra cosa piensa en la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente, cuyos directivos consideran que la Resolución del Ministerio de Salud es una buena salida a una tarea   que el Congreso de la República no ha ejecutado en 18 años, ya que la eutanasia fue despenalizada en Colombia desde 1997. A su vez, el titular de esa cartera, Alejandro Gaviria, advirtió que el procedimiento sólo se podrá aplicar a personas mayores de edad que hayan expresado su voluntad por escrito. El médico que haga una eutanasia sin cumplir esos requisitos incurriría en homicidio “Si el paciente ha expresado previo a la enfermedad la necesidad de la eutanasia, se le podrá practicar; lo que no hacemos es que un tercero pueda decidir por el paciente, este caso es complejo y eso deberá definirlo el Congreso”, planteó el Ministro. Por ello precisó que “por el momento, la familia no podrá exigir el procedimiento si el paciente no ha expresado su voluntad”. Otro punto en discusión es el de la mayoría de edad, por el cual el presidente de la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral, Acemi, Jaime Arias, aseguró que la emitida el pasado viernes no es completa. 

Dice AcemiEl presidente de la  Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral, Acemi, Jaime Arias, le solicitó al Gobierno  que revise el cumplimiento de la norma y de los sistemas de información de la misma, además de mantener un debate académico sobre lo que puede estar faltando con la Resolución.
Dice el Ministro El ministro de Salud,  Alejandro Gaviria,   dejó claro que en caso de que la persona no sea consciente, no puede aplicarse la eutanasia y el médico que lo haga incurriría en homicidio. Agregó que  se llama  muerte digna  porque solo se aplica a pacientes terminales y no a quienes, por ejemplo, sufran de enfermedades degenerativas.

Cómo analiza la resolución expedida por el Ministerio de Salud?

¿Cuál es la esencia de muerte  con  dignidad que ustedes promueven?

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad